::::

domingo, diciembre 07, 2008

El fenómeno López Obrador

Foto: Cesar Huerta/Extensión Medios


Homero T. Calderón
Doble Filo

¿Significa algo el nombre de Andrés Manuel López Obrador entre los periodistas, hombres de negocios, hombres de política o de cualesquier origen u oficio?

Sí, es una especie de paredón a donde todos ellos y unos miles más dirigen sus pastelazos. En Tabasco algunos de estos hombres de comunicación, ante la falta de tema del día, se les hace fácil dirigir denuestos contra el Pejelagarto. Piensan que así tendrán contentos a Chuy Taracena y a Humberto Mayans.

En los diarios nacionales, en las barras de noticias sucede lo mismo. López Obrador –a sus ojos- es un mal bicho, un mal mexicano, una molestia. Se empecina –dicen los periodistas- en joder al presidente Calderón, a las instituciones cuando México “necesita de unidad”. ¿Es en verdad todo esto y más el Pejelagarto?

Depende del cristal con que se mire. Si alguien que escribe en un periódico o una revista o analiza el trabajo de la política pero está muy comprometido con el embute, nada hay mejor que decir que López Obrador es un perfecto cabrón. Lo quieren matar a periodicazos; quieren borrarlo del mapa pero –tercamente- López Obrador no quiere irse.

Me llama la atención que en días pasados haya aparecido en internet una información curiosa en su origen. Lo que se llama Gabinete de Comunicación Estratégica, realizó una encuesta que constó de 16 mil entrevistas telefónicas y mil 500 del orden domiciliario. En ellas se muestra como Enrique Peña Nieto, gobernador del estado de México, adelanta tres a uno al Pejelagarto, en la pelea que busca presidente de la república.

Que desilusión para los columnistas y analistas de la grilla. De nuevo, aunque se quiere enterrar o desaparecer a Andrés Manuel, éste –emperrado y terco- ¡sigue siendo el hombre noticia de la nación! Tendrán que echarle un galgo para que lo alcance.

Para que tenga usted idea de la encuesta de marras, Peña Nieto está tres a uno sobre AMLO; cinco a uno sobre Beatriz Paredes; ocho a uno sobre Manlio Fabio Beltrones y 30 a uno sobre Marcelo Ebrard. Claro, no estamos en tiempo de elecciones, pero el hecho es que López Obrador sigue siendo un fenómeno de la vida pública. Obviamente, muchos querrán desvirtuar lo que digo pero su servidor solo les muestra lo que en el mundillo de las encuestas se dice…

AYER jueves este columnista hablaba de la posibilidad que el enfrentamiento que se traen el gobernador del estado y el presidente del municipio de Centro, pudiera amainar para evitar más desgaste político de dos de nuestras más importantes figuras de la política. No es cosa de estarse midiendo a ver quién los tiene más azules.

Debiera privar la inteligencia que conduce al diálogo. Debiera privilegiarse la necesidad de acercarse –ambos- por el bien de todos. El hecho que el gobernador quiera abarcar todos los poderes del estado para gobernar, no es ni ético ni sano. Un gobernador con todos los ases en la mano será tarde o temprano un gobernador autócrata.

Y eso no beneficiará en nada a los tabasqueños. Un gobernador debe gobernar en base a los equilibrios. Y estos están siendo fuertemente zarandeados. Sin equilibrio, la elemental ley de la gravedad hará que el gobernador no tenga los puntos de apoyo necesarios para repartir las decisiones que harían de Tabasco un estado unido y productivo.

HUMOR CRIOLLO: Carlos Pizano, que en su apellido lleva la fama, me envió el siguiente chascarrillo: Un médico se encontraba sentado en la silla de su consultorio después de tener sexo con una de sus pacientes. Pensó en lo que había hecho mientras su conciencia le reprochaba:

--Pero cómo fui a hacer esto, soy la vergüenza de la medicina, he perdido toda ética y decoro, ay de mi…

Estaba en esas cuando siente en su hombro izquierdo un diablillo que le dice:

--Escúchame idiota, no eres el primero ni el último médico que va a tener sexo con sus pacientes…¡Eres uno más, buey!...Y es lo más natural del mundo…

--¿Tú crees?, pregunta al enviado de Satanás, es que la verdad, me deprimió mi actitud. Pero tienes razón, chinde su mádere, yo no hice nada malo…En eso siente que en su hombro derecho está un angelito quien le reprocha su infame actitud…

--Tiene razón el diablo, “indejo”, pero tú no eres médico de humanos, eres veterinario, que no se te olvide…

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Lic. Andrés Manuel López Obrador en 2008::

No hay comentarios.:

radioamloTV