::::

domingo, diciembre 07, 2008

Corriendo de la FIL, sale Alberto Cárdenas Jiménez

Cesar Huerta
Fotos: Carmen Robledo
Extensión Medios
Desde la FIL

Y ahí estaba el secretario de agricultura Alberto Cárdenas Jiménez, presentando el libro Al grano. Vida y visión de los fundadores de Bimbo. Se le veía feliz pues hablaba sobre un empresario de los que recibió apoyo en su aventura por ser uno de los precandidatos presidenciales por el Partido Acción Nacional en las elecciones pasadas.

Pero esa felicidad terminó rápido y al marcharse mucho antes de que concluyera la presentación, varias personas le gritaron consignas, lo refutaron y aquella sonrisa que dibujaba su rostro, terminó en gritos de desesperación que llamaban a la seguridad del evento.

El salón de la parte alta de la Expo Guadalajara lució a medias. Había hombres trajeados, señoras de vestidos onerosos: una presentación donde los escuchas forman parte de la élite mexicana. Cárdenas Jiménez halagó durante toda su participación a Lorenzo Servitje, dueño de la empresa Bimbo. Presumió tener desayunos muy seguido con él y hasta recibir consejos casi siempre de su parte: “este martes comimos juntos, hablamos de la crisis económica” y también dijo “me da mucho gusto que desayunemos seguido” pero no sólo eso si no que destacó: “con pocas palabras nos va a decir que por acá, que por allá”.

El hoy secretario de agricultura en el gobierno calderonista se refirió a Lorenzo Servitje, fundador del grupo Bimbo, de la siguiente manera: “él es un luchador incansable por la austeridad”. Toda la presentación estuvo llena de este tipo de referencias. Antes de salir del salón, varias personas le gritaron al Secretario de Agricultura: “gracias Alberto por la miseria” y un muchacho con camisa de la UNAM exclamó: “gracias Alberto por el campo abandonado”.

Cuándo el secretario de agricultura creía que ya había podido salir de la presentación sin problemas, afuera del salón lo esperaban dos activistas que lo persiguieron por todo el pasillo y ante decenas de miembros de personal de seguridad, se deslizaron junto al secretario y los medios de comunicación. Las activistas le “exigieron su renuncia”, “porqué el pueblo mexicano se muere de hambre”. Pero Alberto Cárdenas siguió caminando, cada vez a paso más y más veloz delante de las activistas que trataban de acorralarlo y de paso le gritaban “renuncia bebeto”. Alberto Cárdenas no hizo caso, solo y sin su seguridad personal vociferaba “seguridad / seguridad”.

Poco a poco iba saliendo más y más gente en su camino y le gritaban: “renuncia” y también le decían “cobarde”. Los medios lo persiguieron, las activistas lo dejaron ir, sin antes recordarle: “todos los negocios sucios en los que esta involucrado”. Alberto Cárdenas Jiménez se marchó a paso veloz. Seguramente nunca se imaginó que sería recibido de esta manera en su tierra: Jalisco.




::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Lic. Andrés Manuel López Obrador en 2008::

No hay comentarios.:

radioamloTV