::::

domingo, marzo 01, 2009

Jorge Gómez Naredo En busca de votos: ley antiaborto

Foto: Cesar Huerta/Extensión Medios

La Jornada Jalisco

¿Por qué discutir un proyecto de ley que prohíbe a las mujeres decidir sobre su propio cuerpo?, ¿por qué hacerlo antes de las elecciones donde se elegirán alcaldes y diputados locales y federales?, ¿por qué los discursos furibundos a favor de la “defensa de la vida” por parte de los diputados panistas?, ¿por qué? La respuesta es simple: para ganar votos.

Jorge Salinas Osornio quiere la alcaldía de Guadalajara, la desea, la anhela, la ambiciona todos los días; se ve como presidente municipal pronto, muy pronto. Pero para lograr sus aspiraciones hay que hacer lo que sea y como sea. Por eso él, actual coordinador de los diputados panistas en el Congreso local, adelantó la discusión de una iniciativa legal presentada (con 53 mil firmas) por una asociación ultraconservadora llamada “Mexicanos por la Vida de Todos”; eso le dio notoriedad al panista. La intención es clara: ganar votos.

El 18 de febrero, Jorge Salinas anunció el “blindaje” de Jalisco contra el aborto: “Jalisco se va a blindar en materia del derecho a la vida en la propia Constitución”. Es decir, todos, desde la “concepción” hasta la muerte, tendremos garantizado el derecho a la vida. La propuesta “ciudadana” intenta modificar el artículo 4° de la Constitución Política del Estado de Jalisco, para que se diga: “Esta Constitución, tutela y garantiza el derecho subjetivo público del individuo a la vida, desde la concepción hasta la muerte natural de las personas que se encuentren en territorio del estado de Jalisco”. Y se agrega: “se entiende por concepción a la humana fecundación del óvulo femenino por el esperma masculino en el vientre materno, dando origen a un nuevo ser humano en la secuencia natural de gestación”. Esto es lo que los diputados del PAN pretenden aprobar: criminalizar en la misma Constitución el derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo.

Y llegó el día: el jueves 26 de febrero, en el Congreso de Jalisco se analizó si se discutiría o no la propuesta que garantiza la vida “desde la concepción y hasta la muerte natural” a toda persona que esté en territorio jalisciense. La presión de los grupos conservadores no se hizo esperar: en varios diarios locales la asociación “Mexicanos por la Vida de Todos” (la cual tiene como logotipo un feto) instó a los diputados a aprobar la iniciativa, ya que ésta fue creada por “el pueblo de Jalisco”. Y prometió votos: “Ustedes saben que respetamos y apoyamos a aquellos políticos que ante el empeño de la palabra otorgada, hacen hasta lo imposible por alcanzar lo deseado legítimamente por la inmensa mayoría ciudadana”. El desplegado finalizó con una velada amenaza: “La ciudadanía está al pendiente de la resolución de esta iniciativa”. Sí, lo que se jugó, además de la iniciativa, fueron votos.

El proyecto de ley se discutirá y aprobará hasta agosto (si no hay otra embestida panista), cuando las elecciones hayan terminado. El tema, pues, se ha planteado y servirá para movilizar a los sectores conservadores de la entidad, además, claro está, podrá ser explotado (“yo prometo aprobar la iniciativa para prohibir en la mismísima Constitución el aborto”) por cada uno de los candidatos panistas a algún puesto de elección popular.

El PAN tiene miedo de perder las próximas elecciones. Los desvaríos del gobernador le han afectado. Su rival, el PRI, ha recuperado fuerzas (mas no ética ni compromiso). Por eso, ante esta situación, el blanquiazul ha optado por movilizar (para ganar votos) a los sectores más conservadores de la población jalisciense. Tan es así, que el precandidato a diputado local por el Distrito XIV, Ricardo Lomelí Famoso, en lugar de regalar gorras y tortas, obsequia rosarios (ilegalmente, pues está penado utilizar símbolos religiosos en campañas políticas). La estrategia es clara: el panismo busca acercarse a los sectores más conservadores. Así se explica claramente por qué el PAN insistió en discutir la iniciativa de ley presentada por la asociación ultraconservadora “Mexicanos por la Vida de Todos”. El objetivo es claro: ganar votos.

El PAN ha sido siempre un partido hipócrita y conservador. Ahora, rumbo a las elecciones de julio de 2009, busca reforzar los lazos con las organizaciones y sectores más retrógradas del estado. Son conservadores que se asumen, cosas de la vida, como progresistas. Basta con escuchar las declaraciones de la presidenta del DIF Jalisco (y esposa del gobernador), Imelda Guzmán, cuando fue a apoyar la iniciativa de ley antiaborto al Congreso local: “Yo vengo a manifestar mi respaldo por la vida y yo creo que eso no es discutible. La vida es la vida. Yo no entiendo cómo todavía estamos discutiendo temas de antaño que yo pensé que ya estaban superados, o sea, parecemos de las cavernas viendo si todavía dejamos vivir a un ser humano o no: ¿quiénes somos nosotros para decidir si vive o no vive?”. No cabe duda: Jalisco, un estado kafkiano.

jorge_naredo@yahoo.com

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Lic. Andrés Manuel López Obrador en 2009::

No hay comentarios.:

radioamloTV