::::

miércoles, noviembre 29, 2006

Comentario desde abajo 29/11/2006

Camilo Ná
El caso Echeverría: el arte de la simulación o cómo hacer, en unos días, una cortina de humo.

Nuevamente el caso Luis Echeverría funge como cortina de humo, ahora para ocultar o distanciar la atención de la violación a los derechos humanos en Oaxaca y al inminente caos producido por la toma de posesión de Felipe Calderón. Se le encarcela, pero no pisa la cárcel; se juzga, pero siempre el ex-presidente asesino gana los juicios, es decir, atole con el dedo a través de mediáticas bombas para que la población se diga: “ah, no pos sí, este gobierno sí cumple”. Solamente son pantallas, simulaciones, hipocresías. No se tocará a Luis Echeverría porque el gobierno del PAN se ha coaligado desde tiempo atrás con la más putrefacta escoria del priísmo. Además, ¿por qué el PAN desearía hoy tocar a uno priísta simbólico, en estos momentos en que, con tantas ansias, necesita el apoyo del tricolor? No nos engañan: quieren desviar la atención, pero sabemos de antemano que las leyes, en sus vericuetos, tendrá siempre la absolución del asesino Echeverría.

Los medios de comunicación: mentir, mentir y seguir mintiendo.

El PAN tomó la tribuna en San Lázaro, pero los medios de comunicación tradicionales han repetido: “es culpa del PRD”. Además, se indignan y gritan (a través de sus mediocres presentadores) que es una desgracia, una desvergüenza, una verdadera afrenta. Es decir, ellos, los medios, se sienten impolutos, llenos de pureza, con la voz de la buena moral; criticando a los sucios, a los “hüevones”... Cosas de la vida..., las empresas más corruptas del país, ahora juzgan y establecen los conceptos de la buena moral y el buen comportamiento. Sin embargo, hay mucha gente que les cree a rajatabla, por ello, una de las labores fundamentales de la resistencia civil es contrarrestar a dichos medios. Se necesita participación y, en especial, creatividad y entusiasmo.

Ante la represión e intolerancia panistas, la lucha pacífica y la organización.

En Oaxaca se están violando los derechos humanos y hay una cacería atroz contra los miembros y simpatizantes de la APPO. Es el rostro de Francisco Ramírez Acuña, porque quien ordenó la represión, la tortura y el traslado de los presos políticos a Nayarit y Matamoros fue el ex-gobernador jalisciense. Tiempos difíciles nos esperan, pero bajar la guardia ahora sería dar nuestro brazo a torcer; no cedamos y luchemos. Todos al zócalo el viernes 1° de diciembre. El espurio Felipe Calderón y sus huestes de asesinos y represores no se van a burlar de nosotros. El pueblo, señores, es mucha pieza.

No hay comentarios.:

radioamloTV