::::

viernes, junio 29, 2007

Callan a Monitor.

Después de más de 30 años de trabajo ininterrumpido y profesional, Grupo Monitor, comandado por José Gutiérrez Vivó, tuvo hoy su última emisión en el valle de México, con enlace a diversos estados de la república entre los que se encontraba Jalisco, a través de 880 AM del Grupo Promomedios.

Una disputa creada con Radio Centro de los hermanos Aguirre, entre la que destaca la "huelga" que ahora inicia con el aval de la Cámara de Radiodifusión, fue el medio que utilizó Vicente Fox, su tortuosa esposa y, ahora, Felipe Calderón, para zanjar una vendetta personal y cerrar ese grupo noticioso, tal como en su momento Luis Echeverría se quitaba de encima al molesto Julio Scherer en el ya lejano 1976 .
A continuación copiamos un comunicado que el propio Grupo Monitor expone en su sitio web (... ojalá y todos los de razgadas vestiduras que vociferaron el supuesto atropello de Radio Caracas TV, perciban ahora las inmensas vigas que se anidan en su ojos de paja ...)

GOLPE CONTRA LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN.

Debido a los incumplimientos por parte de Grupo Radio Centro (GRC)
del contrato celebrado con Infored (Grupo Monitor) en 1998, decidimos
demandar en mayo de 2002 el proceso de arbitraje, que administrado
por la Cámara Internacional de Comercio se llevó a cabo en México,
con abogados mexicanos especializados en arbitraje, bajo leyes
mexicanas y con árbitros mexicanos, tal como está pactado y firmado
en dicho contrato.

Los resultados del Arbitraje fueron favorables a Monitor y Radio
Centro fue sentenciado a indemnizar a Monitor por los daños y
perjuicios ocasionados, tal como fue establecido en el laudo de fecha
30 de enero de 2004. Sin embargo el día 3 de marzo de ese año, GRC
decidió acatar sólo una parte de la resolución; sacó del aire la
transmisión de Monitor, como es públicamente conocido, pero sin
cumplir con el pago inmediato por más de 21 millones de dólares a
que fue condenado.

El pasado 16 de junio de 2006 el Décimo Tercer Tribunal Colegiado de
Circuito de Materia Civil del Distrito Federal dictó una sentencia que
afecta gravemente la seguridad jurídica que deben brindar las
instancias judiciales en el País. Esta resolución no sólo es una
muestra de que no se respetó la decisión arbitral, sino que representa,
en la práctica, probadamente un atentado a este medio de información
que durante 32 años ha trabajado por abrir e impulsar el principio y la
práctica de la libertad de expresión.

Los atributos de objetividad en la información y de seriedad en la
opinión; de creatividad y profesionalismo; de honestidad y compromiso
con la verdad, hacen que Monitor se haya constituido en un servicio
que apoya a la ciudadanía, atributos en los que se cree y que cada
radioescucha, televidente o lector encuentra en los servicios que día a
día presta Grupo Monitor.

Ahora, Monitor es agredido por procesos judiciales que se resuelven
en la oscuridad y tal acción constituye una violación ya no solo del
derecho de Monitor, sino de los ciudadanos que tienen la necesidad
de estar informados y que también tienen el derecho a utilizar el medio
de comunicación, para transmitir sus ideas sobre materias específicas
de interés particular o público.

Es responsabilidad del Estado Mexicano velar por la seguridad de todo
ciudadano, y en particular por la seguridad de quienes a través de los
medios de información cumplen una misión cívica de primerísima
importancia, ninguna nación democrática puede permitir e impulsar
agresiones ni amenazas contra los Medios cercanos a los ciudadanos,
pues ello constituye una ofensa a las libertades básicas de todos.
Sin embargo, esta sentencia, es una prueba más de que en nuestro
sistema de justicia los poderes económicos y los intereses de algunos
grupos en el poder pueden atropellar el legítimo derecho que a Monitor
le asiste. Por esta razón, Monitor está amenazado por aquellos grupos
que quieren imponer sus intereses, golpeando a Monitor.

Monitor está comprometido con la verdad y continuará ejerciendo su
libertad de expresión y de comunicación con el público, y seguirá
exigiendo en los diferentes Foros e Instituciones Nacionales e
Internacionales el respeto absoluto e incuestionable a sus derechos.
Monitor decidió su vocación de ejercer la libertad de expresión desde
los años setentas, tiempo en que se ha visto sometido a innumerables
presiones y ataques de los diferentes Gobiernos, los cuales ha
superado por la fuerza de la razón.

Ahora en el Gobierno del cambio es sorprendente que se haya
perpetrado y tejido una estrategia para acallar estas voces y letras y
quienes presumen de ser los impulsores del “cambio” cometan esta
aberración con tintes “legales”, utilizando a Grupo Radio Centro como
su “Caballo de Troya”.

No hay comentarios.:

radioamloTV