::::

miércoles, febrero 04, 2009

Contemplaciones contra el tedio

  • El Informador
  • Colaboraciones de artes

David Negro Guerrero

I

Todavía no puedo dejar de ser mal pensado ante la noticia de que nuestro bondadoso, generoso y valemadrista gobernador se ha aventado un donativo más -simbolizado por "un pinche papelito"-, cuyo beneficiario ahora es la asociación Radiodifusoras y Televisoras de Occidente (RATO), que no es otra cosa más que los medios de comunicación electrónicos concesionarios, es decir, los privados. La cantidad otorgada es por 40 millones de pesos (ya se entregaron 20, a fines del año pasado, y la otra mitad se entregará en próximas semanas) y servirá para la construcción de algo que desde su nombre ya huele a ocurrencia: el Palacio de la Cultura y la Comunicación, aunque se presume que sus instalaciones se utilizarán como la sala de prensa internacional durante los Juegos Panamericanos que se desarrollarán en Tapatilandia en 2011. El periodista Rubén Martín recuerda (Público, 2 de febrero) que ya desde 2005 se estaba cocinando este proyecto, pues el 30 de agosto de ese año, el Ayuntamiento de Zapopan -que entonces presidía Arturo Zamora- cedió en comodato el terreno (de mil 438 metros cuadrados y localizado "en una de las zonas de mayor plusvalía en la ciudad donde el precio del metro de terreno suele cotizarse en dólares", en la colonia Residencial Poniente, a un lado del Museo Trompo Mágico) para levantar el Centro de la Comunicación CIRT Jalisco, con el objetivo de "construir el primer gran museo en materia de comunicación interactiva para" bla, bla y más bla. Todavía más, por estos días, Emilio González Márquez ha declarado que este Palacio de la Cultura y la Comunicación será un foro para espectáculos a la altura del Auditorio Telmex o la Arena VFG (¡!). Y si antes no habían arrancado las obras fue porque el terreno estaba en litigio, pero, al parecer, ya está todo resuelto jurídicamente y nada más falta ponerle fecha de inicio.

II

Y no puedo dejar de ser mal pensado ante esta noticia, porque se da justo en año electoral y en donde los medios de comunicación -sobre todo la tele y la radio privadas- tienen un papel determinante para influir en el ánimo de los potenciales votantes. La reflexión me lleva a pensar en el Museo del Periodismo y las Artes Gráficas, que está en pleno centro de Tapatilandia. ¿Alguien sabe cuándo fue su última inyección monetaria para fortalecer sus instalaciones, sus programas y proyectos? No faltará aquel que diga que ese museo -instalado en la famosa Casa de los Perros- depende del Ayuntamiento de Guadalajara y que, además, al parecer cuenta con un Patronato formado por empresarios de la comunicación. ¡Ah bueno!, pues si es así, para qué ando opinando otras cosas y hay que aplaudir esa ideota bien grandota y bonita de utilizar dinero público -que viene además de esa partida (de mamacita) que tiene el nombre fantasmagórico de "erogaciones imprevistas", misma que le permite al gobernador utilizar discrecionalmente su presupuesto- a favor de los pobrecitos empresarios de la comunicación (que al cabo que a los medios públicos ni falta les hace: ya ven que hace poco estrenaron instalaciones y seguramente con eso ya la hicieron), con tal de levantar un edificio que es digno de la megalomanía e irresponsabilidad de quienes han jurado y perjurado trabajar en pro de quienes menos tienen y más necesitan.

III

¿Me opongo al levantamiento de algo que expondrá "el ayer, hoy y futuro de los medios de comunicación"? Por supuesto que no. Mi oposición es a que no se tenga una visión de estadista mucho más inteligente y benéfica que demagoga y polémica. Yo no sé si a Tapatilandia le hace falta ese Palacio, pero sí sé que el resto del Estado está para llorar en cuanto a infraestructura cultural y que son muchos los pendientes y rezagos en esa materia. Ahora, al echarle un ojo al Segundo Informe de Gobierno de Emilio (así, como compa) y detenerme en el programa 9 (Desarrollo y Fomento a la Cultura), del capítulo dedicado al Desarrollo Social, encuentro datos que me llevan a la desconfianza inicial: mientras que en 2008 la capital del Estado disfrutó de mil 451 actividades culturales (se supone que impulsadas por el gobierno del Estado), municipios como Zapopan, Chapala, Lagos de Moreno o Puerto Vallarta no llegaron ni a la centena (46, 56, 38 y 18, respectivamente). Pero, lo que es peor, hubo municipios que apenas y tuvieron una embarradita de cultura (Valle de Guadalupe con dos actividades; Tecolotlán, Amacueca o Ahualulco con una) o, para documentar nuestro optimismo -como diría Monsi-, lugares como Santa María del Oro, Juanacatlán o Jilotlán de los Dolores (¿qué pensará Dante Medina, que es originario de allá?) ni siquiera llegaron a una: cero actividades es lo que se lee en el Informe. ¡Total!, ¿para qué hacemos en esos puebluchos cultura si acá tendrán su Palazote Cultural?

IV

¡No!, y todavía para terminar como Condorito: yéndonos de espaldas y con un ¡plop! onomatopéyico: en el Informe se habla de que uno de los proyectos por arrancar este 2009 será el de "Leer en tu celular". Vaya, vaya; si bien Los Tigres del Norte dicen en su canción El Celular: "yo lo traigo de noche y de día / porque me da personalidad / aunque ya no traiga baterías / me sirve tan solo para apantallar".
Comentarios, quejas y regalo de celulares a: davidguerrero.lemus@gmail.com.

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Lic. Andrés Manuel López Obrador en 2008::

No hay comentarios.:

radioamloTV