::::

lunes, diciembre 29, 2008

JORGE GÓMEZ NAREDO ::La discriminación del Ayuntamiento de Guadalajara::

¿Quíen es el inculto? Foto: Cesar Huerta/Extensión Medios


Jorge Gómez Naredo
La discriminación del Ayuntamiento de Guadalajara

El Occidental
29 de diciembre de 2008

"El racismo y la discriminación son problemas graves que afectan al país. No solamente la discriminación se da en las clases altas, en la 'gente bien'. También las clases medianas discriminan y, en menor medida, los estratos pobres. Digamos que cada quien tiene su momento de discriminación y de racismo".

Dicen que no, que jamás, que nunca han intentado discriminar a los pobres, que eso no va con ellos. Así lo han declarado una y otra vez las autoridades de Guadalajara, en especial el secretario de Seguridad Pública, Macedonio Tamez Guajardo. Hacen operativos para quitar a los limpiaparabrisas de las esquinas, pero lo hacen porque agreden a los automovilistas, porque no se comportan como deben comportarse. Sí, eso no es discriminación, eso, según palabras del propio Tamez Guajardo, es aplicar la ley, y la "la ley es la ley, es ciega la justicia, se aplica y punto".

El racismo y la discriminación son problemas graves que afectan al país. No solamente la discriminación se da en las clases altas, en la "gente bien". También las clases medianas discriminan y, en menor medida, los estratos pobres. Digamos que cada quien tiene su momento de discriminación y de racismo. Unos más que otros, por supuesto. Basta ver una revista del corazón para constatar la enorme discriminación en el país. Y lo peor, la manera en cómo se acepta y no se castiga. Veamos un ejemplo.

A mediados del mes de diciembre fui a una café-tienda donde venden revistas, y no sé por qué, comencé a ojear una editada por Televisa llamada TV y Novelas. En ella aparecía una entrevista a Federico Díaz (un tipo que no sabía quién era y no sé aún quién es). El caso es que este individuo menciona en la entrevista que perdió su virginidad a los 13 años y que ha participado en algunas orgías. En ese momento me dieron ganas de dejar la revista en el lugar en donde estaba y dedicarme a ojear otras publicaciones más interesantes y serias. Sin embargo no lo hice, pues me encontré una declaración que me pareció sintomática de la discriminación existente en las clases altas y en el mundo del espectáculo. Dijo este señor (que se dedica a la conducción) lo siguiente: "Me gustan las mujeres súper sensuales, pero con clase, aunque eso no signifique que no haya estado con 'corrientonas'".

"Con clase" y "corrientonas", ¡vaya manera de pensar en el otro! No cabe duda que esta declaración resume claramente cómo se discrimina, y también demuestra la visión que muchos tienen de los estratos pobres, de las personas que no tienen "clase". Esta entrevista va en contra de cualquier intento que se haga en el país para que no exista discriminación ni racismo. Y nadie dice nada, nadie hace algún comentario de reprobación. La discriminación se da y no se castiga.

Esta visión de mundo (porque pensar que hay personas con "clase" y mujeres y hombres "corrientones" es una visión de mundo) es típica de ciertos círculos sociales, de las clases altas, de la "gente bien". Estas personas piensan que los pobres son "corrientes", "gente indecente" y que no saben comportarse "correctamente". Para ellos, los "corrientones" no deben mezclarse con la "gente bien".

Esta anécdota viene al caso porque, lo que ahora se está haciendo en el Ayuntamiento de Guadalajara parte de esta visión de mundo: se busca eliminar a los "corrientones" de las calles de la ciudad. La lucha en contra de los franeleros es eso: una batalla para que la "gente bien" no se tope con esas personas que "no saben comportarse".

Alfonso Petersen Farah está pensando ya en los Juegos Panamericanos. Y éstos precisan, según su perspectiva, una ciudad sin pobres, sin corrientes, sin gente que no sabe comportarse. Y los primeros en la mira del actual presidente municipal son los franeleros, pues ellos representan la marginalidad, la pobreza y el no ser "gente bien".

La discriminación, sin duda, es un problema en México. Lo malo, lo que preocupa, es que las mismas autoridades, que deberían pugnar para erradicar estos males, sean las primeras en discriminar, las racistas y las que buscan limpiar las calles de "gente corrientona". Así se las gastan estos gobiernos panistas.

jorge_naredo@yahoo.com


::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Lic. Andrés Manuel López Obrador en 2008::

No hay comentarios.:

radioamloTV