::::

viernes, agosto 07, 2009

Seguimos en Oaxaca

Polimnia Romana

SDP Noticias

Tiene poco más de 9 años, un ojo morado y el cabello seco y enredado. Las chanclas le quedan grandes y tropieza a cada paso, su ropita sucia y rota apenas la cubre del aironazo que baja del peñasco. Se llama Alma. Cuando te mira parece que sus ojos están vacíos, irónicamente, sin alma. Su mamá trabaja en la ciudad y de su papá nadie le da razón. Su abuelita con trabajos la cuida y la alimenta. Su primo grande la golpea con saña. Dejé de hacerle preguntas a la pequeña Alma cuando me contó que un señor le da dinero y la trata "bien bonito". No quise imaginar ya nada. La solución a los problemas de Alma no es aplicar la ley y encarcelar al primo, a la madre o al señor que la toca con "cariño". No sería justo porque ellos son víctimas al igual que la niña. Sin justificarlos, pienso que la situación los ha orillado a actuar de esa manera. Alma no necesita un litro de leche y unos zapatos nuevos, lo que le urge es el cariño y la protección de una familia, y para eso tendrían que suceder muchas cosas en Oaxaca, y en todo México.

Si su padre hubiera tenido trabajo en su pueblo, no se hubiera largado pal otro lado. Si su madre tuviera un trabajo digno no sería sirvienta en el D.F. Si su abuela tuviera atención médica y medicinas no estaría postrada en un petate, y si su primo asistiera a una preparatoria no desquitaría su frustración con la pobre de Alma.El amor, al igual que el odio se potencializan. A partir de una sola acción se desencadenan conductas que se hacen costumbres, para bien o para mal.

Con un gobernador como Ulises Ruiz y un presidente como Calderón sólo se pueden esperar desgracias en Oaxaca y a todo lo largo y ancho del país. Familias desintegradas, jóvenes sin estudios, niños sin porvenir, mujeres solas, ancianos desamparados, campos abandonados, delincuentes y políticos corruptos es lo que han dejado a su paso las políticas económicas neoliberales al servicio del mercado. Cuánto dolor recorre nuestro territorio y cuánto daño a la patria que amamos tanto. Quienes lo palpamos de cerca, con dolor en el alma y por Alma, seguimos luchando por un cambio verdadero. Quienes sabiendo esta situación la ignoran, la ocultan o la disfrazan para seguir explotando al pueblo, no sienten dolor porque no tienen alma.

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Lic. Andrés Manuel López Obrador en 2009::

No hay comentarios.:

radioamloTV