::::

jueves, febrero 12, 2009

Los spots del IFE te tienen harto?


En todo este asunto de la guerra de los spots que protagonizan el IFE y las concesionarias de la explotación comercial televisiva: Televisa y TV Azteca, por ninguna manera debemos perder de vista lo siguiente:

No es conflicto nuevo o peor aún, el problema se enmarca en la disputa por el control de las mentes de los ciudadanos mexicanos; su precedente inmediato se ubica en la descarada intromisión de las televisoras, en alianza con las cámaras empresariales y el gobierno panista, que devino en el fraude y ascenso al poder de Calderón.

A partir de ello, el movimiento que dirige López Obrador, encabezado por el FAP en ambas cámaras, promovió cambios en las leyes sobre telecomunicaciones, encaminadas a cambiar tres aspectos fundamentales:

Uno.- Terminar con los espacios gubernamentales en tiempos electorales.

Todos recordamos la cínica actuación de Fox, quien gastó más de 8 mil millones de pesos solo para difundir los supuestos logros de su mal logrado último año de gestión. Para darnos una idea de lo que representa ese dinero diremos que es más que el presupuesto anual de la U de G, con ello alcanzaría para construir más de mil kilómetros de carreteras o 40 mil viviendas del INFONAVIT.

Dos.- Evitar gastar hasta 2 mil millones de pesos de los partidos en publicidad política sólo en radio y televisión.

En un país de pobres, como México, (40% según la ONU), ello es totalmente inadmisible. El gasto aún es elevadísimo, el IFE aprobó en este año 2009 más de 3,600 millones de pesos para las campañas.

Tres.-Cerrar las puertas a organismos como el Consejo Coordinador Empresarial y otros particulares que sirvieron como prestanombres para impulsar la campaña de terror y desprestigio contra López Obrador y en general contra el movimiento.

En ese contexto se entiende el berrinche de Tv Azteca y Televisa cuando programan en bloque los spots de los partidos políticos y del propio IFE incorporando una leyenda en la que ofrece disculpas por el corte en la programación, interrumpiendo intencional y calculadamente eventos deportivos o la secuencia narrativa de alguna película o telenovela.

Ello es a todas luces una provocación y demuestra el poder fáctico de las concesionarias al denostar al IFE, enfrentando al telespectador con este organismo y con los partidos políticos.

Por supuesto que ello es razón suficiente para suspender inmediatamente las concesiones que el Estado les otorga, claro, en un país con plena vida democrática y vigencia del Estado de Derecho.

La Ley de Radio y Televisión dice:

Artículo 5o.- La radio y la televisión, tienen la función social de contribuir al fortalecimiento de la integración nacional y el mejoramiento de las formas de convivencia humana. Al efecto, a través de sus transmisiones, procurarán:

I.- Afirmar el respeto a los principios de la moral social, la dignidad humana y los vínculos familiares;

II.- Evitar influencias nocivas o perturbadoras al desarrollo armónico de la niñez y la juventud;

III.- Contribuir a elevar el nivel cultural del pueblo y a conservar las características nacionales, las costumbres del país y sus tradiciones, la propiedad del idioma y a exaltar los valores de la nacionalidad mexicana.

IV.- Fortalecer las convicciones democráticas, la unidad nacional y la amistad y cooperación internacionales.

Humberto Ortiz García
Miembro del Comité Jalisciense de Defensa de la Economía Popular y la Soberanía



::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Lic. Andrés Manuel López Obrador en 2009::

No hay comentarios.:

radioamloTV