::::

martes, diciembre 02, 2008

Pablo Gómez: “no hemos terminado de cerrar un lapso de la historia del país”

Cesar Huerta
Desde la FIL
Extension Medios

Todo estaba listo. El salón 4 de la Feria Internacional del Libro en Guadalajara recibía a la gente. Se presentaba el libro del Senador Perredista y activista en el 68 Pablo Gómez, y que lleva por nombre 1968: la historia también esta hecha de derrotas. Se percibía un silencio que esperaba, no había un lleno espectacular, como los que acostumbran este tipo de presentaciones. La gente estaba muy callada. Quizá, una de las razones fue que a solo un salón de distancia, también la gente, pero otra gente diferente esperaba, deseaba ver a Porfirio Muñoz Ledo, con su libro La ruptura que viene y que causaba sensación, pues desde minutos antes había una enorme fila afuera del salón 2.

Acá, en el otro salón, Pablo Gómez trataba de entretener a la gente. Todos estaban listos, pero el presentador, el más esperado, Paco Ignacio Taibo II no hacia acto de presencia y los minutos transcurrían. Fue entonces cuando el editor comenzó a presionar a Pablo Gómez y este último sometió a votación entre la gente la decisión de comenzar con la presentación o esperar al ausente, el más buscado, el que hacía que la gente mirara hacia la entrada, Paco Ignacio Taibo II.

La gente decidió comenzar. Entonces Pablo Gómez, al no tener presentador, comenzó a presentar su libro. De ahí el senador le dio la palabra a Fausto Trejo, también activista del 68 que empezó por explicar los sentimientos de ese movimiento, y el porqué de la derrota. En ese instante fue cuando llego Paco Ignacio, casi volando y aspirando el aire, con la boca abierta que minutos después recibiría una dosis reconfortante de un vaso con agua y el aire fresco que se recibe después de una larga carrera por los stands y pasillos de la FIL.

La gente siguió llegando para ir poco a poco llenando el salón. Y ahí estaba Pablo, entre todos los invitados de honor que miraban atentos a un público que también no dejaba de mirar y escuchar a sus héroes, a sus hermanos, a sus compañeros del 68.

Y sí, ahí estaban, todos juntos, los de siempre, los forjadores de la historia contemporánea, los perdedores más celebres, los que siguen aquí, entre nosotros, entre todos, para contar lo sucedido, para contar sus experiencias, para contarle a los que no estuvimos en el 68, la historia vivida. Ellos eran, ellos son, los que paseaban en aquellas manifestaciones, los que recorrieron las calles del D.F. y los que hoy están aquí, junto a nosotros contando, aquellos días de largas anécdotas.

De la boca de Fausto Trejo salieron muchas palabras, demasiadas palabras, tantas palabras que causaron que el editor le llevara una tarjetita, quizás diciéndole “qué el tiempo corre y son muchos los invitados”. Pero a Fausto Trejo eso no le importó, continuo con su ponencia un poco más apresurado, esa que llevaba apuntada en una libretita con letra manuscrita. Pablo se percibía desesperado, le daba indicaciones a Taibo, pidiéndole que le dijera a Fausto que terminara con su ponencia. Pero a Fausto tampoco eso le importó. El continuaba regañando a Pablo Gómez, porque no creía que el 68 hubiera sido una derrota, tanto así, que decía que ya estaba “encabronado”.

Paco Ignacio Taibo II lo regañó, le dijo que dividiría el tiempo entre los demás en 5 minutos y a Fausto tampoco eso le importó. Pablo y Taibo discutían, Pablo le decía que lo callara y Taibo le respondía: “tu eres el jefe”. El editor casi estallaba, se levanto de su lugar y le dijo a Fausto, pero eso tampoco le importo.

Fausto no terminó su ponencia. Se quedó con muchas palabras, con muchas hojas de su libretita. Paco Ignacio continuó, dio como el lo dijo “una reflexión sencillita”. Y sí justamente solo duró 4 minutos, no pasó de los 5 minutos que el propuso para todos, para no dejar el tiempo morir y terminar diciendo algunas palabras sobre el 68 en las que concuerda con el autor Pablo “lo importante yo creo y estoy de acuerdo con Pablo en su valoración del movimiento, cómo un movimiento que construye disidencia social masiva en este país e inicia un cambio que todavía no termina”. Palabras ovacionadas, con muchos aplausos para uno de los escritores más reconocidos del país.


Taibo le pasó el micrófono a Salvador Martínez Della Rocca y el se quedó callado. Entonces Paco Ignacio le dijo: “no pierdas tu tiempo”, la gente sólo reía. Del pino como se le conoce a Salvador justificaba sus notas, comentó sobre el libro y hasta criticó a la “izquierda” de hoy, mencionando como ejemplo a Arturo Núñez. Entonces del público una voz respondió: “Jesús Ortega” y Taibo respondió “ni le sigas, ni le sigas”. Rocca termino con vivas para el movimiento presionado por Paco Ignacio.

De ahí que Inti Muñoz se apresuraba a comenzar con su ponencia y recapitular los hechos y los libros que hay sobre el 68. Fausto Trejo meditaba, escuchaba a Inti y se observaba ansioso como queriendo volver a tomar el micrófono y continuar con la charla inconclusa. Paco Ignacio siguió con su labor, presiono a Inti después de los 5 minutos y le dio la palabra a Pablo para que terminara con la presentación.

Pabló Gómez el autor del libro, recapitulo la forma en cómo lo realizo. De cuáles archivos sacó los datos, y también explicó los motivos del porqué publicar un libro lleno de vivencias personales transformadas en una crónica. Paco Ignacio así como llegó se fue. Tomo sus dos bolsas llenas de libros y se marchó sin antes disculparse con Pablo Gómez, con Inti y demás invitados. Pablo se arriesgo como el lo dijo a que “le apagaran la luz”.

Pablo continuo con los datos, decía “estábamos preparados para todo, menos para los disparos”. La gente nunca se fue, era tarde, la última ponencia, la ultima conferencia y las puertas de la FIL muy pronto se cerrarían, pero la gente nunca se marchó. Pablo continuaba la ponencia y relacionaba al 68 con el México de hoy. Decía que el movimiento del 68 todavía está vigente. Y que después de 40 años hemos avanzado pero todavía hay presos políticos. También que hoy se criminaliza la protesta social y no existe un movimiento nacional que se especialice en esta.

Pablo estaba feliz, pues fue una noche intensa, llena de invitados, de anécdotas, de risas y enojos pero sobre todo llena de fuerzas para seguir luchando “porque no hemos terminado de cerrar un lapso de la historia del país” y terminó con lo que dice amnistía internacional ahora en España por lo asesinados en la dictadura de Franco “yo estoy de acuerdo en que hay que darle la vuelta a la página, pero primero hay que leerla completa”.








::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Lic. Andrés Manuel López Obrador en 2008::

No hay comentarios.:

radioamloTV