::::

viernes, noviembre 30, 2007

Grito de Espurio a FE.CAL en la inauguración de la FiL.... nov 2007



::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2007::

martes, noviembre 27, 2007

Convocatoria

Los compañeros de Revista Extension nos envian esta invitacion:



Las bases de la convocatoria aqui

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2007::

Video sobre Alan Rodriguez



Enlace en Internet - http://www.youtube.com/watch?v=ennBkfYKBPc

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2007::

A un año de la muerte de Néstor Alan Rodríguez la justicia sigue sin alcanzar a los responsables

Nadie parece interesarse en esclarecer los hechos, incluido el presidente Felipe Calderón

Christian Arias de la Torre y Francisco Xavier Alvarez del Castillo se escudan en sus influencias y siguen libres

Mónica Licea Padilla, madre de Néstor Alan Rodríguez, el joven muerto en un accidente automovilístico ocasionado por hijos de influyentes, limpia la ofrenda instalada en avenida Vallarta esquina con Enrique Díaz de León, lugar donde falleció su hijo, a un año del infortunio Foto: ARTURO CAMPOS CEDILLO

MAURICIO FERRER

En 365 días, Néstor Rodríguez Gómez ha aprendido sobre legislaciones, cosa que antes no sabía. Ha aprendido a utilizar la Internet, que tampoco conocía. Ha utilizado la manifestación, herramienta de la que nunca hizo uso. En un año, las canas le han salido en la cabeza y ha bajado tres kilos. Todo eso a cambio de algo: la muerte de su hijo.

El 26 de noviembre de 2006, “mi hijo Néstor Alan Rodríguez Licea fue privado de la vida y del derecho a la justicia”, expresó ayer ante la amenaza del llanto, Néstor Rodríguez.

Hace un año, Néstor Alan, de 18 años entonces, manejaba por la avenida Vallarta de oriente a poniente. Era de madrugada. Al cruce con Enrique Díaz de León, fue impactado por dos autos que corrían a toda velocidad. Los vehículos, eran conducidos por Christian Arias de la Torre y Francisco Xavier Alvarez del Castillo, quienes manejaban alcoholizados.

“A sus 18 años, dicen que Néstor murió inmediatamente. A pesar de su imprudencia, los jóvenes lograron salir bajo fianza gracias a que el examen de alcoholemia fue retrasado ocho horas para que resultara negativo. Asimismo, el peritaje de vialidad estipula que iban a 80 kilómetros por hora; sin embargo, por los daños causados, es evidente que viajaban a una velocidad mucho mayor”, explicó ayer el padre de Néstor.

Según los relatos del hombre, el padre de Christian Arias, Fernando Arias Pérez, actual vocero de la Secretaría de Gobernación, y en esas fechas, del gobierno del estado, llegó inmediatamente al lugar de los hechos ese día y “se presume, movió sus influencias para favorecerlos”. Meses después, Francisco Xavier Alvarez del Castillo, en otro incidente vial, fue detenido, tras comprobarle un tercer grado de alcoholemia.

En un año, la familia Rodríguez Licea, ha tocado puertas que pareciera que detrás de ellas no hay nadie: dos marchas al Congreso del Estado, una al Palacio de Justicia, una más al Instituto Cultural Cabañas, un envío del expediente del caso al presidente de México, el panista Felipe Calderón Hinojosa, otra copia al Congreso de la Unión. Nada.

También dos solicitudes para dar a conocer el caso: una en Televisa y otra en TV Azteca. Ni un cuadro al aire.

Lo que por poco también hubiera quedado en nada es la queja 2600/2006/II en la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHJ). En febrero de 2007, gracias a la intervención del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad) el proceso avanzó: ahora está en la parte del desahogo de pruebas.

De acuerdo con Francisco Macías Medina, coordinador del Cepad, de la investigación en conjunto con la CEDHJ, se desprende la responsabilidad en los hechos de dos agentes del Ministerio Público adscritos al Servicio Médico Forense (Semefo) y a la Agencia B especial para detenidos; un secretario del Ministerio Público adscrito al Semefo; dos policías investigadores del Estado dependientes de la Procuraduría General de Justicia del Estado; un agente de Vialidad; cuatro peritos químicos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF); y dos peritos médicos del IJCF.

“Esperamos que en el momento de resolverse la inconformidad, la Comisión Estatal de Derechos Humanos actúe de forma imparcial y utilice todas sus facultades para que se pronuncie por lo ocurrido y que determine que en los hechos se violaron derechos fundamentales, además que deslinde responsabilidades y proponga modificaciones legales que impidan la repetición de este tipo de hechos”, pidió Macías Medina.

De acuerdo con el segundo visitador de la CEDHJ, Arturo Martínez Madrigal, encargado de llevar el caso en el organismo, hacia el mes de diciembre se recabará más información.

En conversación con La Jornada Jalisco, el visitador pronosticó que para el mes de febrero podría darse ya una resolución a la queja en la que se han analizado entre otras pruebas, las llamadas que se hicieron al IJCF esa madrugada.

Y es que, no solo queda pendiente la conclusión del caso en la CEDHJ. Según el padre de Néstor Alán, queda una sentencia por ser dictada en el juzgado 8 de lo penal al expediente número 710/2006-B.

Ayer, familiares y amigos de Néstor, repartieron información sobre los hechos en la misma esquina en que murió el joven, en el cruce de Vallarte y Enrique Díaz de León. De igual forma, solicitaron alimentar con información el blog hecho por los amigos de Néstor (http://justiciaparanestoralan.blogspot.com), en el que se puede ver un primer trabajo documental hecho en conjunto con el Cepad que después se dará a conocer en universidades, escuelas, en diferentes centros del conocimiento, todo, para “que esto no se olvide, para que sirva de algo bueno este hecho”, comentó el papá de Néstor.

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2007::

Opinión - Jaime Hernandez Ortiz

Justicia para Néstor Alan Rodríguez Licea ¿Cuándo?

Para Néstor y Mónica, padres de Néstor Alan

La Jornada Jalisco - 26 Nov 2007

Hoy hace un año que en un acto criminal murió Néstor Alan Rodríguez Licea. Tenía apenas 18 años. Y al igual que desde el mismo día de su deceso, sus padres, sus familiares, sus amigos y gran parte de la ciudadanía, todavía esperan que las autoridades del gobierno del estado dejen de lado sus intereses clientelares y políticos y procuren en verdad justicia.

Como se recordará, hace un año Néstor Alan regresaba de una reunión con amigos y compañeros de preparatoria de la que era alumno de último semestre. Y justo a seis cuadras de su casa murió trágicamente cuando el vochito que manejaba fue impactado por un par de automovilistas alcoholizados que venían jugando carreritas.

Los conductores no eran conductores comunes y corrientes. Eran Cristian Arias de la Torre y Francisco Javier Alvarez del Castillo, casi de la misma edad de Néstor Alan pero miembros de prominentes familias que han estado acostumbradas a pregonar el “respeto irrestricto al estado de derecho y las leyes por encima de intereses particulares”. Uno de ellos es hijo de Fernando Arias, actual director de Comunicación Social de Francisco Javier Ramírez Acuña en la Secretaría de Gobernación, y el otro es nieto del recientemente fallecido ex gobernador y ex procurador de la República, Enrique Alvarez del Castillo.

Arias de la Torre y Alvarez del Castillo festejaban seguramente que Ramírez Acuña había sido llamado a Gobernación por Felipe Calderón por ser “un hombre respetuoso y garante de la ley” y ebrios no sólo de cerveza y alcohol aplaudían que el padre de uno de ellos, Fernando Arias, se encargaría de divulgar información y comunicación “certera” y “objetiva” al servicio del pueblo, tal y como lo hizo en Comunicación Social del gobierno del estado con Ramírez Acuña. Por eso corrían al parejo buscando ejemplificar las meteóricas carreras que cada uno tenía por delante. “El que no corra es espurio”, seguramente se decían el uno al otro, o bien, “¡viva el gobierno que nos ha dado tanto!”, o por lo menos algo parecido.

De esta forma, Arias de la Torre y Alvarez del Castillo, acostumbrados al ejercicio discrecional que dan las influencias de sus respectivas familias para inhibir a cualquier patrullero o agente de Tránsito que osara detenerlos, venían por avenida Vallarta a toda velocidad pasándose los altos. A lo mejor pensaron: “¿para qué otra cosa puede servir tener un Jetta y una Ram último modelo?”. Néstor Alan apenas arrancaba con la luz verde en Enrique Díaz de León cuando recibió en su costado los mortíferos golpes de los dos vehículos que le cegaron la vida. El vochito quedó hecho añicos por el encontronazo y quedó prensado contra un poste de acero.

¿Y Derechos Humanos?

Fernando Arias, como buen padre amoroso, se presentó de inmediato en el lugar a dar instrucciones como si fuera perito forense y manejar y tener control del área, que de inmediato se llenó de docenas de patrullas que dieron la impresión de que era un incidente grave a la todavía “pareja presidencial”, o bien, a un noble y “alto personaje de la política”.

A partir de ahí, más injusticias y atropellos tanto del gobierno de Ramírez Acuña (¿a poco a Octavio Solís se le dejó gobernar?) como del gobierno entrante de Emilio González Márquez, que se ha encargado legalmente del caso, y que sólo han favorecido la impunidad. La credencial de elector de Néstor Alan desapareció misteriosamente. Y con un sistema de identificación domiciliaria que sólo funciona cuando se trata de perjudicar a la gente que se quiera, no sirvió para informar de inmediato a los padres de Néstor Alan, quienes supieron casi 12 horas después lo sucedido. La tarjeta de circulación se escondió. Arias de la Torre y Alvarez del Castillo fueron custodiados y escoltados para ser llevados a hospitales privados para que les practicaran exámenes a pedido a fin de ser “desintoxicados” y evadir la responsabilidad penal del caso, en lugar de los populares exámenes que se practican en la Cruz Roja o Verde para los que no tienen influencias. Y por si quedara alguna duda, se modificó el expediente para simular que ni venían tomando y sólo venían a “vuelta de rueda”. El celular de Néstor Alan quedó intacto, recibía y entraban llamadas y nadie fue bueno para llamar a sus familiares.

¿Emilio González Márquez demostrará que en verdad es gobernador de la entidad? Y el procurador Tomás Coronado, además de afirmar que no se relaciona sexualmente con jovencitas y que no consigna bajo consigna, ¿podrá afirmar y demostrar que procurará justicia para un joven que no fumaba ni tomaba, no obstante que el primer Ministerio Público se prestó a alterar los hechos? Y el magistrado presidente del Supremo Tribunal de Justicia, Celso Rodríguez (magistrado, “el que dicta y administra sabiamente la justicia”) ¿podrá demostrar que tiene jurisdicción, autonomía e independencia para impartir justicia pronta y expedita, cuando el juez octavo de lo penal “se doble” ante la tibieza del Ministerio Público?

¿Podrá la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) emitir a tiempo una recomendación ante las múltiples irregularidades judiciales del caso en contra de los amigos de Ramírez Acuña y de diputados que llevaron al cargo a Felipe Alvarez Cibrián? O a un año de distancia, ¿el secretario ejecutivo de la CEDHJ que se desgarró las vestiduras por la censura impuesta a varios reporteros que informaban del caso, podrá emitir ahora desde este cargo, sin autocensura, aunque sea una simple pero contundente opinión ante el caso?

La familia y amigos de Néstor Alan estarán el día de hoy en el cruce de Vallarta y Díaz de León a partir de las 9 de la mañana; se entregarán volantes y flores blancas, y por la noche, a las 8, se realizará una ceremonia religiosa. No falten.

Por otra parte, como respuesta a la sigilosa censura que intenta Cinepolis (¿polis por lo de policía?) a la película Fraude: México 2006, no hay que dejar de ir a verla. Aprovechando este próximo fin de semana, por acá estarán en la FIL los moneros de El Chamuco y su director, Federico Arreola, también productor de la cinta.

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2007::

lunes, noviembre 26, 2007

Los Socios de Elba Esther: Aristegui entrevista a Ricardo Raphael








AMLO en La Paz



::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2007::

EVENTOS Y PRESENTACIONES EN LA FIL: MARCELO EBRAD, JOSÉ GUTIÉRREZ VIVÓ, RICARDO ROCHA, REVISTA EL CHAMUCO Y OTROS.

A TODOS LOS COMPAÑER@S:

Les comento que el sábado 1 de diciembre estará Marcelo Ebrad impartiendo una conferencia Magistral sobre: "Una política social para la equidad"

de 11:00 a 11:50 hrs.

Así que hay que asistir!
También les comento que estará ese mismo Sábado José Gutiérrez Vivó, presentando su libro "La batalla de José Gutiérrez Vivó" el presentador será Ricardo Rocha, a las 19:00 horas, en el salón 3 de la expo.

Asi mismo y en ese mismo horario estará la presentación de la revista "El Chamuco" y los hijos del averno, en el salón 5 de la expo. a las 19:00 horas.

para consultar otras presentaciones y eventos pueden ingresar a la pág, de la FIL:
http://www.fil.com.mx/prog/prog07_int.asp



PROVOCACIÓN EN EL ZÓCALO



En el video se demuestra que fue imposible escuchar completamente a la Senadora Rosario Ibarra Viuda de Piedra al momento que dice la frase con la que remata "...hay que indagarlo". Nadie pudo saber que hablaba sobre las campanas de catedral. Eso, independientemente que sus palabras jamás invitaron a la violencia, como afirmaron los mentirosos de la Arquidiócesis de México y la prensa vendida.

http://www.youtube.com/watch?v=hQ-OrjdGpqg


::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2007::

Calderón, presidente de Facto

Llegó a la Presidencia tras una de las campañas más negras que ha habido en México: Del Paso

Juan Carlos G. Partida - Suplemento Al FILo de La Jornada - La Jornada Jalisco

Un día después de compartir presidium con Felipe Calderón en la ceremonia inaugural de la FIL 2007, Fernando del Paso recordó ayer que el panista llegó a la presidencia tras “una de las campañas más sucias que he visto yo en mi vida en México”, en la cual ratificó su percepción de que hubo un fraude cocinado previo al día de las elecciones, a lo que se sumó que “López Obrador perdió muchos votos cuando dijo cállate chachalaca porque no se dio cuenta
que aún siendo tan tonto Fox –o quizá por eso- él tenía simpatía con la gente”.

En una rueda de prensa realizada en el hospital donde permanece internado y del que salió apenas lo necesario el sábado para recibir el premio FIL 2007 durante el acto inaugural, Del Paso recordó que en la película Fraude 2006 de Luis Mandoki, hay una cita de él al principio en la que señala que el fraude se hizo antes de la elección, como también lo precisó el 5 de julio del año pasado cuando publicó un pequeño artículo en La Jornada.

“En ese artículo acudo a la definición de fraude en las enciclopedias: fraude es falacia, mentira, engaño, abuso de confianza, y todo eso lo hubo antes de la elección. Yo no sé, no podría asegurar, que haya habido fraude en las casillas, creo que es muy posible que Calderón haya ganado por 500 mil votos, pero esos votos se los arrebataron a López Obrador muy a la mala, en una de las campañas más sucias que he visto yo en mi vida en México, una campaña de infamias, de calumnias, verdaderamente y absolutamente vergonzosa. A eso contribuyó la interrelación del presidente al haberse metido de lleno en la campaña para desprestigiar también a López Obrador, y eso ya no lo dije, que hubieron cerca de 1 millón de correos electrónicos enviados desde oficinas públicas difamando a López Obrador, y contribuyó el empresariado que abiertamente lanzó espots contra López Obrador, de modo que el fraude para mi se hizo antes”

-¿En ese sentido, no se quedó con ganas de decir algo ayer al presidente Calderón durante la ceremonia inaugural?

-Yo creo que hay que colocar cada cosa en su lugar, si hubiera sido un mitin político claro que me dan ganas, lo preparo, lo razono, lo pienso bien; pero si yo voy a recibir un premio de literatura… ¿Por cierto, dijo usted presidente Calderón?

-Presidente entre interrogantes.

-¿Tenemos un presidente de facto o no lo tenemos? Ahora yo le pregunto

-Sí, claro.

-Pues mire, ahora cuando yo gané el premio, a los cuatro días recibí en la casa una carta muy atenta y muy elaborada, no era de “hazme una cartita para la ocasión”, del presidente Calderón. Yo le contesté en muy buenos términos, y le dije entre otras cosas que él conocía cuál fue mi actitud política durante las elecciones del 2006, de manera que aprecio mucho el gesto en todo lo que vale. Y yo creo que se trató de una conducta decente y nada más, y luego él decidió venir.

En silla de ruedas, con un catéter en el antebrazo izquierdo y un parche en el dorso de la mano derecha, Del Paso se veía bien, en buena forma, con media hora dispuesta para la entrevista comunal.

A la pregunta de si Hugo Chávez era un dictador o un payaso, rió de buena gana antes de contestar. “Yo tengo mucha simpatía por Chávez, me parece que es payaso, sí, evidentemente,
pero creo que es una persona que está muy preocupada por su pueblo, no es un asesino, nadie podría decir que es un asesino, no es un terrorista de la nación, es un hombre que vio que Venezuela tenía en qué apoyarse para manejar su propia política como lo está haciendo, ha irritado muchísimo a las clases burguesas y a la clase alta, podría pasar cualquier cosa, una guerra civil, que lo asesinaran, pero algunas personas me dicen que sí, que está haciendo
mucho por su pueblo, y otras personas que han ido a Venezuela me han dicho que sí está haciendo mucho por su pueblo pero que mucha gente debajo de él no sabe trabajar, no sabe aprovechar lo que está pasando”.

El escritor, quien podría salir del hospital en los próximos dos días de acuerdo a sus médicos –tiene algunas complicaciones luego de ser operado hace unos meses- pero que también confirmó que no acudirá a algún otro acto en la FIL, se condolió de la violencia enquistada en Colombia desde hace tantos años, con aberraciones como el secuestro de Ingrid Betancourt, candidata presidencial secuestrada desde hace años y se preguntó por qué el Ejército colombiano “no acaba a balazos con esa gente”.

Del Paso anunció que para este lunes, cuando sea develado un busto de bronce en su honor en el paraninfo Enrique Díaz de León, en “el panteón de los Rulfo”, aunque no acudirá será leído un soneto que escribió para la ocasión, el cual no quiso dar a conocer a detalle. También agradeció a sus amigos quienes esta misma noche ofrecerían una conferencia en torno a la obra del escritor galardonado.

Leer nota completa

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2007::

Opinión - Jorge Gómez Naredo

Artículo publicado en El Occidental, el 26 de noviembre de 2007


Sobre el documental Fraude: México 2006 y la censura

Jorge Gómez Naredo

El documental Fraude: México 2006, del reconocido cineasta mexicano Luis Mandoki, ha sufrido varias embestidas; en un primer momento, para impedir que se terminara y se exhibiera en salas comerciales y, después, para lograr que su permanencia en las mismas sea lo más corta posible. Los ataques han venido de varias empresas relacionadas con la distribución de cintas cinematográficas, con los medios de comunicación tradicionales (varias radiodifusoras y televisoras) y con los exhibidores de películas. Pero no solamente eso: muchos “analistas políticos”, “comunicadores” o simples presentadores de noticias se han fijado como uno de sus principales objetivos desprestigiar la cinta. Por ejemplo, Ciro Gómez Leyva, quien no hace mucho tiempo tenía fama de ecuánime y hasta cierto punto era un moderado crítico del poder (cosa que ha cambiado por un servilismo excesivo hacia los potentados y por mentir sistemáticamente), ha dicho que el documental de Mandoki es propagandístico, además de propinar una andanada de descalificaciones al director de la cinta, a López Obrador y a todos sus seguidores.

Sin embargo, lo único que ha demostrado esta exagerada ofensiva al documental de Luis Mandoki es el miedo que los de arriba (los que idearon y consumaron el fraude electoral de 2006) sienten hacia la verdad. Las principales cadenas de exhibición cinematográfica han buscado por todos los medios posibles que Fraude: México 2006 salga lo más pronto de sus carteleras, aunque las entradas sean buenas y sea ya uno de los documentales mexicanos más vistos en la historia del cine nacional. Desde el poder ejecutivo se ha iniciado, también, una estrategia para buscar que las personas no acudan al cine a ver la cinta: han mandado cientos de correos electrónicos diciendo que el documental (¡vaya sandez!) fue financiado por un ser demoníaco: Hugo Chávez.

Esta censura de facto al filme Fraude: México 2006 contradice lo que en el discurso Felipe Calderón ensalza: la libertad de expresión. En una alocución el pasado jueves, quien ganó la presidencia gracias a un fraude electoral ha dicho, en el marco del Acuerdo Nacional por una Comunicación de Calidad (ideado por la Asociación a Favor de lo Mejor, que preside nada más y nada menos que Lorenzo Servitje, presidente del monopolio llamado Bimbo), que México “vive una democracia sólida en la cual la libertad de expresión es una premisa y una realidad cotidiana. Mi Gobierno tiene el firme compromiso de garantizar y promover la libertad de todas las formas de expresión de la sociedad y así lo ha hecho”. Vaya manera de ser cínico e hipócrita: quien llegó a la presidencia a través de una defraudación electoral, de campañas de mentiras, miedo y desprestigio, aduce que en el país existe una firme democracia y que la libertad de expresión se respeta. Y eso lo dice él, que no puede aparecer en ningún lugar sin medidas de seguridad extremas porque cientos de personas le recuerdan, siempre, que es un presidente ilegítimo, espurio.

El cinismo es verdaderamente elocuente: habla Calderón de libertad de expresión cuando un documental ha sufrido infinidad de impedimentos para llevarse a las pantallas comerciales no porque no sea negocio o porque la gente no acuda a ver el filme, sino porque lo que se expone en él es incómodo para el poder ejecutivo constituido a partir de unas elecciones fraudulentas. La censura existe, se da, de ello no cabe la menor duda. Y se da con el apoyo de los grandes consorcios mediáticos, que impiden que muchas cosas se publiquen, se digan o se vean. El movimiento que encabeza Andrés Manuel López Obrador ha sufrido esto en carne propia, pues se ha instaurado un cerco informativo. Y siempre que se habla del lopezobradorismo es para desprestigiarlo. Por ejemplo, un acontecimiento nimio, como la entrada a la catedral metropolitana de personas que se dijeron simpatizantes de AMLO, ha llenado las páginas de los diarios, las voces en las radios y las imágenes en la televisión, y todo para decir: “miren, las huestes de López Obrador son violentas”.

La libertad de expresión no se da en México porque simple y llanamente no todos los mexicanos tienen acceso a los grandes medios de comunicación, y si alguien busca establecer uno para decir lo que realmente piensa, siempre hay impedimentos. Tan es así que una película (alrededor de 100 minutos) sobre lo que sucedió en las elecciones presidenciales de 2006, ha sufrido una censura inmensa y constante. Por eso el discurso de Calderón resulta una verdadera burla a la inteligencia y representa nítidamente el cinismo y la hipocresía.

domingo, noviembre 25, 2007

MonoSapiens

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2007::

¡¡DALE VUELTA!!..

Por Helguera y Hernández: Monosapiens Popularidad Subliminal

Calderón, blanco de insultos en la FIL

Protestas intermitentes

Felipe Calderón fue objetivo de intermitentes manifestaciones de repudio de simpatizantes lopezobradoristas.


Mujeres, las protagonistas. Foto: Iván García

Publico

Eran pocos, pero estratégicamente colocados. Felipe Calderón fue objetivo de intermitentes manifestaciones de repudio de simpatizantes lopezobradoristas, quienes lograron infiltrarse a la sede de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, a pesar del aparatoso dispositivo de seguridad montado por el Estado Mayor Presidencial.

El Presidente se dirigía al salón de eventos especiales, donde se llevaría a cabo la ceremonia de inauguración de la fiesta editorial, cuando una mujer le gritó de frente: “¡Calderón espurio!”. Los uniformados de inmediato se movilizaron para contenerla. Mientras la jalaban hacia un pabellón para dejar el paso libre al mandatario, quien saludaba a asistentes ubicados detrás de unas vallas metálicas, ella continuaba gritando: “¡Pelele!, ¡pelele!”

Calderón se siguió de largo; ya no se detuvo a saludar. Entre la concurrencia, otra mujer gritaba: “¡Te odio!, ¡te odio!”

Una vez adentro del salón de eventos especiales e instalado en el templete, otra mujer, acreditada con un gafete de prensa, se subió en una silla y le gritó: “¡Felipe Calderón, eres un presidente espurio!” Los asistentes se dividieron entre aplausos y rechiflas al mandatario.

Los gritos de la mujer duraron 20 segundos, y de forma paralela el maestro de ceremonias tomó el micrófono para opacar la protesta al invitar a las decenas de asistentes a entonar el Himno Nacional. El jefe del Ejecutivo se veía irritado.

Los encargados de la seguridad de Calderón detectaron a siete personas repartidas estratégicamente en varios puntos de la feria, todos con invitación. Seis de ellas mujeres y dos portaban acreditación de prensa.

Adentro del salón se alcanzaban a escuchar los gritos de 40 personas que se manifestaban en la calle.

Guadalajara • Elba Mónica Bravo

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2007::

¡Espurio!, gritan a Felipe Calderón Hinojosa en la apertura de la FIL

Elementos del EMP sacaron de Expo Guadalajara a una mujer que le dijo: “no eres mi presidente”

“Gracias por venir a Jalisco, donde gobierna Emilio, el mejor panista y estadista”, rezaba un cartel


En el vestíbulo de Expo Guadalajara, al paso de Felipe Calderón, le gritaron “pelele”. En la imagen, una de las manifestantes recuerda a Juan José Arreola Foto: JUAN CARLOS G. PARTIDA

MAURICIO FERRER

“FILipe, gracias por venir a Jalisco, donde gobierna Emilio (González Márquez), el mejor de los panistas, estadista y con altura de miras”, rezaba un par de cartulinas azules cuyos portadores no tuvieron acceso, durante la mañana de ayer, al acto inaugural de la vigésimo primera edición de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara; carteles que quedaron detrás de vallas anaranjadas enfrentándose a los miembros del Estado Mayor Presidencial, quienes, alrededor de las 11 horas, tenían la orden de no dejar pasar a nadie.

Nadie: periodistas acreditados, expositores de casas editoriales, autores de libros y público en general.

Todo, porque unas 30 personas afuera de Expo Guadalajara, el recinto que cada año alberga a la FIL, gritaban: “¡Espurio! ¡Espurio!” al presidente de México, el panista Felipe Calderón. La única que pudo burlar la seguridad del Estado Mayor Presidencial fue Lucila, una mujer robusta de unos 45 años que salió custodiada por mujeres del EMP luego de irrumpir con su voz frente al que ella se refiere como el “¡pelón, chaparrito, con lentes, no eres mi presidente!”.

Cuando la mujer salió por la explanada de la Expo, un reportero de Radio Universidad quiso entrevistarla. Ello le valió para que el EMP no lo dejara entrar de nuevo. “Es que te fuiste a entrevistarla”, fue la respuesta de un hombre alto, moreno, con corte militar y un pin en la solapa izquierda.

Y Lucila siguió. Se unió con los que dicen es el presidente legítimo, el ex candidato presidencial de la coalición Por el Bien de Todos, Andrés Manuel López Obrador.

Las consignas se escuchaban más allá de los obstáculos y de la seguridad presidencial: “¡Ya nos están vendiendo la energía, el petróleo! ¡Nos van a dejar encuerados en 2008; ahorita todavía traemos calzones!”, gritaba Lucía. Y de fondo: “¡Obrador! ¡Obrador!”.

Una mujer trató de callarlos. No se quiso identificar. Los bautizos fueron desde “la doñita guerrera”, por un par de adolescentes; “Pati Chapoy”, por parte de un hombre maduro; hasta “la señora del empleo, la señora de Calderón”, por parte de todos los lopezobradoristas.

–¡Pónganse a trabajar, flojos, quién los mantiene!, gritaba la “señora de Calderón”.

–Deme chamba señora, le contestó Lucila.

–Sí, dime de qué la quieres y te la consigo, respondió la mujer.

–Pues de secre… de secre de Calderón, contestó la robusta mujer que mostraba un cigarrillo en medio de los senos.

La “señora de Calderón” le arrebató el pitillo y lo rompió, al igual que lo había hecho con el volante de Fraude: México 2006, que promocionaba a la cinta de Luis Mandoki.

La mujer, una contra un grupo en ventaja de lopezobradoristas, lo único que les dijo fue: “¡pónganse a trabajar, como lo dice en la Biblia! ¡Pueden tener su propia empresa! ¡Pueden vender chicles!”.

La demás gente sólo miraba, se reía. Era lo más que podía hacer ante los minutos que tenían por delante hasta que a Calderón se le ocurriera irse del lugar.

Hubo quienes perdieron entrevistas, quienes no llegaron a sus programas de radio, quienes no vieron a sus autores favoritos. Todo por el EMP, que resguardaba fielmente el recinto, a tal grado de ni siquiera dejar pasar a gente discapacitada.

Fue casi a las dos de la tarde cuando las puertas se abrieron y la gente corrió, ante el peligro de que el presidente de México regresara a la FIL.

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2007::

Opinión - Jorge Gomez Naredo

Felipe Calderón en la FIL

Elementos del Estado Mayor Presidencial desalojan a una mujer que increpó ayer a Felipe Calderón durante la ceremonia de apertura de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara Foto: JUAN CARLOS G. PARTIDA

Felipe Calderón, ayer, inauguró la Feria Internacional del Libro (FIL) en la ciudad de Guadalajara. Y ayer, también, se le volvió a recordar que no es presidente legítimo de México, que llegó al Ejecutivo federal a través de un fraude electoral y que, aunque Jalisco sea conceptuado como un estado conservador y panista, hay oposición hacia su persona, hacia lo que representa: la usurpación.

La entrada a la Expo Guadalajara era restringida. Al salón donde sería inaugurada la Feria se accedía solamente a través de invitación personal. Había vallas afuera y adentro, policías afuera y adentro, miembros del Estado Mayor Presidencial (EMP) afuera y adentro: un búnker, pues. Las puertas se cerraron antes de las once de la mañana y los que entraron, entraron y los que no, a esperar: aunque se tuviera gafete o invitación. La explanada estaba también cercada. Atrás de las vallas, una treintena de manifestantes mostraba cartulinas donde se podían leer “espurio”, “pelele”, “Fecal” y otros calificativos más, todos dirigidos a quien hoy se ostenta como presidente de México. Parecía que no habría sobresaltos ni ningún incidente y que el operativo para “cuidar” al Presidente sería todo un éxito. Pero no fue así.

Pasadas las once de la mañana, Felipe Calderón hizo su arribo a la Expo Guadalajara fuertemente custodiado. Atrás de la valla que se había puesto para que nadie accediera al salón donde sería la inauguración de la FIL, varios gritos se comenzaron a escuchar. Calderón caminaba mientras los “espurio” y “pelele” arreciaban. Varias voces, especialmente de mujeres, no se acallaban. Pasó Calderón rápido, huidizo, sin voltear y continuaron los “espurios” y “peleles” en varias gargantas. Calderón entró. Todos saludaron, los que pudieron, pues el Estado Mayor Presidencial los resguardaba. Adentro parecía que todo estaría a salvo y que las consignas en contra no se oirían. Los perredistas que asistieron al evento (la elite del PRD estatal) estaban bien portaditos, muy educados. Sí, una izquierda moderna y moderada, digna del México del siglo XXI, del México del PAN. Ahí estaba Gabino Berumen, presidente del partido del sol azteca en Jalisco; Enrique Alfaro Ramírez y Carlos Orozco Santillán, ambos diputados locales. Todos muy bien portados. No fueran a decirles revoltosos o renegados: ¡qué horror!

Hubo saludos adentro de la sala y también hubo silencio, sí, todo en silencio, un pequeño murmullo a lo mucho. Y cuando estaba por sentarse Calderón, una joven llamada Edén Covarrubias se levantó y gritó “Eres un presidente espurio, Felipe”; trató de explicar que Calderón no era presidente de México, que hizo fraude para llegar al Ejecutivo federal; quería que lo supieran todos, especialmente quienes venían de Colombia, país invitado a la FIL. Llegaron elementos del EMP y la joven fue retirada.

Ha pasado más de un año de las elecciones presidenciales de julio de 2006, más de once meses de la controvertida toma de posesión de Felipe Calderón como presidente de México y la inconformidad continúa. No solamente en la ciudad de México, que podría considerarse un bastión lopezobradorista, sino también en otros estados de la república: la resistencia persiste y Calderón no puede dejar atrás el fantasma de la ilegitimidad. A dondequiera que vaya lo acompañan vallas, cercos, patrullas y cientos de elementos del EMP para que no oiga, para que no vea, para que no sienta el repudio popular y, aún así, lo escucha, lo observa, lo experimenta.

También persiste la división social, pero no entre quienes apoyan a Felipe Calderón y quienes lo repudian, sino entre quienes creen y siguen a Andrés Manuel López Obrador y quienes lo detestan. Una división social que impide tener un país armónico, aunque en la televisión miles de espots digan que México está unido. ¡Falacia! No puede existir unidad cuando quien dirige las riendas de la nación es repudiado por amplios sectores de la sociedad y no consigue salir a la calle libremente porque, siempre, hay alguien que le recuerde que es “espurio”, “ilegítimo” y “pelele”.

Afuera de la Expo Guadalajara los manifestantes continuaban gritando: “Es un honor estar con Obrador”; decenas de expositores y periodistas (nacionales y extranjeros) se hacían de palabras con miembros del EMP: no podían ingresar, pues había que esperar que el “democrático” (y defensor de la libertad de expresión) Presidente de México abandonara la FIL para que la gente pudiera ingresar. ¡Vaya manera de demostrar que vivimos en un estado de derecho donde hay libertades de tránsito y de decir lo que se quiera y piense! Afuera, también, una persona cuestionaban a otra: “¿habrá visto Felipe Calderón el documental de Luis Mandoki, Fraude: México 2006?”, a lo cual alguien respondió: “pues claro, por eso tiene tanto miedo hoy”.

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2007::

sábado, noviembre 24, 2007

La FIL reabre sus puertas

Alrededor de las 13:30 horas, los ingresos a la Feria Internacional del Libro fueron reabiertos, luego de que el acceso al Foro Expo permaneció restringido por el Estado Mayor Presidencial.

Milenio

Guadalajara.- Alrededor de las 13:30 horas, los ingresos a la Feria Internacional del Libro fueron reabiertos, luego de que el acceso al Foro Expo permaneció restringido por el Estado Mayor Presidencia durante la ceremonia de inauguración de la vigésima primera edición del evento, a cargo del presidente Felipe Calderón Hinojosa.

Visitantes, trabajadores, expositores y hasta invitados especiales de la FIL fueron contenidos con vallas y tuvieron que esperar bajo al sol en los alrededores de la Expo, a que Calderón abandonara el recinto. “La feria es nuestra”, gritaba los asistentes molestos por las horas de espera. Cuando las puertas fueron abiertas, un tumulto de alrededor de 1,500 personas, con boletos en mano, se abalanzó e ingresó sin control al recinto.

Por su puesto los actos de protesta no se dejaron esperar, unos minutos antes de que comenzara el evento inaugural, una mujer del público gritó, ante la sorpresa de todos, “Felipe Calderón es un presidente espurio”, lo que propició que fuera sacada del recinto.

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2007::

Welcome: Back Door President

De la pagina de Notisistema estas notas:

Le dan la “bienvenida” a Calderón en inauguración de la FIL


Cuando todo estaba listo y en silencio para la inauguración oficial de la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, una persona del auditorio le dio la bienvenida al Ejecutivo Federal al gritarle “Felipe Calderón es un presidente espurio”, eso propició que fuera retirada del recinto por el Estado Mayor Presidencial. En tanto, el maestro de ceremonias apresuró cuanto antes el inicio del evento, al que acuden los escritores colombianos Gabriel García Márquez y Álvaro Mutis. Contra todos los pronósticos por sus problemas de salud, está presente Fernando del Paso, ganador del Premio de Literatura FIL 2007. (Por Gricelda Torres Zambrano)

Varios grupos inconformes se manifiestan afuera de la FIL

Aprovechando la presencia del presidente Felipe Calderón en la inauguración de la FIL, grupos inconformes de la ciudadanía protestan a las afueras de la Expo Guadalajara, entre ellos, trabajadores del “Hospitalito de Zapopan” que entregaron un pliego petitorio al Mandatario para pedirle apoyo, explica Víctor Gómez, secretario del Sindicato: “¿Qué es lo que le piden al Presidente de la República? Que repare los quirófanos, que no desaparezca sobre todo nuestra fuente de trabajo y la atención a los ciudadanos de Zapopan, que es lo único que hay en Zapopan de servicio de salud”. Por otro lado, grupos perredistas en apoyo a Andrés Manuel López Obrador, con pancartas le recuerdan al Mandatario el supuesto fraude durante las elecciones del 2006. Entre ellos destaca una cartulina que distorsiona el eslogan de la Feria del Libro y dice: “Filipe se te lee el fraude en la cara”. (Por Víctor Montes Rentería)

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2007::

Molesta cierre de FIL por Calderón

Nadie da una información clara sobre a qué hora abrirán las puertas, sólo se corre la voz de que lo harán en cuanto se vaya el Mandatario

Jessica Pilar Pérez y Marcela Félix

Guadalajara, México (24 noviembre 2007).- El ingreso a la Feria Internacional del Libro (FIL) está cerrado a todo mundo, porque adentro se encuentra el Presidente de la República, Felipe Calderón.

Sin aviso previo, consumidores, invitados, expositores, periodistas y público en general, vieron interrumpida su visita a la fiesta del libro, mientras se llevaba a acabo su inauguración en presencia del Primer Mandatario y se hacía la entrega del Premio FIL a la literatura al escritor Fernando del Paso.

Las banquetas de las avenidas Mariano Otero y Las Rosas están saturadas de personas que esperan quiten las vallas para poder ingresar, y la molestia por está larga espera se hace presente con comentarios negativos en contra de Calderón.

"Y qué tiene que hacer éste aquí, si es un analfabeta", "Que friega", "Si hubiera un Gobierno democrático no hubiera pasado ésto", "Y para qué vino el Presidente", son algunas de las quejas que se escuchan entre la multitud.

Nadie da una información clara sobre a qué hora abrirán las puertas, sólo se corre la voz de que lo harán en cuanto se vaya el Mandatario, lo cual podría suceder a las 13:30 ó 14:00 horas.

Afuera se quedaron desde invitados especiales, expositores, edecanes, comité organizador, gente de servicio social, medios comunicación y público en general.

La mayoría está resignado en esperar que se quiten las vallas que rodean a la Expo Guadalajara.

La Avenida Las Rosas, a un costado del recinto ferial, está cerrada, aunque sí se puede circular por Mariano Otero, donde por las laterales es lenta la circulación.

Destaca en esta espera un grupo de manifestantes a favor de Andrés Manuel López Obrador, quienes están repartiendo volantes promocionando la película Fraude: México 2006.

Muy temprano llegaron cerca de 50 trabajadores, empleados del Hospital General de Zapopan protestando para que no se cerrará ese inmueble, y al poco rato se retiraron.

De la desesperación, han quedado en el suelo los volantes y periódicos que se han obsequiado durante la espera, generando basura en las inmediaciones de la Expo.

Los establecimientos cercanos a la Expo Guadalajara se vieron beneficiados con la medida impuesta por los organizadores del evento, pues quienes decidieron esperar a que los dejaran entrar, aprovecharon para irse a tomar un cafecito, desayunar o comprar algo en corto.

Hasta el momento permanece cerrada la puerta. Si usted desea visitar el lugar, tome su tiempo o prepárese para estos contratiempos.

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2007::

Lanzan consignas de "espurio" contra Calderón en la FIL

Personas en los estands y una mujer en el auditorio gritaron "espurio" al presidente Felipe Calderón a su arribo a Guadalajara para inaugurar la feria.

La Jornada On Line y PL

México, DF. A su llegada a la Expo Guadajara, donde inauguraría hoy sábado la edición número 21 de la Feria Internacional del Libro, el presidente Felipe Calderón fue recibido con gritos de "presidente espurio".

Personas que se encontraban detrás de las vallas y en estands de libros corearon "Espurio, espurio" al paso de la comitiva presidencial.

Más tarde, cuando los asistentes se disponían a entonar el Himno Nacional, una mujer gritó fuertemente “Eres un presidente espurio, Felipe”.

De inmediato, esta persona fue retirada por miembros del Estado Mayor Presidencial.

Calderón llegó acompañado por su esposa Margarita Zavala y de la secretaria de Educación Pública, Josefina Vázquez Mota.

La edición número 21 de la Feria está dedicado a Colombia, representada por dos de sus figuras señeras en el campo de la literatura, los escritores Gabriel García Márquez y Alvaro Mutis.

Numerosas editoriales independientes o de reciente creación estarán presentes junto a las grandes transnacionales y otras casas mexicanas como una de las características de la muestra de este año.

Uno de los temas a debate con motivo del acontecimiento cultural es la ley mexicana para el fomento de la lectura y el libro, actualmente detenida en el Senado tras su veto por el ahora ex presidente Vicente Fox durante su mandato.

Tendrán lugar una conferencia sobre el actual estado de la ley y una declaración internacional en apoyo a ella.

También se efectuarán diversos encuentros y foros entre editores y profesionales de la industria editorial en esta edición de la Feria, que se extenderá hasta el próximo 2 de diciembre.

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2007::

viernes, noviembre 23, 2007

Un año de ser parte del mismo sueño.



::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2007::

Opinión y crónicas - Jorge Gómez Naredo

Publicado en La Jornada Jalisco, el 18 de noviembre de 2007

Libros sobre sexualidad: ¿quién gobierna verdaderamente Jalisco?

Jorge Gómez Naredo

No es un misterio que Emilio González Márquez, desde que inició su gestión como gobernador de Jalisco, ha regido con apoyo de la arquidiócesis tapatía y, en especial, con la venia y el respaldo del cardenal Juan Sandoval Íñiguez. Se les ha visto a estos dos personajes en comilonas, en rezos y misas, charlando, con carcajadas a borbotones; siempre están al tanto de lo que uno hace y de lo que el otro deja de hacer. Ha habido una relación estrecha y la pregunta que se debe realizar es: “¿quién en realidad está gobernando al Estado?”

El gobernador realiza constantes defensas del catolicismo. Además, nadie puede negar que quien dirige la política y la economía del Estado se ha plegado a ciertas visiones de la vida cercanas al ideario de la iglesia católica y a su pastor. No hace mucho tiempo hubo un escándalo cuando se supo que González Márquez, acompañado de otros altos funcionarios de su gabinete, tomaban clases de exégesis de la Biblia en Casa Jalisco, un recinto que es por antonomasia laico. Pero no solamente ha sido eso: el gobernador ha denostado a quienes tienen relaciones sexuales y (¡oh, gran pecado!) se cuidan con preservativos; ha dicho que regalar condones es como pagarles “a los chavos” las cervezas y el motel; ha hablado en repetidas ocasiones, desde su calidad de gobernador, en contra del aborto. Es decir, se ha sometido (con gran gusto) a los designios de lo que Juan Sandoval Íñiguez piensa, dice y quiere. ¿Dónde está, pues, el Estado laico por el cual se luchó en el siglo XIX tantos y tan sangrientos años?

Ahora también se busca implantar el “reino de Cristo” en las escuelas públicas del Estado. En días pasados se dio a conocer en La Jornada Jalisco que hay libros que se reparten a los profesores de secundaria donde se dice, entre otras perlas, que “Respecto a la virginidad, habría que decir que se pierde cuando una mujer se acuesta con un hombre y no cuando se rompe el himen. Y si un hombre, cuando se casa, desea que su mujer sea virgen, es decir, que no haya tenido relaciones con nadie todavía, lo puede notar en la actitud de su mujer. Se nota si es experimentada o no”. Es una guía-taller intitulada ¿Cómo orientar a los adolescentes para vivir su sexualidad?, y está llena de textos anacrónicos, conservadores y machistas. Y, lo que es peor, buscan aminorar el uso de anticonceptivos: una lucha que ha dado la iglesia tapatía desde hace mucho tiempo y con bastante fiereza.

Se ha repetido muchas veces que Emilio González Márquez es gobernador de todos los jaliscienses y no de una parte conservadora, católica, retrógrada y reaccionaria. No se puede ser representante de una sociedad heterogénea si se piensa y se actúa a partir de ideas preconcebidas y de atavismos religiosos. No se pueden llevar a cabo medidas para erradicar los riegos de las enfermedades de transmisión sexual (entre ellas el SIDA), si desde los altos puestos del gobierno del Estado se ve a los anticonceptivos (y al condón, especialmente), como un instrumento diabólico que hace daño al ser, al espíritu y a la humanidad. Hoy, cuando la vulnerabilidad de la sociedad ha crecido respecto a estas enfermedades, no se puede gobernar bien si se parte de una visión verdaderamente anacrónica y nociva para la salud de la sociedad jalisciense.

Juan Sandoval Íñiguez se ha caracterizado por su injerencia en asuntos que competen sola y únicamente al Estado, a lo civil. Durante la gestión de González Márquez (y en general durante toda la época panista de Jalisco) se ha sentido con el derecho de decir qué se debe y qué no se debe hacer: al cabo el gobernador es uno más de sus feligreses antes que representante popular. Ya anunciaba el purpurado una batalla campal en abril y marzo del presente año cuando se aprobó una ley para reglamentar el aborto en la ciudad de México: “Actualmente se ha recrudecido la persecución contra la familia y la vida, mas Dios quiere que quienes creemos en Él demos la batalla, que usemos nuestro derecho a hablar, para oponernos a estos atropellos inmensos e incalificables. Cuando se pierde la noción de Dios y no se respeta la vida, el ser humano llega a un nivel más bajo que el de las bestias”. Y las bestias (o más “bajas” que bestias) son todos aquellos que no concuerdan con su pensar.

El gobernador del Estado de Jalisco no entiende o no quiere entender que no se trata de estar o no de acuerdo con el condón y otros anticonceptivos, sino de prioridades, y la educación sexual laica, informada, objetiva, es una prioridad para que la población, cuando tenga relaciones sexuales, lo haga de la forma más segura posible. Y si el condón sirve para eso y si los anticonceptivos ayudan para la planificación de las familias y si dichos métodos tienen éxito y cumplen su función, no se puede poner por delante una visión (si bien es cierto respetable) retrógrada que no puede estar rigiendo las políticas de salud ni de educación del gobierno del Estado. Solamente queda responder una pregunta, ¿aceptará el señor gobernador (no González Márquez, sino Sandoval Íñiguez), que se dé marcha atrás a esta política que, si continúa, será nociva para la sociedad jalisciense?



Publicado en El Occidental, el 19 de noviembre de 2007

Sobre Hugo Chávez y Juan Carlos I: el verdadero conflicto

Jorge Gómez Naredo

Hugo Chávez ha sido considerado por quienes se identifican con las derechas y por muchos que se dicen de centro (e incluso de izquierda) una especie de demonio: el mal hecho persona. Según estas visiones, los pueblos no deben ni pensar en elegir (“es un peligro para el mundo”) a un loco como Chávez, un verdadero dictador (extraño, por supuesto, porque arribó al poder a través de elecciones democráticas –contando un referéndum–).

En la pasada Cumbre Iberoamericana, celebrada en Santiago de Chile, se suscitó un altercado entre Hugo Chávez y el rey de España, Juan Carlos I. Todo se dio en la última sesión, cuando el presidente de Venezuela había hecho duras críticas al ex presidente hispano, José María Aznar. Lo tildó de fascista, opinión que no está nada alejada de la realidad. José Luis Rodríguez Zapatero, el actual mandatario español, salió en defensa de su antecesor. Chávez interrumpió a Zapatero y fue en ese momento cuando el rey Juan Carlos I le espetó al mandatario sudamericano: “¿por qué no te callas?”

Lo importante de este asunto no es una cuestión de formas, de delicadeza, sino de fondo. Sí, es cierto, Chávez no se comportó con el debido respeto. Sin embargo, tenía (y tiene) el derecho a decir lo que pensaba. El “¿por qué no te callas?’” no es solamente una anécdota, es una frase que resume una visión y una ideología. Nadie duda ahora que España ha iniciado una especie de reconquista de sus antiguas colonias: las empresas hispanas han sentado sus reales en muchos países de América Latina y se comportan como verdaderas saqueadoras. Muchas veces no se diferencian de las trasnacionales estadounidenses: lo que les importa es obtener el mejor provecho. Algunos gobiernos sudamericanos han intentado ponerles un alto, y la respuesta del Estado español ha sido defender los intereses de los capitales hispanos a toda costa. Por eso el reclamo de presidentes como Hugo Chávez y Daniel Ortega; y por eso, también, la respuesta del rey español.

La discusión que se dio a partir del episodio protagonizado por Hugo Chávez y el rey Juan Carlos I se ha centrado en el “¿por qué no te callas?” del jerarca español o en los “malos modos” del mandatario venezolano, pero se ha olvidado en muchos casos el fondo. No se ha fijado la atención sobre los justos reclamos de Chávez al ex presidente español ni sobre la forma en cómo actúan las empresas hispanas en territorios latinoamericanos ni en el irrestricto apoyo del Estado español a éstas.

No es cuestión de patrioterismos (como el que se dio en España, con halagos al rey y con porras a José Luis Rodríguez Zapatero) ni de falsos dilemas. Lo realmente importante es conocer, analizar y discutir el papel que jugará España en América Latina y América Latina en España. No cabe duda que hay vínculos, que el idioma nos une y que el coloniaje dejó una herencia que forjó lo que hoy es la América abajo del río Bravo. Pero abocarnos (como han hecho muchos medios de comunicación), a decir que Chávez es populista, que Zapatero actuó bien y que el rey, ah, el rey, fue ejemplar, es hablar de cosas que no tienen significados profundos y que no nos llevan a ningún lado.

No cabe duda que Juan Carlos I mostró un ademán de autoritarismo, de “cállate súbdito”, de “no me rezongues”. Los tiempos han cambiado, ahora la relación se da entre iguales, entre naciones, entre países independientes. Por eso es importante buscar caminos de comunicación y de solidaridad: parece ser que eso no lo entienden las empresas españolas ni los gobiernos que las apoyan irrestrictamente.

El mensaje que nos dejó la Cumbre Iberoamericana pasada es claro: América Latina no quiere una reconquista (ahora económica) y sí busca solidaridad. Entre más unidos estén los países de habla hispana, entre más se fortalezcan los vínculos económicos justos, las relaciones culturales y los lazos de fraternidad, todo será mejor. Pero no se puede tolerar, por ningún motivo, la imposición ni la censura. Por eso, el “¿por qué no te callas?” es un acto repudiable cuando viene de un jefe de Estado a otro jefe de Estado. Chávez tenía todo el derecho de decir que Aznar era y es un fascista. Y se debe respetar su opinión: le duela quien le duela.



Publicado en La Jornada Jalisco el 19 de noviembre de 2007

Fraude: México 2006: una película de todos

Jorge Gómez Naredo

Fraude: México 2006 es una película extraña, no porque en el país no se hayan realizado documentales o porque éstos no hubieran tocado temas políticos, sino porque en ella intervinieron además del director y demás personas relacionadas con la producción cinematográfica, cientos de personas que mandaron más de 300 horas de documentación visual para demostrar, ampliamente, que en julio de 2006 hubo fraude y que, por lo tanto, Felipe Calderón es presidente ilegítimo y está usurpando una función que simple y llanamente no le corresponde.

El recorrido para realizar el documental sobre lo ocurrido en julio de 2006 fue difícil, sinuoso, lleno de piedras y de vericuetos, de tapias que impedían concluir la película. Luis Mandoki, director de la obra, y Federico Arreola, productor de la misma, han dado infinidad de conferencias de prensa para explicar, primero, la negación de varias empresas cinematográficas para distribuir la película y, después, para quejarse de la censura en salas de cines, en radiodifusoras, en televisoras, en esa gran constelación de empresas que tienen miedo de exhibir lo que les crea conflictos con el poder: ¿será porque saben que la verdad incomodará a Felipe Calderón y a todos los que estuvieron implicados en el fraude electoral de 2006?

Esta película, aunque sea de Mandoki y la haya hecho la empresa (fundada especialmente para eso) Contra el viento films, fue resultado del esfuerzo de mucha gente, de cientos de miles, de millones de mexicanos que el 2 de julio del año pasado pensaron que las cosas habían cambiado, que la democracia, o los pequeños pedazos de democracia que se argumentaba existían en México, habían fructificado. Es de ellos y no solamente de ellos, es también del pueblo de México todo, de quien está a favor de López Obrador o en contra de él (Calderón es un actor secundario, siempre lo ha sido y siempre lo será, aunque ahora se diga presidente), de quienes viven en estas tierras, de quienes aquí han hecho su vida y han sufrido y gozado. Es de todo un país. Porque la obra, aunque ya ciertos periodistas en el paroxismo (que más parecen merolicos) la hayan atacado como “propagandista” –llegando al exceso de comparar a Luis Mandoki con la cineasta del régimen nazi, Leni Riefenstahl–, muestra pruebas y exhibe que en México, en 2006, hubo fraude. Y un fraude que cargan todos los mexicanos, los que están en contra de él, los que no saben si hubo o no y los que están a favor de él (porque, aducen, “¿qué hubiera pasado si ese loco llega a la presidencia?”). Es una película de todo México porque narra lo que somos, lo que hemos sido, en lo que nos hemos convertido. Es una película que nos refleja, un espejo en el cual nos vemos con nuestras contradicciones y con nuestras virtudes, con los que luchan porque haya democracia y por quienes piensan que ésta es para unos cuantos y ya. Es una película de coraje, de impotencia, de lo que somos: de todos, absolutamente de todos los mexicanos.

Y la función comenzó...

Veinte minutos antes de iniciar la función, la sala se observa vacía. ¿Acaso a nadie le interesa ver un documental que aborda un tema político? Pasan los minutos y comienza a llegar gente, uno, dos, tres, poco a poco van llegando las personas, se sientan, platican: van solos unos, van acompañados los más. Hombres y mujeres, jóvenes, ancianos, adultos. Cinco minutos, los comerciales previos (y sí que hay comerciales) se están proyectando ya y la sala se llena, llega gente, mucha gente, un montón de gente. La sala está casi repleta y comienza la película.

Luis Mandoki logra realizar en Fraude: México 2006 una narración de lo que sucedió antes, durante y después del proceso electoral para elegir al presidente de México. Inicia con el caso del desafuero, cuando Fox, los diputados del PAN y del PRI y toda la estructura estatal intentaron, sin éxito, quitarle los derechos políticos a Andrés Manuel López Obrador. Desde ese momento y hasta hoy, el tabasqueño no ha dejado de ser la principal figura política y social en el país. Se compara la situación de 1988 y de 2006: a 17 años y los fraudes siguen, la democracia no llega, la gente lucha y se siguen los caminos para buscar, a través de la vía electoral, la conquista del poder por partidos o coaliciones de izquierda.

Poco a poco el documental va adentrándose en el tema central: el fraude cometido por el PAN, por el presidente de la república, por los consejeros y por los magistrados electorales, por Felipe Calderón y su equipo de campaña, por los grandes empresarios que se sienten dueños del país, por todos los que tienen miedo de perder sus injustos privilegios. Se comienzan a escuchar las primeras mentadas de madre entre los asistentes a la sala cinematográfica: “pinche espurio” y “maldito pelele” cuando aparece Felipe Calderón; “vendidos”, cuando en las pantallas López Dóriga, Gómez Leyva, Adela Micha, Carlos Marín y demás “comunicadores” se entrampan en “profundas” disquisiciones sobre las “apabullantes” muestras de la carencia de argumentos para negar el fraude.

Las cámaras ciudadanas entonces se hacen de la pantalla: imágenes de los conteos distritales que muestran la consigna instaurada por los altos mandos del IFE: “no hay irregularidades”. Imágenes y más imágenes de personas que vigilan y tratan, por todos los medios posibles, de abrir los paquetes electorales porque las cuentas no cuadran, porque los números no dicen la verdad, porque hay falta de consistencia y porque simple y llanamente huele a fraude, se ve un fraude, se siente un fraude.

Y después las manifestaciones, la consigna, tan justa, tan llena de verdad, tan democrática: “voto por voto, casilla por casilla”. Los ríos de gente, el zócalo capitalino repleto, avenidas y avenidas con personas que buscan una sola cosa: el conteo total de los votos. La gente, con más gente, acompañada de gente: un montón de gente. Una cámara ciudadana le pregunta a un manifestante: “¿y viene con toda su familia?, ¿no tiene miedo de la muchedumbre?” A lo que responde la persona entrevistada: “no, no le tengo miedo, si nosotros somos parte de la muchedumbre”. Sí, imágenes espectaculares de esa muchedumbre que se cansa de ser desoída, de ser ignorada, de ver sus derechos, sus pocos derechos, vejados una y otra vez. Una muchedumbre que se decidió a salir, a protestar, a decir que no, que no aceptaba la imposición, que no aguantaba un golpe más y que desconocía a esas instituciones que los habían robado una y otra vez. Una muchedumbre que eligió a Andrés Manuel López Obrador como presidente legítimo de México porque estaba segura, completamente segura, que él, el tabasqueño, había ganado las elecciones: porque entendían que los poderosos no habían robado la presidencia a un hombre, sino a un pueblo.

Se termina el documental y la gente, de repente, aplaude, sí, la gente, mucha gente, un montón de gente aplaude y aplaude y sigue aplaudiendo: un aplauso que dura más de un minuto pero que parece eterno. Un aplauso que es para Luis Mandoki, sí, pero también para todos los que decidieron un día decir “ya basta” y desconocer a Felipe Calderón como presidente. Un aplauso que de tan largo, al salir de la sala, todos lo seguían escuchando; un aplauso no para un director, sino para un pueblo, porque la película Fraude: México 2006 no es la película de López Obrador ni de Luis Mandoki, es la película de una sociedad, la radiografía de un país que sigue sufriendo pero que vive con la esperanza y mantiene la esperanza y esa esperanza no se calla ni se olvida ni se va.

A más de un año

A más de un año del fraude, a más de un año de la guerra sucia, a más de cuatro años de atacar no a un hombre, sino a un pueblo. A más de un año de esa escisión que vivió el país entre los que apoyan a López Obrados y los que lo repudian, entre quienes tienen todo y quienes poco o nada poseen. A más de un año de la vergonzosa actuación de quien hoy se ostenta como presidente de México; a más de un año de un fallo-dictamen de un Tribunal Electoral que suprimió los pocos avances democráticos existentes en el país; a más de un año de la televisión que no dijo nada, que no vio nada, que no notó nada y que sigue empecinada en no mencionar nada; a más de un año y la herida sigue abierta, y las ganas de seguir luchando no se apagan; a más de un año y la gente, mucha gente, un montón de gente grita que quiere un país mejor, un país democrático, un país más justo e igualitario; a más de un año y los de arriba siguen sin escuchar los reclamos; a más de un año y la esperanza pervive, y pervive porque 2006 con su fraude y un país injusto, simple y llanamente no se olvidan.



Publicado en La Jornada Jalisco el 19 de noviembre de 2007

La defensa de la riqueza energética, eje de los resolutivos en la Convención Nacional Democrática

* La lucha en favor del maíz mexicano y contra la apertura al grano de EU, en el TLC, otro de los puntos

* AMLO exigió un aumento salarial de emergencia para hacer frente a la escalada de precios

Jorge Gómez Naredo

A las diez de la mañana, decían unos carteles, comenzaría la tercera asamblea de la Convención Nacional Democrática (CND); otros ponían a las once como la hora exacta de inicio. Había desorganización, pero la gente llegaba, continuaba llegando, no dejaba de llegar. El zócalo, a diferencia de otras ocasiones, no estaba libre completamente. En una tercera parte de él se habían instalado varios vagones de tren, pesadas estructuras de metal y largos tubos de bambú: el museo de este material se inaugurará en fecha próxima. La otra parte, para las diez y media, estaba casi completamente llena. Sin embargo, por todas las calles que desembocan en la mítica plaza capitalina ríos de personas marchaban para escuchar el primer informe de gobierno de Andrés Manuel López Obrador como “presidente legítimo” de México.

Todos a buscar su pantalla y la guerra de las campanas

El zócalo, a las diez y media, no estaba completamente lleno, pero todas las calles que confluyen en él se veían repletas de simpatizantes del tabasqueño, especialmente Madero y 20 de noviembre. En las desembocaduras de estas vías se habían colocado pantallas y bocinas para que las personas que no alcanzaran lugar en la plancha del zócalo pudieran observar y oír el discurso de López Obrador. Muchos asistentes realizaron una extraña y singular operación: “todos a buscar su pantalla”. En Madero se detuvieron miles de personas, quizá cinco cuadras repletas de convencionistas. 20 de noviembre y Pino Suárez no se quedaban atrás. Y el zócalo, lentamente, se comenzaba a llenar: la gente llegaba, seguía llegando, no se cansaba de llegar. Nuevamente el movimiento lopezobradorista, a pesar de que muchos analistas políticos y periodistas lo han dado por muerto un día sí y el otro también, demostraba su viveza y entereza: cientos de miles de personas exhibían que las cosas no son como las pinta la televisión, que a pesar del cerco informativo, de no escuchar en las radios ni en las televisoras notas acerca de las actividades de Andrés Manuel López Obrador, la lucha sigue, los asistentes a las asambleas de la CND no menguan, las energías y la creatividad no se acaban.

Faltando quince minutos para las doce del día, la plancha del zócalo y cinco o seis cuadras de las calles Madero, 20 de noviembre y Pino Suárez estaban completamente llenas. De repente se escucharon las campanas de la catedral Metropolitana. Sonaron una y otra vez. No se callaban. Estruendos de campanas y más campanas. Era una especie de provocación que fue respondida pacíficamente con gritos de “Obrador / Obrador / Obrador”, “pederastas / pederastas / pederastas”, “violadores / violadores / violadores”. Más de diez minutos de chirridos de campanas fueron contestados por más de diez minutos de coros entusiastas que ensalzaban al “presidente legítimo” de México o que fustigaban los encubrimientos que Norberto Rivera ha hecho de sacerdotes pederastas. Las campanas no se acallaban y aumentaron su sonido mientras hablaba la senadora doña Rosario Ibarra de Piedra. El ruido emanado de la catedral interrumpía el de las bocinas de la asamblea. Pero la senadora no se amedrentó, pues había dicho al iniciar su alocución: “no voy a leer mi discurso: me siento mejor viéndolos a la cara”.

A defender el petróleo

La tercera asamblea de la CND estableció cinco resolutivos que fueron aprobados por unanimidad (es decir, todos levantaron la mano): movilización en contra del alza generalizada de precios; defensa de las industrias petrolera y eléctrica; lucha a favor del maíz mexicano y en contra de la apertura al grano estadounidense en el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte; respeto a los derechos humanos y solidaridad irrestricta con los pueblos de Oaxaca y Chiapas.

Cuando se terminó la votación, Andrés Manuel López Obrador comenzó a hablar. Fue un mensaje enérgico que se basó en la defensa del petróleo. Pidió además un incremento salarial de emergencia y avizoró malos tiempos por venir: “enero será, si no lo impedimos, un mes negro”. Adujo que es inexplicable que México, un país que tiene un pueblo trabajador y riquezas naturales, esté sumido en la pobreza. Aplausos y más aplausos, coros y más coros, especialmente cuando López Obrador explicó que el petróleo, hoy con un precio por barril de casi 100 dólares, podría ser la palanca de desarrollo para el país y no lo es porque unos cuantos empresarios nacionales y extranjeros lo quieren privatizar, claro, con el apoyo del “pelele”, es decir, del “presidente espurio”. Nombró, dentro de la estructura del gobierno legítimo, a una comisión que se encargará de organizar la defensa de la riqueza petrolera de México. Al finalizar, entre gritos de “no estás solo” y de “presidente / presidente / presidente”, López Obrador adujo que la lucha sigue, que él está en ella y que no se cansará de seguir combatiendo por un país donde exista “patria para todos”. Y a pesar de estar ya casi terminada la tercera asamblea de la CND, la gente llegaba, seguía llegando, no se cansaba de llegar.

Comercio legítimo

La resistencia civil pacífica se inició desde el proceso de desafuero en contra de López Obrador y no ha menguado. Se han implantado varios mecanismos para conseguir recursos y continuar la lucha, uno de ellos ha sido la elaboración de productos, digamos, “legítimos”. Y vaya que se ha desarrollado este concepto: alrededor del zócalo una serie de mercancías se vendían para poder financiar la resistencia civil pacífica. Había productos de la empresa La dulce resistencia, la cual tiene 33 sabores de mermelada, 5 de cajeta, mole, nopales y más de 8 tipos de chiles. Estaban también los productos de limpieza legítima, en los cuales se podían comprar detergentes, cloro y limpia-vidrios. El vino Presidente Legítimo también se vendía: sidra y rompope de varios sabores. Y pan, pan de la marca “en resistencia” Mi general. Y la gente que llegaba, que seguía llegando y no se cansaba de llegar, iba, venía y compraba vino, cloro, pan, mermelada, etcétera.

Este comercio de productos “legítimos” busca extenderse y consolidarse poco a poco. Pero es difícil, los monopolios en el país tienen mucho poder: ganan elecciones, ponen presidentes, desprestigian proyectos de nación y desinforman a la población, además, claro está, bombardean todos los días con anuncios publicitarios a los consumidores: es un gran problema eso de los monopolios. Un señor, de unos cuarenta años, le dijo a una de las personas que vendían productos de La dulce resistencia, “imagínese, si esto lo llevamos a Monterrey, de donde yo soy, se vende rápido y hasta le sacamos un susto a los monopolios que saquean nuestra nación”. Se hizo un silencio y más de uno que escuchaba la conversación se puso a pensar, a reflexionar. Mientras, la gente llegaba, seguía llegando, no se cansaba de llegar.

Y la gente está ahí

Cada asamblea de la CND, muchos periodistas, altos funcionarios del gobierno federal, cientos de panistas y decenas de ricos empresarios desean ver a López Obrador solo, aislado, sin partido, marginado y sin pueblo: se frotan las manos y dicen “éste sí va a ser su fin”. Y se quedan con las ganas porque cada asamblea, cada marcha y cada mitin en el zócalo de la ciudad de México demuestran que el lopezobradorismo vive y se fortifica. Y es que la gente llega, sigue llegando y no se cansa de llegar. Han intentado todo: cerco informativo, provocación para descarrilar el movimiento y hacerlo violento, escisiones al interior del círculo cercano a López Obrador. Sí, han pretendido todo para erradicar al “loco” tabasqueño y, sin embargo, la gente sigue llegando al zócalo cada vez que AMLO convoca. La gente no se cansa de estar ahí cada asamblea: aunque haga frío y llueva, aunque el sol queme y no deje casi ni levantar la cabeza, la gente está ahí, con su líder, con su “presidente legítimo”. Y llega, sigue llegando y no se cansa de llegar porque el “gobierno legítimo” y Andrés Manuel López Obrador representan esperanza, una de las pocas salidas para dejar la pobreza y pensar que en el país hay futuro, que habrá un día en que no se necesite emigrar al norte para sobrevivir; una esperanza que representa felicidad y “patria para todos”. Y por eso la gente llega, sigue llegando, no se cansa de llegar.

Opinión - Laura Itzel Castillo

En concreto

Fraude: México 2006

El Universal

Diversas voces sostienen que el arte, para ser pleno, debe reflejar los distintos momentos de la sociedad; en especial los tiempos de grandes cambios políticos. La toma de conciencia desde el arte representa la lucha frontal contra el arte dirigido, contra al arte conformista, contra el arte como mero artículo de consumo.

En el cine mexicano actual este compromiso social lo encarna Luis Mandoki. Después del 2 de julio de 2006, antes de que el Tribunal Electoral legalizara el atraco a la voluntad popular, la Coalición por el Bien de Todos, académicos y organizaciones sociales aportaron un sin número de elementos del fraude. A pesar de que estas pruebas fueron ignoradas, constituyen un acervo documental y de concientización invaluable. Mandoki se dio a la tarea de documentar la lucha pre y postelectoral del movimiento social que apoyó la candidatura de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República.

Producto de este esfuerzo es la obra fílmica Fraude: México 2006, que exitosamente se estrenó a nivel nacional el 16 de noviembre. En palabras del cineasta, “la película es apta sólo para aquellos que quieran ver la verdad del sistema político mexicano”. Es tal la contundencia de la obra, que fue censurada por la compañía estadounidense Warner Brothers, pero miles de mexicanos realizaron aportaciones económicas a la cuenta bancaria de la empresa productora para que se estrenara el documental. En él se hace un recuento del asalto a la voluntad popular, utilizando las propias confesiones de quienes se confabularon para arrebatarle el triunfo a López Obrador.

Lejos de lo que se pudiera pensar, al paso de los meses la opinión pública mantiene la misma percepción respecto al resultado de las votaciones presidenciales. Una encuesta de EL UNIVERSAL realizada en julio, titulada A un año de las elecciones, arrojó que 42% de los mexicanos cree que hubo fraude. Es decir, casi la mitad de los mexicanos considera que Felipe Calderón es un Presidente impuesto, no legítimo. Esto a pesar de la campaña del miedo y del cerco informativo para acallar la verdad colectiva.

Mandoki dirigió la célebre obra Voces inocentes, internacionalmente galardonada en varios festivales. También ha participado en películas como Atrapada (2002), Angel Eyes (2001) y Message in a Bottle (1999), al lado de artistas como Kevin Costner, Paul Newman, Andy García, Jennifer López, Terrence Howard, Alfonso Arau, Ofelia Medina, Daniel Giménez Cacho, entre otros. Se puede consultar la cartelera en www.gobiernolegitimo.org.mx.

consejodedefensadelavivienda@gmail.com

www.vivienda.gobiernolegitimo.org.mx

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2007::

Opinión - Miguel Angel Granados Chapa

PLAZA PÚBLICA

Catedral cerrada, doble provocación

Mural

Al cerrar la Catedral Metropolitana, la arquidiócesis de México afectó antes que nadie a su propia feligresía. Así se infiere de la definición de iglesia contenida en el canon 1214 del Código respectivo, que además de su apreciación material señala su razón de ser: "Por iglesia se entiende un edificio sagrado destinado al culto divino al que los fieles tienen derecho a entrar para la celebración, sobre todo pública, del culto divino". Y el canon 1221 refuerza esta idea al establecer que "la entrada a la iglesia debe ser libre y gratuita". Durante esta semana la Iglesia infringió esas normas.

Aunque se anunció ya la reapertura del principal templo de la Ciudad de México, quizá para hoy jueves y con seguridad para ofrecer a tiempo los servicios dominicales, eso no priva a la decisión del Consejo Episcopal de la Arquidiócesis de México del carácter de una segunda provocación, luego de la inicial tomada por quien ordenó el repique de las campanas catedralicias fuera de toda norma mientras una multitud se reunía en el Zócalo. El padre José de Jesús Aguilar explicó anteanoche a Joaquín López Dóriga que las campanas doblan durante tres periodos de 10 minutos cada uno, a las once treinta, once cuarenta y cinco y doce. Pero no explicó que eso es propio de los días de fiesta y el 18 de noviembre no lo es en el ritual católico. Debió aclararlo porque esa especificación consta en el Manual de Procedimientos para Campanario del propio Aguilar. Por lo demás, no es verdad que a las once treinta hubiera comenzado un repique de tal naturaleza.

Nadie en su sano juicio puede cohonestar la reacción de quienes, asistentes o no a la tercera asamblea de la Convención Nacional Democrática, entraron por la fuerza a la Catedral y causaron temor y molestia a quienes se hallaban en su interior. Ya antes, con motivo de reiteradas agresiones de este género, me he permitido señalar que más aún que el cardenal Norberto Rivera Carrera, o tanto como él, los fieles que acuden a la liturgia dominical deben ser respetados porque ejercen una libertad conectada a lo más profundo y elevado de su espíritu. De modo que no ha de disminuirse la gravedad del asalto ni dejar de exigirse a los responsables de la organización, partidaria o civil, del mitin del domingo, no sólo un deslinde sino una condena a prácticas que redondean la provocación sonora que partió del campanario.

Es más grave, sin embargo, que en una evidente desproporción la autoridad arzobispal dispusiera cerrar la Catedral como si un ataque aun de mayores dimensiones fuera esperable durante el asueto del lunes o en los siguientes días de la semana. El que se recordara que en 1926 se ordenó una clausura semejante permite medir a cabalidad la exageración de la medida. El 25 de julio de aquel año el Episcopado Mexicano emitió una carta pastoral en que se anunció la suspensión del culto público a partir del 31 siguiente, en que los templos quedarían al cuidado de los vecinos para que el público pudiera acudir a ellos sin la presencia sacerdotal. La decisión de los obispos se inscribía en un clima de tensión creciente, suscitado por la emisión de leyes y disposiciones reglamentarias del artículo 130 de la Constitución que constreñían la libertad religiosa.

La Secretaría de Gobernación dispuso que los ayuntamientos y no los vecinos recibieran los templos y, en la Catedral y el templo del Sagrario se procedió así el 31 de julio. No se realizó el inventario ordenado por la circular oficial, pero fueron selladas las puertas y el mobiliario para evitar un uso impropio de bienes nacionales afectos a una instalación religiosa. Entonces la Iglesia Católica tenía que vérselas con un gobierno hostil. Ni pensar en que, como ocurrió en los días siguientes, se buscara desde la administración capitalina un arreglo basado en seguridades a que tiene derecho la feligresía y todos cuantos busquen entrar en ese templo magno.

El uso propagandístico del inadmisible episodio dominical, en el que irresponsablemente se solaza la arquidiócesis, recuerda la legendaria Batalla del Jueves Santo del 9 de abril de 1856 en cuyo centro se colocó al gobernador del DF, Juan José Baz. Para afirmar el patronato que el Estado tenía sobre la Iglesia, el jacobino tapatío acudió a la Catedral a recibir la llave del sagrario que él debía conservar hasta el Sábado de gloria. Pero un canónigo anunció al gobernador que por orden del arzobispo Lázaro de la Garza no sería recibido. Era una insolente respuesta a la emisión de las primeras leyes de reforma, cuyo desacato fue castigado en esa oportunidad con el arresto de varios sacerdotes. Ignacio Aguilar y Marocho, un periodista y poeta conservador, imaginó al gobernador jinete dentro del templo y le dedicó estas décimas satíricas:

"En este sistema ruin/ en que no impera la ley/ ¿qué es Comonfort? Es el rey./ ¿Y Juan Baz? Es el delfín", a quien el decimista llama Duque del Jueves Santo y al que se dirige sarcástico:

"De tu casa en el blasón/ es bueno que se registre/ con escudo, lanza en ristre/ manopla y yelmo un campeón/ que al correr de su trotón/ entre aplauso general/ lleno de furia infernal/ se vea con estudio y arte/ pasando de parte a parte/ a la iglesia Catedral./ Moribundas dos navetas,/ desangrándose un telliz,/ manca una sobrepelliz,/ una estola con muletas,/ un alba huyendo en chancletas,/ prisioneros dos manteos,/ dispersos seis solideos,/ contuso un bonete adulto/ y un misal pidiendo indulto:/ esos serán tus trofeos".

Cajón de Sastre

Es bien conocida la vulnerabilidad de los ciudadanos en general en Sonora, donde hace más de 30 meses desapareció el reportero Alfredo Jiménez, aparentemente secuestrado por agentes policiacos sin que, tal vez por ese motivo, se tenga noticia de su paradero. Tan generalizada es la precariedad de la ley allí, que el lunes pasado el domicilio de Lázaro González Cruz, jefe de la escolta del gobernador Eduardo Bours, fue cateado por agentes judiciales federales, provistos de una orden judicial expedida en una investigación por narcomenudeo. No hallaron nada y sus jefes han pedido disculpas, lo que no impidió que Bours sospeche que es un amago dirigido a su entorno y a él en lo personal, porque ha notificado a la PGR que el jefe regional de la Agencia Federal de Investigación, Lorenzo Castrejón Tavira, posee varias propiedades además de vehículos de modelo reciente. Por eso contentaría al gobernador que la AFI se fuera de Sonora, como resultó con jefes de la Policía Federal Preventiva a los que denunció en mayo.

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2007::

radioamloTV