::::

domingo, marzo 09, 2008

Opinión - Jorge Gomez Naredo

El PRD Jalisco

Jornada Jalisco

En Jalisco, la izquierda partidista tiene muy poco de izquierda. El Partido de la Revolución Democrática (PRD) a nivel estatal se vislumbra sin pies ni cabeza ni ideología. Muchos de sus miembros buscan obtener puestos públicos para, desde ahí, continuar escalando sin mirar hacia lo más importante: los ciudadanos. Varios “líderes” del PRD Jalisco poco hacen por entender la complejidad de los problemas sociales. Se pacta sin tomar en cuenta lo que se piensa abajo, ahí donde está la gente humilde, donde habita la carestía, la pobreza y la injusticia.

En la declaración de principios del PRD se lee claramente: “El Partido de la Revolución Democrática se propone recoger las aspiraciones, intereses y demandas de la ciudadanía, en especial de quienes sufren la explotación, la opresión y la injusticia. Se compromete con las mejores causas del pueblo, de la nación y sus regiones, para construir una sociedad justa, igualitaria y democrática que tienda a suprimir la explotación del hombre por el hombre”. ¿El PRD en Jalisco cumple con estos principios?

A diario en la entidad se cometen incontables injusticias: hay desempleo, falta de oportunidades, sueldos míseros, pobreza, gente que vaga por las calles sin comer, sin tener sustento, poseyendo nada. Hay racismo y discriminación; una Zona Metropolitana que poco a poco se vuelve más insoportable para habitar; se edifican grandes pasos a desnivel pero no se mejora el sistema de transporte público, el cual es caro y deficiente; hay desazón, irritación y enojo de buena parte de la sociedad, ¿y el PRD, dónde está?

La gente sale a las calles (no mucha, claro está), se manifiesta, grita y trata de expresarse, y pocas veces el PRD está ahí, escuchando. Es escaso el trabajo de base, de estar en contacto con el pueblo. Poco se informa y poco se trata de concientizar a la población de las injusticias que se viven a diario. Todo se soluciona desde arriba, en los grandes salones de las oficinas gubernamentales o en los restaurantes “finos”, “de moda” y renombre. ¿Y el contacto con la gente?

Las elecciones para elegir al próximo presidente del Comité Directivo Estatal del PRD se celebrarán el próximo domingo. Y parece ser que la dinámica, gane quien gane, continuará igual. ¿Por qué no se plantea un partido verdaderamente de izquierda?, ¿por qué no se reflexiona sobre los problemas que aquejan a la sociedad?, ¿por qué no se debate el papel de la izquierda partidista en la entidad?

Hace algunos días el niño Miguel Angel López Rocha cayó al río Santiago; se intoxicó de arsénico y semanas después feneció. Era pobre, vivía con su familia pobre y habitaba una colonia poblada por gente pobre. Es decir, era producto de la injusticia que se vive en Jalisco y que tiene responsables. Se supondría que el PRD debería haber alzado la voz, sensibilizarse, estar con las causas de los que tienen poco o carecen de todo. Pero no sucedió. No hubo apoyo y se hizo nada por castigar a los culpables de la muerte de Miguel Angel.

Jalisco necesita un partido de izquierda, pero no una izquierda hecha a la medida de la derecha, sino una izquierda que se interese por los conflictos y la problemática de las mayorías. Que esté abajo, con el pueblo, siempre al tanto de lo que sucede. Que sea más importante la junta con la comunidad que no tiene agua o a la cual se le violaron sus derechos humanos que la reunión (con opípara comida incluida) con el gobernador o con el empresariado. El PRD en Jalisco necesita estar con la gente, no con la intención de ganar más votos, sino con la mira puesta en mejorar la situación económica de millones de personas: lo esencial es hacer de Jalisco un estado más justo e igualitario, donde la derecha deje de gobernar y de cometer las atrocidades que a diario realiza.

Quizá una utopía, un sueño. Quizá. Pero con el PRD o sin el PRD, la sociedad necesita organizarse y manifestarse. Y es ahí donde radica lo más importante. Porque, como alguna vez lo dijo la senadora doña Rosario Ibarra de Piedra, para que México cambie se necesita “pueblo, pueblo, pueblo y más pueblo”. Y si el PRD no quiere estar con el pueblo, allá ellos. Y si el PRD se perpetúa como un organismo político supeditado al gobierno en turno y se olvida de ser oposición, allá ellos; y si en el PRD se hacen fraudes electorales internos y sus líderes más parecen empresarios que luchadores sociales, allá ellos; y si el PRD no apoya la organización de la sociedad y, al contrario, la obstaculiza, allá ellos; y si el PRD en Jalisco olvida esos párrafos que se mencionan en sus principios: “El PRD se asume como un partido de izquierda”, allá ellos. Ojalá algún día, en Jalisco se tenga un partido de izquierda. De verdadera y legítima izquierda. Ojalá.

jorge_naredo@yahoo.com

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2008::

No hay comentarios.:

radioamloTV