::::

lunes, julio 30, 2007

Opinión. Germán Robles

Cuarta República
Germán Robles
30 de julio de 2007

Guadalajara 2011: Plataformas políticas a costa del deporte y los ciudadanos

Primero Emilio González se colgó sin mérito alguno las medallas que le dieron a Jalisco el primer lugar en la olimpiada nacional; el deporte estatal ha demostrado su liderazgo en los últimos años, olimpiada tras olimpiada, eso lo convirtió en un jugoso y apetecible botín político para el panismo, quién no tardo en capitalizarlo con la campaña mediática “Jalisco es uno” (sic) estrategia publicitaria a cargo de Herbert Taylor y pagada por los contribuyentes a quienes les sale muy caro el hinchazón de pecho provocado por el orgullo de decir ¡OH, sí Jalisco es u-no!, como una manera de autoengaño pues sabemos que Jalisco ya perdió su liderazgo y competitividad a nivel nacional y que el gentilicio sólo sirve como expresión cerril e idílica para ganarle con malas artes territorio a Colima por ejemplo .

En prensa escrita y carteles ya podemos ver también la imagen de Alfonso Petersen como principal beneficiado político de los próximos juegos panamericanos Guadalajara 2011, la propaganda de la comuna tapatía en medios giran desde ya en torno a Petersen y la promoción de los juegos, todos ellos saludan con sombrero deportivo ajeno. Eduardo Rosales Castellanos actual dirigente del PAN Jalisco así como su comitiva enquistada en las regidurías y puestos de primer nivel del ayuntamiento están apostando al tema deportivo como plataforma para lanzar al ex secretario de salud (de dudosos manejos administrativos) a la gubernatura en el 2012 aprovechando además el perfil natural que le da ser alcalde de la capital.

En el caso de Emilio González la apuesta de lucrar y sesgar los meritos deportivos (ajenos) de jóvenes -quienes son garbanzos de a libra y que su principal apoyo son ellos mismos- podrá alcanzarle como una de las plataformas hacia la presidencia de la república 2012, que junto con el actual secretario de go-bernación Ramírez Acuña serán los hombres que abanderarán el panismo nacional aclamando tomar mano por Ja-lisco. Y aunque por increíble que suenen sus nombres para tan (des)prestigiado cargo nacional y aún con la ponderable y férrea competencia, no podemos desestimarlos; no en un tiempo donde cualquiera puede ser presidente (incluso Felipe Calderón) y donde los peleles son impuestos de tal suerte que tanto FRA como Emilio cubren muy bien ese perfil.

Si bien Petersen concluye su periodo en el 2009 él llevará todo el control político y mediático de la justa panamericana, se dejará la estafeta en el periodo entre 2010 y 2012 a un alcalde de bajo perfil que sea manejado por Rosales Castellanos y sea de las simpatías del promotor de la Villa olímpica en el tradicional parque Morelos. Petersen trabaja a marchas forzadas y a contrarreloj para explotar un capital publicitario como pocos, pero también de su desempeño depende su fututo político o declive, y para muestra de que las cosas no le van bien basta un parque llamado Morelos donde no ha podido aún tomarle el pelo a los vecinos y un escándalo que le destapo la auditoria superior de la federación por malversación de millonarios fondos durante su traspié por la SSJ y de los cuales la ASF aún tiene pendiente liberar responsabilidad, si la auditoria comprueba responsabilidades, el PAN de Herbert Taylor tendría un botín de información para chantajear y controlar a Petersen Farah como cualquier implicado que se relacione con este y pretenda ser competencia interna para Emilio González y su gente ávida de saciar sus fauces de mezquindad y puestos públicos prometidos para el devenir.

A pesar de las lluvias en la ZMG que han provocado una decena de muertos en la última semana, se mantiene el dicho de que dios castiga sin pala y sin cuarta, a los ciudadanos parece pesarles un mal mucho mayor y es el castigo de su pésima y frívola clase política; quienes en un tour político familiar visitaron tierras cariocas para recibir la estafeta de los próximos juegos panamericanos en Guadalajara, una treintena (al menos) de funcionarios de primer nivel estatal, entre ellos 8 diputados locales entre los que encontramos a viajeros frecuentes cuyos puntos les hacen ganar millas presupuéstales, en la lista de pasajeros están entre otros los perredistas Samuel Romero y ¡oh sorpresa! también Carlos Orozco Santillán portavoz obradorista de la aus-teridad valiente y doliente crítico del aeropuerto internacional de Guadalajara cuya vergüenza debe de maquillarse para recibir al turismo de élite quién trae divisas a la ciudad, cuyas rutas de paseo serán trazadas para el comercio olímpico, ocultando a los prietos que hay en el parque Morelos y el centro a cambio de una frívola Villa, claro enajenando a la Guadalajara tercermundista de los pobres de la vista de turistas y atletas, la cuál sufre de problemas de infraestructura hidráulica que provocan muertitos.

No estaría demás hacer una petición al IFAI (no creo que el ITEI jalisquillo pueda responder) para que nos muestre las bitácoras de vuelo donde viajo la ilustre comitiva estatal, así como las facturas de gastos diversos de hospedaje, transporte, alimentación, servicios jurídicos, entre otros. Seguro que la sorpresa sería mucho mayor a darnos cuenta de la verdadera cantidad de ocupantes, coludos y el despilfarro, sería más de lo que se presume en medios.

La experiencia histórica de albergar justas futboleras u olímpicas en México es más bien amarga y no hay emotividades deportivas que la puedan disimular. En el 68 la justa olímpica fue precedida de una matanza estudiantil en Tlatelolco, vimos nacer al ridículo impuesto de la tenencia y un sinnúmero de vicios ocultos por parte de distintos gobiernos durante el México 70 y 86 a causa los mundiales de fútbol. Bueno, todavía estamos a cuatro años de los panamericanos y el despilfarro de recursos ya comenzó, -así como la estúpida geopolítica deportiva que provocarán mas que beneficios daños y conflictos sociales-, como la de construir una Villa que elimina la participación social y busca una limpieza étnica, para abrir paso a malls, cafés y comercios fashion con vista al parque.

Si bien estos vicios no son endémicos de estas latitudes, la población jalisciense es víctima de la despolitización y la desinformación. Es sumamente vulnerable a los abusos de poder, a la injusticia, al nepotismo, a la falta de transparencia; al fanatismo clerical que ofician los propios gobiernos panistas. Pero la cuestión no termina allí, existe también un descontento social que emerge paulatinamente, que mezclados con demandas e injusticias sociales crean un caldo de cultivo poco encomiable y muy riesgoso sobre todo para una autoridad panista que ya demostró su intolerancia y tacto de elefante para contener manifestaciones sociales, se suma a ello los tiempos turbulentos a nivel nacional provocados por Calderón.


El 28 de mayo de 2004 hubo una brutal represión en Guadalajara con motivo de un evento internacional, la ciudad se convirtió en un bunker; para los juegos del 2011 seguramente volverá a suceder lo mismo; el gobierno pretende enmascarar a una ciudad dando una imagen que no tiene, y la tentación represiva siempre estará presente, pues siempre habrá grupos y organizaciones civiles que aprovecharán la vitrina deportiva para hacerse escuchar. Ese es uno de los excesos más riesgos cuando vienen este tipo de eventos y muy pocos lo advierten. Al tiempo; que haya juegos, muy bien, sólo cuestionemos ante todo ¿a beneficio real de quién? Lo que no debemos permitir es que para su efecto se pisotee a los ciudadanos como ya se comenzó a hacer.


Analista político

roblesg2@gmail.com

No hay comentarios.:

radioamloTV