::::

miércoles, octubre 29, 2008

Fracaso opositor de 20 años

Ricardo Alemán
Itinerario Político
28 de octubre de 2008


Fracaso opositor de 20 años


Cárdenas, ‘Marcos’, Fox, AMLO… endiosados por una sociedad que se equivocó
Ayer el estandarte era sacar al PRI de Los Pinos; hoy todos aplaudirán que vuelva


La disputa político-electoral entre el PRI y sus opositores de derecha e izquierda no tiene más de 20 años; data de 1988.


Entre 1988 y 2008, hemos visto pasar a por lo menos seis potentes liderazgos que, llevados por el imaginario colectivo al nivel de divinidad, no sólo terminaron arrumbados en los trebejos, sino que fracasaron en las dos recientes décadas.

Existen quienes incluso motejan a ese periodo las dos décadas perdidas de la democracia mexicana. ¿Por qué? Porque en la vorágine por sacudirse la tutela y el control vertical, corrupto, represor y nada democrático del PRI, la sociedad llevó al pedestal de dioses de la política lo mismo a Cárdenas que a Clouthier; a Marcos que al Jefe Diego; a Fox que a López Obrador. ¿Y que pasó? Casi nada. Que en esos 20 años perdidos, la sociedad se equivocó tantas veces como líderes inventó, en tanto que los prohombres terminaron en calidad de vulgares “enanos del tapanco”.

Y por si fuera poca la tragedia mexicana vivida en esas dos décadas perdidas para derecha e izquierda, a 20 años de que el estandarte nacional era echar al PRI de Los Pinos, hoy amarillos y azules parecen trabajar con todo para un solo objetivo: hacer que el PRI regrese a Los Pinos. Y en ese frenesí de esquizofrenia, resulta que los defraudadores de ayer, los represores, autoritarios, criminales de la oposición y practicantes de la mordaza mediática oficial son los demócratas de hoy, los defensores de la izquierda, los promotores de la libertad de expresión. ¡Ver para creer!

Clouthier y Cárdenas fueron dos poderosos sembradores de la democracia mexicana. El primero falleció hace 10 años en condiciones poco claras, mientras que el segundo encarnó el primer fenómeno de endiosamiento colectivo, más mesiánico que racional. Las de 1988 —con leyes incomparables con la de 2006— fueron el fraude electoral que derramó el vaso. Con Cárdenas a la cabeza se creó el PRD y la primera alternativa real de poder a partir de un partido de izquierda que reivindicaba la revolución democrática.

Pero la mezcla nada democrática del PRI disidente y el estalinismo de la izquierda fusionada a ese PRI reprodujo un liderazgo autoritario, vertical. Una réplica del PRI, con casaca dizque de izquierda que pronto desencantó a muchos. Mientras eso ocurría en la izquierda, en la derecha apareció el potente liderazgo del Jefe Diego Fernández de Cevallos. Por razones que hoy nadie sabe, claudicó en los hechos, en tanto que era asesinado Colosio.

En 2004 apareció uno de los más cautivadores liderazgos, el mítico guerrillero zapatista Marcos. Los mismos que endiosaron en su momento a Cárdenas llevaron al altar a Marcos, mesías que cultivó a Luis XIV: “El movimiento soy yo”. Y si antes era un pecado capital cuestionar a Cárdenas, luego lo fue criticar a Marcos, quien arrebató toda la clientela a Cárdenas —intelectuales, académicos, saltimbanquis, periodistas y oportunistas del poder—, al grado de que en las elecciones de 2000 la izquierda y el PRD se habían vaciado, y la derecha albergó a un bulto político: Vicente Fox, quien sin darse cuenta sepultó al líder guerrillero, al permitirle salir de la clandestinidad.

Se repitió el ciclo, pero ahora con un ranchero hablantín, tonto, hábil para la venta de chatarra que enamoró a las clases media, alta y baja, y también a la dizque izquierda intelectual, que promovió “el voto útil”. Es decir, rendir doctrina e ideas por una causa mayor, sacar al PRI del poder. Todos felices porque se fue el PRI del poder. Pero criticar a Fox entonces era un pecado igual al que seis años después fue criticar a AMLO. Criticar al mesías azul o amarillo era igual a traicionar la patria.

Fox no sólo hizo uno de los peores gobiernos, sino que en buena medida fue el responsable de encumbrar al nuevo ídolo popular: AMLO. Pero el ciclo se volvió a repetir, ya que resultó otro dictadorzuelo que se enamoró de su propia caricatura. Hoy terminó el ciclo del tabasqueño y el respetable —intangible que nunca se equivoca— se apresta a encumbrar a su nuevo dios. ¿Quién será? Pronto aparecerá.

Lo curioso es que hoy son próceres de la democracia Manuel Camacho, Marcelo Ebrard, Manuel Bartlett, Ricardo Monreal, Dante Delgado… y defensores de la libertad de expresión otrora censores oficiales como Jacobo Zabludovsky, entre otros. Y seguro todos aplaudirán el regreso del PRI en 2012. Oportunismo y desmemoria. ¿Y los intelectuales? ¡Qué pena! Veinte años perdidos. Al tiempo.
Comentario al pie de Germán Robles.
Para quienes entienden de libertad, de la expresión, saben y procesan la información con criterio sabrán tomar a bien el texto anterior. Porque con argumentos se construye el debate, el lenguaje político y la diversidad de ideas.
Si AMLO es motejado de mil formas, si es o no el "mesías" eso no es lo importante, más que el liderazgo, lo que importa es la acción civil del pueblo, hablamos de su organización y conciencia para los más nobles fines colectivos y de solidaridad que pueda tener; es decir todo aquello que nos hace una nación soberana, lo que nos hace mexicanos justos y libres.
Pero la simulación, los juegos mesiánicos, la desmemoria resultan para nosostros verdaderas condiciones y actitudes sociales de enemistad y engaño. Es tiempo de redignificar a la izquierda y que esta sea realmente tal, hacer y llamarle así pues a las cosas por su nombre.
Habrá que tener mucho cuidado porqué parece ser que la dizque izquierda -la política- trabaja en realidad para el PRI y con ello este partido va que vuela de regreso a la casa presidencial para reinstaurar de manera casi permanente la vieja cultura política que sólo se entiende en una sociedad dividida, fanatizada, adormecida sin la conciencia ni los fundamentales de la justicia e igualdad anhelados históricamente. Un afectuoso saludo a los amigos de extensión medios y suerte con su labor informativa.

No hay comentarios.:

radioamloTV