::::

martes, septiembre 16, 2008

Del blog de Rubén Martín

Un texto de Rubén Martín sobre Pepe Zamarripa




José Zamarripa

Murió un hombre inteligente, valiente, honesto y congruente. En apenas tres años de hacer trabajo político en la entidad, Pepe Zamarripa se ganó un lugar entre la izquierda gracias a que conjuntaba algo que pocos pueden: congruencia entre el decir y el hacer. Sus enseñanzas están fuera del alcance de la clase política profesional que piensa con otros códigos, pero estaría bien que muchos de los activistas que le rinden tributo a Pepe Zamarripa aprendieran su lección de sencillez y falta de protagonismo, su compromiso callado con los que menos tienen. Menos búsqueda de prestigio mediático y más disposición a aprender de quienes están en las resistencias y las luchas sociales.

No hay comentarios.:

radioamloTV