::::

sábado, agosto 15, 2009

La tribuna será usada, no tomada

El perredista tiene claro quiénes son sus aliados, pero advierte que a pesar de su posición política, dialogará con el gobierno

No sé por qué quieren que me deslinde de Andrés Manuel López Obrador, lanza Alejandro Encinas, y ataja los cuestionamientos que hay tras su designación como coordinador del PRD en San Lázaro. Su cercanía con él, asegura, no pone en riesgo su relación con PRI y PAN.

Una bancada de 71 legisladores, asegura, no llevará al PRD a tener una participación testimonial, y sostiene que aún con la mayoría, el PRI “no puede actuar con impunidad” y deberá buscar acuerdos.

Para Encinas, el PRD puede convertirse en un partido “bisagra”, necesario para construir acuerdos, y le recordó al PRI que a diferencia de la Cámara de Diputados, en el Senado no tiene mayoría.

Se visualiza tomando la tribuna de San Lázaro, pero sólo “para subir a debatir con la derecha, defendiendo mis ideas y proponiendo soluciones para el país”.

El ex jefe de gobierno sostiene que su designación como resultado de un acuerdo unitario entre los grupos perredistas “oxigena al PRD” y ayudará a la reforma profunda del partido.

¿Son suficientes 71 diputados para que el PRD impacte en las decisiones de la Cámara de Diputados?
Estoy convencido de que sí, no es un asunto de cantidad, el trabajo legislativo implica calidad y vamos a ser una bancada propositiva y con mucha iniciativa política.

El PRI tiene la mayoría, pero no puede actuar con plena impunidad o de manera unilateral, por razones muy sencillas, a pesar de que tendrá la mayoría absoluta con el Verde, existe el contrapeso entre diputados y senadores, y ahí el PAN es la primera minoría. Esto obliga a la construcción de acuerdos y no sólo a las mayorías mecánicas.

La cercanía con López Obrador ¿podría cerrarte las puertas con PRI y PAN?
Andrés Manuel y yo formamos parte del mismo proyecto político, pero cada quien debe cumplir sus responsabilidades, yo seré el único responsable de mis decisiones. ¡Yo no sé por qué todo el mundo quisiera que me deslindara de López Obrador, si somos amigos y compañeros!, pero cumpliré y discutiremos y debatiremos con PRI y PAN, pero si hay intentos de regresión vamos a ser muy enérgicos.

¿Van a ser la oposición del no a todo?
Vamos a ser la oposición de la propuesta, de la iniciativa política, queremos hacer de la Cámara de Diputados una plataforma no sólo para reconstruir nuestra vida interna, sino para reconstruir la relación con el electoral y construir un proyecto alternativo del país, y vamos a hacer acuerdos de fondo, no sólo a maquillar las cosas.

¿Está dispuesto a sentarse en la mesa del secretario de Gobernación o del Presidente de la República?
No sería la primera vez, cuando fui jefe de gobierno definí mi postura, no reconocí legitimidad en Felipe Calderón, pero como servidor público y como representante popular tengo responsabilidades legales, constitucionales y políticas en el ejercicio de nuestras funciones. Los gobernadores, legisladores y presidentes municipales del PRD mantendremos una relación institucional con todas las dependencias que sean necesarias.

¿Hubo en algún momento el riesgo de que la bancada del PRD se rompiera?
No hubo situación de ruptura para que tuviéramos dos fracciones parlamentarias, pero sí estaba latente la posibilidad de que si nos manteníamos en esta espiral de confrontación, se iba a fracturar, por lo menos la unidad de acción.

¿Amagos?
Ni amagos ni chantajes, independientemente de la elección de la coordinación, yo siempre dije que me iba a mantener en la bancada, esa es una convicción personal, ahora con mayor razón. Después de la lección del fracaso electoral del 5 de julio, tenemos que entender que divididos no tenemos futuro y la fragmentación nos llevaría de regreso a la marginalidad.

¿Hay riesgo de que el Congreso refundacional sea sólo una simulación?
Espero que no, los problemas internos no se resuelven no por las diferencias en la línea política, sino en las prácticas y en las formas en que se toman las decisiones. Después de tener liderazgos muy fuertes que cohesionaron al PRD de origen, ahora ese vacío lo ocuparon las corrientes. Las cuotas eliminaron la organización territorial y terminaron por secuestrar al PRD. Es necesario que el debate se dé desde la estructura territorial del partido.

Liliana Padilla

Milenio


::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Lic. Andrés Manuel López Obrador en 2009::

No hay comentarios.:

radioamloTV