::::

lunes, octubre 29, 2007

Cristina Fernández de Kirchner gana la presidencia de Argentina


Primeros resultados oficiales le dan más de 40% de votos; no habrá segunda vuelta

Llama la esposa del actual mandatario a reconstruir el tejido social e institucional del país

Lavagna, segundo lugar con 21 por ciento de votos; Elisa Carrió, desplazada al tercer lugar

Stella Calloni (Corresponsal)

Buenos Aires, 28 de octubre. La candidata del oficialista Frente para la Victoria, Cristina Fernández de Kirchner, esposa del actual presidente argentino, Néstor Kirchner, se impuso en las elecciones presidenciales celebradas este domingo con más de 42 por ciento de los votos en favor y 20 puntos porcentuales por encima de su más próximo contendiente, que le permiten eludir la convocatoria a la segunda vuelta, según los primeros resultados oficiales.

Acompañada en la fórmula por Julio Cobos, disidente de la Unión Cívica Radical (UCR), Fernández de Kirchner se proclamó ganadora de los comicios en punto de las 22 horas de Buenos Aires (19 horas de México).

En su primer mensaje, la ganadora de los sextos comicios posteriores a la dictadura (1976-1983), dijo que los votos depositados en su favor constituyen la mayor diferencia entre el primero y segundo lugar que se haya dado desde el retorno de la democracia en 24 años, pero también tendió la mano a sus contendientes, incluidos aquellos que “nos agraviaron o descalificaron”, para reconstruir el tejido social e institucional del país.

La virtual presidenta electa rescató la figura de Cobos y la concertación plural que construyó el Frente para la Victoria sobre “antinomias, frustraciones y autodestrucciones”.

Fue en ese contexto en el que recordó la difícil situación de “fragmentación y enfrentamientos” en que llegó al gobierno Néstor Kirchner hace cuatro años.

Junto a la vencedora estuvo el todavía vicepresidente Daniel Scioli, ahora virtual gobernador electo de la provincia de Buenos Aires, donde arrasó con más de 50 por ciento de los votos.

Esta elección es histórica porque Fernández de Kirchner es la primera mujer electa para la presidencia, producto de una carrera política propia que comenzó en 1985. Cuatro años más tarde se convirtió en diputada para desempeñar un papel relevante al frente de diversas comisiones y finalmente llegó al Senado. En sus años de estudiante militó en la Juventud Peronista (justicialista), pero tras el establecimiento de la dictadura en 1976 se refugió con su esposo en la provincia de Santa Cruz, tierra natal del mandatario saliente, y donde el oficialismo ganaba esta noche con más de 60 por ciento de los votos.

En el segundo lugar de la presidencial estaba –hasta el cierre de esta edición– el ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, de la alianza para Una Nación Avanzada (UNA), que reúne a seguidores de los ex presidentes Eduardo Duhalde y Raúl Alfonsín, del justicialismo opositor a Kirchner, así como a la centenaria Unión Cívica Radical. Ubicada en el tercer sitio estaba Elisa Carrió de la Coalición Cívica, que agrupa derechas, conservadores, radicales y socialistas.

Pese a que las encuestas previas a los comicios daban el segundo lugar a Carrió, Lavgna se adelantó con 21 puntos porcentuales contra 19.

Lavagna recogió un buen caudal de votos en la provincia de Córdoba, donde llega en primer lugar con algunos puntos de diferencia sobre Fernández de Kirchner.

En esta capital –de vieja raigambre antiperonista– se impondría Carrió con algunos puntos de diferencia sobre la esposa del presidente.

Lo mismo pasaría en la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe, donde es fuerte el sector socialista que la acompaña, pero a nivel provincial, como en Entre Ríos y otros distritos importantes, se impone Fernández de Kirchner.

Alrededor de las 23 horas de Buenos Aires, Carrió dio una conferencia de prensa para señalar que no reconocería el triunfo hasta que no estuviera el cómputo electoral completo.

Asimismo, se quejó de que “enfrentamos numerosos obstáculos en el camino; más de los convenientes en una democracia”.

En contraste, Lavagna admitió el triunfo de Fernández de Kirchner y dijo que “no hay peor batalla que la que no se da. Peleamos con convicción y coraje. Tenemos las manos limpias. La dimos rescatando partidos históricos, los partidos que le supieron dar al país momentos de mucho progreso”.

A juzgar por los resultados, esta fue la elección de las mujeres porque según las encuestas a boca de urna, siete de cada 10 votantes favorecieron a una mujer, en una lista de 14 candidatos presidenciales. Además, en la provincia de Buenos Aires, en representación de la Coalición Cívica, se colocó en segundo lugar Margarita Stolbizer, surgida de la UCR, pero rebelde en su partido.

Las últimas cifras colocaban en cuarto lugar de las presidenciales al gobernador de San Luis Alberto Rodríguez Saá, con 11 por ciento.

Quien más se destacó en el conjunto de los movimientos de izquierda fue Fernando Pino Solanas, quien obtendría alrededor de dos por ciento.

El reconocido cineasta fue el último en llegar a las listas, pero fue uno de los más perjudicados por la falta de boletas en distintos lugares del país.

Para Proyecto Sur, esta es sólo una experiencia de creación de un movimiento futuro que ha comenzado a tomar vuelo.

En la provincia de Buenos Aires, la más poblada del país, el candidato oficialista Daniel Scioli, acompañado en la fórmula por Alberto Ballestrini, ganaba con más de 50 por ciento, de acuerdo con las primeras tendencias.

Por lo que toca a las otras siete provincias donde este domingo hubo elecciones a gobernador provincial, el kirchnerismo se imponía sin mayores problemas.

A una hora de terminados los comicios, es decir, cientos de seguidores del Frente para La Victoria comenzaron a llegar al hotel de una zona céntrica de Buenos Aires para comenzar a corear consignas de victoria en favor de Fernández de Kirchner, quien esperaba los resultados en ese inmueble.

Los bombos peronistas y la fiesta se instalaron por las calles. Algunos jóvenes se disfrazaron de pingüinos, en alusión al lugar de origen del presidente Kirchner, y cantaron consignas de reivindicación a los que llamaron “la gloriosa JP”, tan golpeada por la dictadura.

Los comicios comenzaron más tarde de lo previsto en algunos lugares debido a la dificultad para integrar las autoridades de mesa.

La dispersión de los partidos políticos tradicionales en un escenario donde el justicialismo y la UCR se diluyeron en por lo menos cuatro o cinco fórmulas, originó la falta de fiscales partidarios.

Denuncian saqueo de boletas

En el transcurso del día las radiosifusoras de Buenos Aires recibieron cientos de denuncias de anomalías, principalmente relacionadas con el saqueo de boletas de la oposición.

Esta noche algunos opositores como Rodríguez Saá anunciaban que se presentarían más denuncias sobre irregularidades y había tensión en la sede de campaña de la Coalición Cívica que acusaban lentitud en los resultados en lugares donde Carrió contenía la mejor votación. Esto presagia una serie de complicaciones poselectorales.


::Apoyando al Peje en 2007::

No hay comentarios.:

radioamloTV