::::

viernes, septiembre 19, 2008

Culpa López Obrador a Felipe Calderón de la violencia e inseguridad en el país

Le preguntó por qué no valoró bien antes de iniciar su llamada guerra contra el narco

Andrés Manuel López Obrador durante su gira por uno de los municipios jaliscienses que visitó ayer Foto: TOMADA DE www.gobiernolegitimo.org.mx

FABIOLA MARTINEZ (Enviada)

Pihuamo, 18 de septiembre.- Andrés Manuel López Obrador culpó al presidente Felipe Calderón de la situación de violencia e inseguridad que priva en el país porque –advirtió– “en política, los errores son como crímenes”. Subrayó, además, que no dará ningún “cheque en blanco” al “gobierno usurpador”, quien a partir de las explosiones en Morelia, Michoacán, ha emitido reiterados llamados a la unidad.

“Sí, vamos a unirnos todos pero tenemos que hablar acerca de qué cosa es lo que nos va a unificar; cuál va a ser el eje de la unificación, porque no vamos a dar cheques en blanco con gente que no tiene autoridad moral ni política. Sí queremos la unidad, sí queremos salvar al país, pero con base en un plan. Si Calderón está dispuesto a acatar ese plan, lo emplazo, desde aquí, para empezarnos a poner de acuerdo”, expresó.

También cuestionó la falta de previsión del jefe del Ejecutivo al poner en marcha su estrategia contra el crimen organizado: “¿Por qué no valoró bien antes de iniciar su llamada guerra contra el narcotráfico? ¿Qué no sabía de lo que se trataba? ¿Cómo fue que sin analizar bien las cosas, sin tener un plan lanza, a lo tonto, un garrotazo al avispero y dejó a toda la gente indefensa?”, cuestionó.

El político tabasqueño dijo que Calderón “anda todo desesperado buscando unidad”; sin embargo –dijo luego frente a simpatizantes de Tamazula–, aceptamos ese llamado siempre y cuando destituya a los secretarios de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, y de Seguridad Pública, Genaro García Luna, así como al procurador General de la República, Eduardo Medina Mora, quienes han demostrado acciones corruptas en el ejercicio de sus responsabilidades, pero sobre todo ineptitud –los dos últimos desde el sexenio foxista– para combatir de manera efectiva los graves problemas en materia de seguridad pública.

Las condiciones que enumeró este jueves el “presidente legítimo de México”, durante diversas asambleas informativas que esta semana encabeza en plazas públicas de municipios jalicienses, incluyen cambios a la política económica vigente para que se favorezca a quienes menos tienen y, en particular, exigió a Calderón el retiro de su iniciativa de reforma energética, enviada al Senado de la República en abril pasado, y con base en la cual pretende abrir la explotación petrolera a la iniciativa privada.

El ex candidato presidencial reiteró que el movimiento que encabeza es y seguirá siendo pacífico, como se demostró –dijo– el pasado lunes en el Zócalo cuando, de un lado de la plaza los “usurpadores” tuvieron que sustentar su convocatoria en artistas de la televisión.

Al igual que lo hizo en la Plaza de la Constitución, en sus recorridos por municipios del país, López Obrador inició la difusión de un decálogo con los puntos que considera fundamentales para avanzar en la transformación integral del país, básicamente para atender a la gente pobre. Incluso, en este contexto recomendó a Calderón retomar la esencia del lema de su campaña de la que fuera coalición opositora que encabezó: “Por el bien de todos, primero los pobres”.

Respecto al combate al crimen organizado, el “prsidente legítimo de México” subrayó que esta problemática no se soluciona llenando las entidades de policías y soldados ni portando vestimenta militar, sino atacando las verdaderas causas: pobreza, falta de oportunidades, corrupción e impunidad.

Al inicio de su gira semanal por los municipios del país (en esta ocasión recorrerá 23 alcaldías de Jalisco), condenó las explosiones en Morelia (que dejaron saldo de siete muertos y más de cien heridos) porque –expresó– no se puede justificar, de manera alguna, que gente inocente que acude a una plaza a divertirse sea agredida.

Desde la mañana, en Tonila, Pihuamo y más tarde en Jilotlán de los Dolores, Tecalitlán, Tamazula de Gordiano y Tuxpan, en la franja sureña de Jalisco, colindante a Colima, dijo que es necesario saber que los recientes hechos de violencia tienen causas profundas que se relacionan con la falta de oportunidades, desempleo, crecimiento de la pobreza, “pero también esto que está pasando es culpa de Calderón”.

Eso es lo que se tiene que valorar, dijo, y (Calderón) todavía tiene tiempo de rectificar; “todavía es tiempo de que cambie su política económica; todavía hay tiempo para que deje de insistir en la privatización de Pemex y para que actúe con responsabilidad”.

En cada una de las asambleas informativas de ayer, en plazas donde se congregó la gente, pese a las fuertes lluvias que cayeron en la región, recordó que antes de que “todo estallara en crisis” y que el pueblo llegara a niveles de sobrevivencia, Calderón solía aparecer, incluso, con vestimenta militar en actos de espectacularidad, porque considera que este asunto se resuelve así, pero no, el problema es bastante más complejo.

López Obrador dejó en claro también que el movimiento que encabeza no caerá en provocaciones y seguirán rechazando toda forma de violencia y, en este sentido, convocó a participar en la marcha del próximo domingo 28 de septiembre, en la ciudad de México, en defensa del carácter público de la industria petrolera.

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando a Andrés Manuel López Obrador en 2008::

No hay comentarios.:

radioamloTV