::::

domingo, diciembre 31, 2006

Aprobó el Congreso del Estado de manera unánime la Ley sobre los Derechos Indígenas

- La norma reconoce el derecho de los pueblos autóctonos a la libre determinación y autonomía

- El decreto establecerá la creación de una Comisión Estatal Indígena compuesta por tres instancias

CECILIA DURAN - La Jornada Jalisco 31/12/06

La espera de doce años culminó con la aprobación de la Ley sobre los Derechos Indígenas del Estado de Jalisco. Por eso no importó que los representantes de algunas comunidades indígenas jaliscienses que fueron enterados en su momento que el dictamen sería sometido a voto ayer en la última sesión del año del Congreso del Estado, se quedaran a esperar su aprobación desde el viernes, en unas últimas 24 horas que también dieron tiempo para que llegaran grupos de indígenas que se oponían a lo que finalmente fue admitido de manera unánime por el pleno Legislativo.

Los indígenas esperaban que la aprobación se realizara el viernes en una sesión programada a las 10 de la mañana. Sin embargo, los diputados la cambiaron para la tarde por falta de acuerdo entre las fracciones parlamentarias en determinados temas. Alrededor de las 18 horas les informaron que comenzaría en la noche y les pidieron que se retiraran a sus respectivas comunidades y pueblos. Mientras esperaban en la entrada del recinto legislativo, les avisaron que la sesión era nuevamente suspendida para el sábado a las 12 horas.

Finalmente ayer, pasadas las 16 horas comenzó la reunión legislativa en la que se aprobó la ley que reconoce el derecho de los pueblos indígenas de Jalisco a la libre determinación y autonomía para decidir sus formas internas de convivencia y organización social, economía, política y cultural, aplicar sus propios sistemas normativos en la regulación y solución de sus conflictos internos. Igualmente prevé que podrán elegir a las autoridades o representantes para el ejercicio de sus formas propias de gobierno interno.

Fomenta el desarrollo de los pueblos indígenas al establecer como obligación del Estado el impulsar la creación de industrias rurales y comunitarias, así como las actividades tradicionales y de subsistencia.

Establece la creación de una Comisión Estatal Indígena, que sustituirá a la Procuraduría de Asuntos Indígenas y estará compuesta por tres instancias. Tendrá un director que será nombrado por el gobernador del Estado, un Organo de Gobierno, integrado por secretarios del gobierno del estado (Salud, Educación, Desarrollo Social, Turismo) el director general de Coplade y un Consejo Consultivo, compuesto por 40 representantes de las diferentes comunidades indígenas de Jalisco. También lo conformarán miembros de universidades y asociaciones civiles y delegados de los gobiernos municipales de donde están asentadas las comunidades.

“La idea es que las comunidades indígenas expongan sus requerimientos a la comisión, que traigan sus aportaciones y necesidades y éstas se jerarquicen y que toda esta información pueda llegar a los órganos de gobierno de manera que los presupuestos sean etiquetados y que puedan llegar a las comunidades”, dijo el diputado panista Mario Reyna Bustos, promotor de la ley y presidente de la Comisión de Asuntos Indígenas del Congreso del Estado.

La comisión dispondrá de un presupuesto de un millón y medio y sus funciones consisten en asegurar que los recursos sean efectivamente consignados a las comunidades indígenas y darle seguimiento a los proyectos.

Con esta ley, dijo el diputado panista Mario Reyna Bustos, promotor de la misma, el gobierno del estado se verá obligado destinar n presupuesto especial para garantizar el desarrollo de los pueblos indígenas y a facilitar el acceso a la educación a través de becas destinadas para los indígenas que quieran continuar con sus estudios en la educación media y superior. También marca como obligación del estado y de los municipios de crear proyectos productivos, financiamientos, asesorías y capacitación técnica.

Reyna Bustos reconoció que aún existen comunidades que están en desacuerdo con la aprobación de ley, como por ejemplo la comunidad norteña de Santa Catarina, pero confía en que cuando perciban el beneficio en los demás pueblos de la región, acepten la ley.

“La ley indígena se estuvo trabajando durante más de 12 años, se presentaba en el Congreso pero no se aprobaba. En esta ocasión se discutió en todas las comunidades para hacer una ley que fuera para Jalisco, porque había una vertiente que nos pedía que hiciéramos válidos los acuerdos de San Andrés en Jalisco”, expresó Saúl Palacios Ramos, comunero indígena de Cuzalapa del municipio de Cuautitlán de García Barragán.

Nosotros pensamos que es una realidad bastante diferente, agregó, porque San Andrés tiene una forma de organización muy diferente y los pueblos indígenas de este estado tienen culturas muy particulares. Por lo tanto quisimos hacer esta ley de acuerdo a los usos y costumbres de nuestras comunidades.

“Pero no tenemos la falsa expectativa de que la ley va a cubrir todo. En su momento deberemos valorar las modificaciones que sean necesarias porque una ley siempre es perfectible”.

Para Francisco López Carrillo, procurador de Asuntos Indígenas, la ley es importante porque “vamos a tener a los consejeros urbanos, y ellos serán los encargados de hacer las propuestas de trabajo y considerarán las necesidades prioritarias”.

No hay comentarios.:

radioamloTV