::::

martes, noviembre 28, 2006

Comentario desde abajo 28/11/2006

Camilo Ná
Hoy se confirmó lo confirmado hace tiempo ya: será Francisco Ramírez Acuña el secretario de gobernación en el gabinete de Felipe Calderón. En días pasados hubo críticas desde distintos sectores por la inminente designación del ex-gobernador jalisciense. Hubo perredistas, priístas, ONGs, ciudadanos en general y hasta panistas que mostraron desagrado y preocupación ante tan anunciada decisión, pero Calderón se mantuvo en su empecinamiento..., y lo tenía que hacer: Ramírez Acuña fue el único que se jugó el pellejo por el ahora presidente espurio cuando nadie, absolutamente nadie, lo pelaba. Una deuda se paga, y se pagó. Además, en el círculo cercano a Calderón no desagrada dicha designación, pues todos van por la mano dura, la mano firme, la mano manchada, la mano llena de sangre. Su objetivo es apagar las voces de disconformidad a través del tolete, el gas lacrimógeno y la represión. No es extraño, para nada, que en estos últimos días las acciones represivas en Oaxaca se hayan recrudecido, pues quien ya está al mando de las operaciones no es el gobierno foxista, sino el calderonista. Calderón y su equipo de trabajo, en conjunto con el asesino Ulises Ruiz, mandaron reprimir y desalojar a los miembros de la APPO de Santo Domingo. Y no sabemos qué más vendrá, pero reinará, con Ramírez Acuña, la intimidación, la represión y la guerra sucia.

Por otro lado, a cientos de kilómetros de Oaxaca, en el recinto de San Lázaro en la ciudad de México, los diputados del PAN comenzaron a cumplir su promesa de llevar a cabo la toma de posesión del espurio “cueste lo que cueste”: secuestraron la tribuna y golpearon y empujaron (a todos por igual, mujeres y hombres) a quien se lo tratara de impedir. Por su parte, los legisladores del PRD trataron de liberar la tribuna, pero han sido repelidos y agredidos por los que se dicen pacíficos (gases lacrimógenos y demás lindezas de los “defensores del estado de derecho”); que extraño es que de los lesionados, ¡todos!, hayan sido del PRD. Los panistas están preocupados y han perdido la cabeza, pues han querido tomar la tribuna cuando el PRD ni siquiera lo intentó. Las televisoras han mentido en todo momento, diciendo que fue el PRD quien tomó la tribuna, pero, ¿qué podemos esperar de esos mentirosos hipócritas?

Sin embargo, lo que queda claro es, en principio, la representatividad que han tenido (y muy pocas veces la han obtenido) los diputados del PRD. Hoy (como cuando se tomó la tribuna en el frustrado último informe de Vicente Fox) uno se puede sentir orgulloso de ellos. Por otro lado, se ha demostrado que México no es un paraíso, que hay disconformidad y que el fraude no se olvida, como no se olvida la campaña de odio que dividió (aún más) al país; tampoco se olvida la hipocresía ni el cinismo panistas. Donde sea que tome posesión Calderón (estaría bien que fuera en el zócalo, ¿no?, para que viera el verdadero apoyo popular que tiene, pero ahí, señores, no lo dudemos, peligraría su vida: con el pueblo indignado no se juega), será gracias a un dispositivo de seguridad inmenso y, claro, tomará posesión como lo debe hacer un espurio intolerante y cínico: con la cola entre las patas.

No hay comentarios.:

radioamloTV