::::

martes, julio 01, 2008

Mexicanos al grito de ¡Ya basta de PAN!

Carlos Antonio Villa Guzmán

El infortunio nos alcanzó al darnos un ánimo social quebrantado por la ausencia de lucidez en las acciones y la moral de látex que exhiben constantemente los gobernantes del PAN.

Inmunes a la crítica y a la justicia, se han convertido en el azote del pueblo por medio del hambre y el miedo. Empobrecer a la gente la vuelve más controlable y mandar a la policía y al ejército a los lugares donde habita o circula, le provoca temor y sumisión. Infalible receta de matriz fascista con la que mantienen al país a fuego lento y “baño maría” de balas.

En qué afrenta y despropósito nacional se ha convertido el comedimiento que tienen los políticos hacia los intereses extranjeros, pues con la tácita aceptación del neoliberalismo lo único que pretenden dejar del Estado es su aparato represor y los controles fiscales y electorales.

El ideal del capitalismo inmoral es mantener un mínimo de Estado que sirva exclusivamente a sus intereses. Casi lo consiguen los aviesos círculos que mueven los engranes financieros, mientras dizque gobiernan esta maltrecha nación.

Los gobiernos neoliberales que se turnaron a partir de Miguel de la Madrid, provocaron un atraso social, económico y cultural, de casi medio siglo, debido al cambio de políticas que inclinaron los objetivos y los esfuerzos conforme a los lineamientos de los organismos y empresas trasnacionales, que se llevaron pingues ganancias con negocios como endeudamientos, saqueos, expropiaciones, cárteles, entre otras actividades lícitas e ilícitas, y están inmiscuidos en nuestra soberanía para que se les entregue toda posibilidad de explotar lo que sea, trátese de recursos naturales o de cualquier actividad industrial o comercial. Traidoramente los invitaron estos mal gobernantes que padecemos y. difícilmente los podremos sacar.

El nivel promedio de la economía mexicana se compara con la de países como Haití o Granada, al tiempo que se enriquecen desorbitadamente los políticos que gobiernan junto con presta nombres y socios. No se diga las corporaciones como los dueños españoles de la banca mexicana, que obtienen lo que ningún país en el mundo les permitiría. Ofrecen empleos de categorías inferiores y se llevan la totalidad de las ganancias. Vaya manera de traicionar a la patria la que distingue al crimen organizado desde el gobierno mexicano, llamado popularmente del PRIAN.

Nada distinto de las dictaduras de los tiranos que han azotado a la humanidad, sólo que ahora mediante fraudes electorales, medios de comunicación abyectos e inyecciones millonarias capaces de corromper cualquier obstáculo.

No hay rubro o sector que no padezca de lo mismo: una absoluta incapacidad para la difícil tarea de gobernar, que significa en realidad hacerse responsable de los equilibrios, las políticas públicas, las relaciones y gestiones que sirvan al bienestar y al progreso de la sociedad de manera integral. La operación del gobierno federal o de cualquier nivel requiere altas capacidades intelectuales, inquebrantable moral y principios, así como una comprobable formación intelectual. De todo ello adolecen quienes mal dirigen el país.

Con razón no salimos del pantano sino al contrario, todo se vuelve más inmundo y confuso. Basta escuchar el precario lenguaje con el que tratan de articular sus discursos, desde el presidente fantoche, hasta el gober mocho y dadivoso que soportamos en Jalisco, gracias a esta inercia de impunidad y vacunas contra la inconformidad que patentó el Partido Acción Nacional.

Rara vez rebasan tres frases sin pronunciar alguna incoherencia que enseguida tratan de solucionar o encubrir ocurrencias que por lo regular igualmente resultan en galimatías. “Cada alza del petróleo nos empobrece”. Broncínea elocuencia que se deshace en añicos a la primera carcajada. Por supuesto que las alzas del precio del petróleo crudo encarecen los insumos que mueven casi toda la producción mundial y quienes los importan pagan más, se empobrecen con mayor facilidad, si no tienen un respaldo como la posesión de la materia prima, si fuera ésta adecuadamente administrada y más que nada industrializada. Posibilidad que tenemos al alcance si dejaran de gobernar las mafias de EU y ahora las españolas a través de ignorantes y peleles que convierten en sus marionetas, junto con rebaños de seguidores domesticados por medio de las televisoras, los púlpitos y una cantidad asombrosa de universidades y colegios, donde se instruye la gente a ser acrítica y a no tener más recurso que la fe. Condición indispensable para reproducir la cultura del mínimo esfuerzo y la moral flexible.

Mientras sucede todo lo que vemos con la propuesta gringa de privatizar el petróleo, más del cincuenta por ciento de las presidencias municipales de la República Mexicana están controladas por el narco. Vaya noticia y ¿qué hace el gobierno? Ser más corrupto e ineficiente.

Conformados por individuos advenedizos en la política, los gabinetes panistas se han destacado por albergar toda clase de mercaderes oportunistas de dudosa reputación, reconocidos en su mayoría por su cercanía a los núcleos del clero católico, donde radica el poder económico de este sector, por cierto altamente cuestionado socialmente debido a las situaciones de escándalo en torno a la conducta sexual de sacerdotes que han sido denunciados y también por cuestiones de índole político-ideológico, a causa de la necia propensión clerical a faltar al precepto constitucional del laicismo, como ha sucedido con las frecuentes críticas y agresiones verbales y textuales a quienes piensan y actúan diferente, así como la aceptación de recursos económicos provenientes del erario público, cuando éstos son reclamados por grupos sociales abandonados a su suerte desde siempre.

El fracaso evidente del PAN se refleja en haber creado más desigualdad, incertidumbre y peligro para los ciudadanos.

El neo laborista y director de la London School of Economics and Political Science, Anthony Giddens menciona al respecto lo siguiente en su libro La Tercera Vía:



“También hay otras razones para preocuparse por la igualdad. Una sociedad altamente desigual se ve perjudicada por no hacer el mejor uso de los talentos y facultades de sus ciudadanos. Por otro lado, las desigualdades pueden amenazar la cohesión social y tener otras consecuencias socielamente indeseables (como provocar altas tasas de criminalidad). Es cierto que ha habido sociedades que han albergado grandes desigualdades y a pesar de ello han permanecido estables – el sistema tradicional de castas indio, por ejemplo-. Pero en una época de democracia de masas las cosas son muy diferentes. Una sociedad democrática que genera desigualdad a gran escala producirá probablemente descontentos y conflictos generalizados”. (Guidens, 2008. p55).



Todas las ideas comprendidas en esta cita atañen a nuestro país

Vivimos una época de dominio ejercido por grupos cuya égida es contar con recursos económicos prácticamente sin límites y medios de comunicación rebasados por su propia avaricia, cebados por el dinero y el poder que les concede el gobierno a través de sus distintos ocupantes: los jinetes del capitalismo inmoral.

Es necesario alejar al PRIAN de todo nivel de gobierno en México. Está demostrada la catadura de quiénes operan en sus filas y con qué intenciones. Para nada han favorecido a la población, sino todo lo contrario; es explotada más que nunca por las trasnacionales, vive insegura, sin expectativas y constantemente amenazada por la pérdida en la calidad de vida que vemos avanzar.

Es necesario evitar que se cometan más fraudes, con lo cual se mantienen en los cargos reforzando su imperio.

¿Qué se puede hacer? En primer lugar señalarlos como el verdadero peligro para México. Conseguir y circular recursos estratégicos como lo es la información y cuanto apoyo sea posible derivar a los ciudadanos que están de pie contra un gobierno a todas luces contrario al bienestar de los mexicanos.

Boicot contra televisa y otros medios nocivos para la democracia y lo mismo en cuanto a fomentar oposición al consumo de productos fabricados o patrocinados por firmas chantajistas como Bimbo, Coca cola o Coppel.

Corramos la voz quienes tenemos algo que decir, mandemos correos los que podemos escribir, hablemos en todo lugar y momento de este fraude de gobierno, antes de que nos despeñe más.

No hay comentarios.:

radioamloTV