::::

viernes, marzo 13, 2009

Amenazan con dejar el catolicismo tras conflicto en escuela de Jalisco

Falta de "piedad" de Cardenal

jueves 12 de marzo de 2009,

GUADALAJARA, Jal., marzo 12 (EL UNIVERSAL).- Madres de los alumnos del Colegio Cervantes Colomos amenazan con dejar el catolicismo, ante la falta de “piedad” que ha mostrado el Cardenal Juan Sandoval Íñiguez, a raíz del conflicto legal entre el Arzobispado a su cargo y la institución educativa por el predio, donde hasta el viernes sus hijos asistían a clases.
Desde el lunes pasado, los casi 400 alumnos de la primaria y secundaria del Colegio Cervantes Colomos, fundada en 1954 por los hermanos Maristas, reciben sus clases en las calles Alfredo R. Plascencia y Ayuntamiento, ambas aledañas al plantel.

El predio del colegio ubicado sobre la calle Alfredo R. Plascencia en el número 995, en la colonia Chapultepec Country, de la ciudad de Guadalajara, está en litigio desde hace más de un década, justo cuando la congregación de los hermanos Maristas dejaron de tener todo tipo de vinculación con la institución educativa.

El inmueble, estaba en comodato de Maristas
La administración de los bienes de los Maristas quedó en manos de la Inmobiliaria Occidente en 1993. El Arzobispado había dado en comodato el plantel al colegio cuando era dirigido por sacerdotes Maristas, pero retiró el beneficio cuando éste cambió de directivos y los Maristas dejaron de tener injerencia en él.

En 1997, el Arzobispado solicitó el regreso del inmueble, sin obtener respuesta, por lo que inició otro proceso legal en 2001 para dar por terminado el comodato por 99 años con la asociación civil que dirige actualmente el plantel, el cual tampoco procedió.

Así, la Inmobiliaria de Occidente, administrador legal del inmueble, en 2007 entregó en donación el predio de la escuela al Arzobispado de Guadalajara y ese mismo año inició un nuevo juicio contra la escuela.

Las causas son las mismas, pero el promovente es nuevo, y el juicio se lleva en el juzgado Quinto en materia civil, el número de proceso es el 422/07, según relató el director de la institución, José Miguel Véliz Hernández.

Los alumnos de entre 6 y 12 años, toman sus clases bajo unos toldos improvisados a media calle, al lado de múltiples libreros y equipo escolar, que durante la madrugada del sábado fueron arrojadas a la calle del plantel escolar.

Acto al estilo de la Inquisición
"El desalojo es un acto totalmente legal", dijo el vocero oficial de la Arquidiócesis de Guadalajara, el presbítero Antonio Gutiérrez Montaño, y defendió la legalidad del desalojo. "El desalojo del edificio comenzó a las 2:15 de la madrugada. Yo estuve presente y a las 3:15 llegó el director de la primaria (Miguel Véliz) y le pidió al secretario ministerial los papeles que autorizaran la acción; se los mostraron y él, en ese momento ya no pudo hacer nada".

El desalojo de los muebles concluyó hacia las 5:00 de la mañana".

Por su parte, los padres de familia de los alumnos del Cervantes califican al Arzobispo de la diócesis de Guadalajara, Juan Sandoval Iñiguez como un inquisidor.

"Vamos a ver qué acciones se pueden realizar, porque las circunstancias en que se dio el desalojo fue al más puro estilo de los tiempos de la Inquisición. Rompieron documentos, quemaron libros, rompieron butacas y bueno, eso nos está demostrando el poder de la Iglesia sobre el Estado", afirmó Alfonso Carmona Pérez, delegado en Jalisco de la Federación de Colegios y Barras de Abogados, quien asumirá la defensa de los afectados.

Mientras que Carlos Huerta de la Garza, vicepresidente de los padres de familia, pidió al gobernador del estado, Emilio González (PAN), ponerse en su lugar.

"Que se ponga en mis zapatos, que si fuera su hijo, ¿qué haría' y que se olvide de enriquecerse tanto él como el Cardenal Juan Sandoval", afirmó.

Madres de familia han puesto varias pancartas en las bancas que sirven como obstáculos para que los automóviles no circulen por las calles en las que han improvisado las aulas, donde ahora los niños reciben sus clases.

"Cardenal, no tuviste hijos, pero tienes madre, deja a los nuestros terminar su ciclo escolar", dice una de las pancartas. "Que buen ejemplo nos está dando usted y su religión al educarnos de esta manera", dice otra pancarta.

Por su parte, la Secretaría de Educación de Jalisco ofreció a los padres llevar a sus hijos a otros planteles, pero la mayoría de los colegios ofrecidos quedan muy retirados de la dirección del Colegio Cervantes Colomos. El director Miguel Véliz, señaló que buscarán regresar al inmueble reclamado por el Arzobispado.

Promesa incumplida
El Cardenal Juan Sandoval Íñiguez, quien en octubre prometió a los padres de familia que no serían desalojadas y que esperarían para hacer usufructo del predio reclamado hasta que terminará el ciclo escolar 2008-2009, dijo que no esperaron a que terminara el ciclo escolar para desalojar porque el director del plantel rechazó sus propuestas.

"Esperamos que pronto se solucione y podamos recuperar ese predio, que es terreno nuestro, que es del Arzobispado y allí, con el favor de Dios, trasladaremos la Curia, que está aquí, como ya saben, arrinconada en Liceo y Morelos", comentó.

Sin embargo, la Sociedad de Padres de Familia esperan el fallo del juez del Juzgado Quinto de Distrito resuelva un Amparo a su favor, el cual interpusieron el jueves pasado, en contra del desalojo.


::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Lic. Andrés Manuel López Obrador en 2009::

No hay comentarios.:

radioamloTV