::::

sábado, marzo 31, 2007

Castresana: la justicia mexicana fue insuficiente para juzgar a Echeverría

La voluntad política se quedó en discursos partidistas, considera el fiscal español

La Suprema Corte perdió una oportunidad histórica de castigar crímenes de lesa humanidad

El fiscal Carlos Castresana ofreció una conferencia a alumnos del de Monterrey campus Guadalajara Foto: HECTOR JESUS HERNANDEZ

JUAN CARLOS G. PARTIDA

El fiscal español Carlos Castresana dijo que aunque muchos de los delitos de la guerra sucia en la década de los 60 y 70 en México podrían ser atraídos por una corte internacional, motivado sobre todo por la “insuficiente justicia” que se ha dado en México en el proceso del ex presidente Luis Echeverría, la realidad es que existen casi nulas posibilidades de que eso suceda. “Incluso si hoy, en 2007, se hubiera ventilado el caso Pinochet, es probable que no se hubiera podido dar su juicio y detención, como sucedió hace años”, dijo ayer por la tarde en una conferencia ante estudiantes del Tec de Monterrey, campus Guadalajara.

El fiscal, famoso por haber llevado a juicio a Pinochet, dijo que a nivel mundial hay muchísimos casos que están en lista de espera de procesos en cortes internacionales, pero que una cosa es la cuestión legal que permitiría la atracción de casos de lesa humanidad, como en el que cabría Echeverría, y otro los hechos, pues “desde 2001 las condiciones han retrocedido” y ejemplificó que hoy no habría sido posible privar de su libertad 500 días a Pinochet, como lo hizo el Reino Unido en su momento.

“Si la política en los casos sensibles incide a nivel país, a nivel internacional mediatiza la justicia. En la mayoría de los casos los criminales internacionales han sido antes derrotados por las armas, y son escasísimos los casos donde no han sido previamente vencidos; el caso Pinochet, que era un “triunfador”, fue de los pocos pero normalmente el que gana se gana entre otras cosas la impunidad, y ésa es la realidad”, afirmó.

_Qué le han parecido las resoluciones que ha tenido el sistema de justicia mexicano, específicamente en el caso de Luis Echeverría?

–Insuficientes.

Castresana afirmó que en su momento la Suprema Corte de Justicia perdió una “enorme oportunidad” de señalar la naturaleza imprescriptible de los crímenes de lesa humanidad, como el caso de la matanza de Tlatelolco, y que la voluntad política simplemente se quedó en discursos partidistas, lo que impidió sancionar a responsables de asesinatos y desapariciones como las del 2 de octubre de 1968, la del Jueves de Corpus, en 1971, además de la llamada guerra sucia, lo que evidencia claras y profundas reticencias en el país a las convenciones internacionales que habrían servido para sancionar a quienes desde el poder cometieron dichos delitos.

Durante la conferencia, el hoy fiscal para la Represión de los Delitos Económicos Relacionados con la Corrupción criticó cómo a nivel nacional en Estados Unidos, e incluso internacional, violaciones muy claras al derecho son pasadas por alto, como el caso de la prisión de alta seguridad que ese país tiene en Guantánamo, Cuba, donde además las violaciones a los derechos humanos de los reclusos son constantes.

Guantánamo, dijo, es un desafío a la comunidad internacional, de impunidad, pues se saltan las leyes con todas las consecuencias, sabedores de que eso no va a producir ninguna reacción ni en la comunidad jurídica internacional y mucho menos en la estadinidense, que con esa actitud contraviene el espíritu que impulsó Roosvelt al término de la segunda guerra mundial, cuando se decidió procesar legalmente a los hitlerianos a pesar de los “12 millones de civiles muertos en su retaguardia”.

Por otra parte, afirmó que en México la tortura es un mal endémico, tan extendido como en la España de la dictadura franquista, pero que esa práctica no podrá ser dejada atrás mientras el Poder Judicial continúe admitiendo pruebas obtenidas con base en ella.

“Eso es lo que hay que hacer aquí, los juristas tienen esa responsabilidad, si los tribunales no están haciendo su trabajo cuestionémosles, porque si el policía sabe que con ese método obtiene una declaración válida, lo va a seguir haciendo toda la vida”, respondió.

Finalmente, Castresana convocó a los jóvenes universitarios que acudieron a su conferencia a tratar de ser más participativos en los cambios que deben darse en la sociedad, si no a través de los partidos políticos porque no les gustan, sí en asociaciones civiles u organismos no gubernamentales, porque “no creo que la resignación tenga lugar en este mundo en que vivimos”.

No hay comentarios.:

radioamloTV