::::

jueves, agosto 06, 2009

La agenda de (Otra) cumbre

Alrededores del Hospicio Cabañas, sede de la Cumbre de Líderes de América del Norte. Foto: César Huerta/Extensión Medios

Jorge Rocha

La Jornada Jalisco

Nuevamente la caótica Zona Metropolitana de Guadalajara será escenario y sede de una cumbre internacional con impacto global. Stephen Harper, primer ministro de Canadá; Barack Obama, presidente de la nación hegemónica en el mundo, y Felipe Calderón, se reunirán en el Instituto Cultural Cabañas este fin de semana en la cumbre de líderes de América del Norte.

Otra vez como hace poco más de cinco años el centro de la ciudad está tomando por policías federales, Ejército y Estado Mayor Presidencial. Además somos testigos de las obras de remozamiento de la zona por donde pasarán los ilustres invitados, de la pinta express de fachadas de casas, del arreglo de banquetas, del bacheo de las calles, del cierre de una parte de la Vía Recreactiva y de la recomendación de las autoridades del estado de Jalisco de no asistir al primer cuadro de la ciudad si no es estrictamente necesario. De todos modos si se intenta pasar el perímetro de seguridad, simplemente no se podrá acceder.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco ya anunció que estará en alerta para evitar en la medida de su competencia la posibilidad de otro “28 de mayo” y algunas organizaciones civiles de la entidad dieron a conocer a la opinión pública que realizarán eventos y reuniones de análisis y reflexión, todo en un clima de paz.

De la reunión no sabemos nada aún y quizá sólo se informe de algunos acuerdos. Nos informaron que la entrada será restringida y que el centro de Guadalajara estará prácticamente amurallado. En la agenda suponemos que se hablará de seguridad hemisférica y delincuencia organizada, del impacto de la crisis económica y financiera; y de las estrategias que tomarán estas naciones para sortearla y generar una acción en bloque como miembros del TLCAN, bromearán sobre el partido de las selecciones de futbol de México y de Estados Unidos el próximo miércoles dentro de las eliminatorias mundialistas y González Márquez, como anfitrión del evento, se tomará la foto con los tres mandatarios. Quizá de refilón se tratarán temas como la migración hacia Estados Unidos, el respeto de los derechos humanos, el impacto del modelo de desarrollo en el medio ambiente, el cambio climático y de la reciente exigencia de visas para los mexicanos que deseen visitar al país de la hoja de maple. Si se llegan a tocar estas agendas, seguramente no será con discusiones de fondo y más bien desde retórica y el discurso políticamente correcto.

Si la agenda de esta reunión se construyera desde abajo y desde las necesidades de la mayoría de las y los que habitamos esta parte del continente, los temas que Calderón, Obama y Harper deberían tocar serían:

La urgencia de aminorar el impacto medio ambiental y el respeto pleno de los derechos laborales de las empresas de origen estadunidense y canadiense que se han asentado a lo largo de nuestro país. La necesidad del capitalismo de abaratar costos en la mano de obra y de externalizar los gastos derivados del cuidado del medio ambiente, han llevado a muchas empresas de estos países a instalarse en México. Para el gobierno local esto es un signo de competitividad y una forma de creación de empleos, sin embargo, queda en entredicho que se respeten los ecosistemas y los derechos de los trabajadores. Lo que hemos visto hasta ahora es que en una buena parte de los casos, estas empresas provocan mayores problemas de los que se supone deberían resolver.

Si efectivamente hay un tratado de libre comercio entre estos tres países y una fuerte integración económica, esta libertad de flujos de mercancías, recursos naturales y capitales, también tendría que trasladarse a la libre circulación de personas, compartir el conocimiento e implementar políticas compensatorias y de ayuda para equilibrar a todos los países que forman parte del bloque, como lo han hecho la Unión Europea. En América del Norte esto no ha sucedido e incluso esta desigualdad es parte de las políticas que alientan los Estados Unidos.

Los tres gobiernos deberían tomar como agenda prioritaria el pleno respeto de los derechos humanos de todas y todos. Tanto México como Estados Unidos, son países donde esta agenda tiene muchos retrocesos y pocos avances. So pretexto del combate al crimen organizado y al terrorismo, ambos gobiernos y sus instancias de seguridad han cometido innumerables violaciones a los derechos humanos. No se puede respetar unos derechos violando otros derechos.

El trato de los migrantes centroamericanos a lo largo de este amplio territorio también debería ser una de las más grandes preocupaciones de estos tres jefes de estado. Las trágicas historias de estas personas que en su recorrido para alcanzar el sueño americano, son víctimas de un sinfín de atropellos, debería ser un tema que debería resolverse con carácter de urgente, implementando políticas de respeto de los derechos humanos.

Es necesario alentar un mayor conocimiento y trabajo coordinado entre organizaciones y movimientos sociales de los tres países. Los estados miembros de América del Norte tendrían que propiciar que la sociedad civil de estas naciones compartiera sus experiencias e hiciera acciones con impacto regional. De hecho ya existen algunas experiencias con sindicatos, grupos ecologistas y de derechos humanos que sin duda fortalecen su labor y amplifican su impacto social.

El pleno respeto de los derechos de los grupos indígenas de la región es otra de las agendas que Obama, Calderón y Harper debería tener como asunto de primer orden. La autonomía de sus territorios y el descubrimiento de otras formas de relaciones sociales fuera del ámbito del capitalismo, pueden ser experiencias que ayuden a vislumbrar un mundo diferente, más justo y respetuoso del medio ambiente.

Obviamente estos temas, desde estas ópticas, no se tratarán ni son parte de sus preocupaciones. No son los imperativos de su agenda, más bien son nuestra agenda, la de Otra cumbre, la de Otro mundo, no la del capitalismo, sino la de un mundo donde quepan todos los mundos. Quizá entonces las cumbres internacionales sólo sirvan para recordarnos que el mundo de la vida y del capital están cada vez más alejados.

jerqmex@hotmail.com



::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Lic. Andrés Manuel López Obrador en 2009::

No hay comentarios.:

radioamloTV