::::

sábado, enero 24, 2009

Ahogados en corrupción

Mónica Pérez Taylor
24 Ene. 09
Mural

En marzo del 2008 Felipe Calderón presentó el Plan Hídrico Nacional 2007-2012 en las orillas de la Presa Endhó, considerada por la Organización de las Naciones Unidas como una de las regiones más contaminadas del mundo. Esta presa, cercana a Tula, Hidalgo, recibe las aguas negras domésticas y residuales de miles de industrias ubicadas en la cuenca del Valle de México, el asentamiento más extenso y poblado del mundo. Ese líquido alimenta al distrito de riego de aguas negras más grande del mundo, con 100 mil hectáreas. Sí, del mundo.

Pero en la presentación de este plan, hace 10 meses, hubo un mal augurio. Los comuneros afectados no fueron invitados a la ceremonia oficial, aún así se presentaron para exigirle a Calderón limpiar el pestilente embalse que les da problemas desde 1952 (MURAL 23/03/08).

Que ahora sí, aseguró Calderón, la Endhó será de aguas limpias. Pero no le creyeron: "¡Mentira! ¡Puras promesas!", le gritaron desesperados, porque desde Salinas a Fox los han defraudado.

"No hay un miembro de una familia de por acá que no tenga cáncer", declaró una vecina de la presa. ¡Justicia! ¡Ya estamos hartos!", decían, al tiempo que empujaban las vallas y Calderón corría hacia el helicóptero que lo sacó de la zacapela. Antes y después del acto, hubo enfrentamientos de comuneros con elementos de la PFP y el Estado Mayor Presidencial que dejaron al menos a 15 descalabrados, entre demandantes y policías.

En México se presentan conflictos hídricos por todo el territorio nacional que han permanecido desatendidos por décadas y de pronto estallan. La red de Derechos Humanos Todos para Todas y Todos documentó, del 2007 a octubre del 2008, al menos 60 casos de criminalización de la protesta social en México, de los cuales 32 tienen que ver con la falta de agua -contaminación e insalubridad- en Jalisco, Hidalgo, Chiapas y Coahuila. Y otros 41 casos están relacionados con la disputa de cualquier otro recurso natural.

El sistema hidráulico nacional está en crisis. Es monumental la tarea de saneamiento y de restauración que se requiere. Se sabe que no serán las acciones de los Gobiernos hacia privatizar la distribución del servicio del agua, asociado con los proyectos de construir grandes represas, la solución sino la profundización de la crisis. Los organismos operadores de agua son ineficientes, con pocas excepciones, porque se usan, a nivel nacional, como botín político, como negocio y agencias de colocaciones para los familiares, socios o amigos.

Y a casi un año de la represión en Endhó (MURAL 21/01/09), la Comisión Nacional del Agua boletinó: "Dadas las políticas de austeridad establecidas por la Secretaría de Hacienda, queda de manifiesto la imperiosa necesidad de que se requiere de servicios de una empresa de gran capacidad con la suficiente experiencia y conocimiento en la reglamentación y normatividad mexicana, a través de una plantilla de asesores y personal de apoyo que tenga la capacidad técnica requerida para poder llevar a cabo las diferentes etapas de los proyectos".

Se refiere a los proyectos a realizarse en Endhó, la cloaca más grande del mundo, y en la Cuenca del Valle de México, obras adjudicadas directamente a Comissa, un grupo de cinco constructoras entre las que están ICA de Bernardo Quintana y Carso de Carlos Slim, monopolios de la construcción favorecidos sexenio tras sexenio.

Pero a ver, a ver. ¿Es que debido a una política de austeridad se contratará a 130 asesores externos con sueldos de 119 mil pesos mensuales, cada uno, y se creará una empresa paralela para que realice el trabajo que se supone debería hacer el personal a sueldo de la propia institución? Uno hubiera pensado que, precisamente en la Conagua, es en donde estaría el personal calificado.

La verdad es que se quiere disfrazar, con un discurso barroco, en este caso, la privatización del agua y de los servicios técnicos y administrativos asociados. El intermediarismo nos sale muy caro y los servicios se precarizan. Lo que sí queda de manifiesto es que la Conagua carece de expertos con capacidad técnica, con conocimiento de la reglamentación y de la normatividad, y se comprueba lo que siempre se ha sabido: que los Gobiernos neoliberales han desmantelado y corrompido a las instituciones, vaciándolas de conocimiento y de sus especialistas experimentados para colocar a sus amigos.

Es crucial e inevitable, en México, el regreso de una férrea rectoría del Estado, por lo menos en los servicios básicos para la sobrevivencia humana, pues vamos marchando firmes al desastre.

No hay comentarios.:

radioamloTV