::::

lunes, julio 20, 2009

Elecciones en México: Naufraga la ecuación democracia-libre comercio.


Naufraga la ecuación democracia-libre comercio.
Por Ángel Palacios,
desde Guadalajara

MSIa Informa
17 de julio de 2009.-
Ahora que la democracia se encumbró en los termómetros de los grupos oligárquicos internacionales, estos deberían entender que el resultado de las elecciones en México del pasado 5 de julio, para renovar la Cámara de Diputados, y seis gobernaturas, fue un clamor contra los efectos del neoliberalismo, que junto con la primera se convirtió en la ecuación inamovible de la globalidad financiera. A pesar de que era previsible la derrota del partido de Felipe Calderón, el Partido Acción Nacional (PAN), ni el más audaz analista se atrevía a prever que fuera tan arrolladora, que le hizo perder el control efectivo de la Cámara y deja sin rumbo un gobierno que nació de un fraude electoral.

El resultado causó nerviosismo hasta en los responsables nacionales del desastre económico e institucional. Con su habitual desparpajo, el ex-presidente mexicano Vicente Fox declaró en Santiago de Chile que "un partido en el gobierno, cuando la economía está como está, ciertamente lleva una desventaja en esta elección".

El estado de conmoción en los oráculos académicos de la globalidad fue bien reflejado en la siguiente afirmación de Jeffrey Weldon, politólogo del Instituto Tecnológico de México, "no es buena idea hacer un plebiscito sobre una presidencia en medio a una recesión". Es como admitir que la democracia no es más que una ramplona maniobra para mantener a flote las libres ganancias de la especulación financiera.

Tal condena a 20 años de imposición de libre comercio con el Tratado de Libre Comercio (TLC), tendrá que encontrar prontas respuestas institucionales para cambiar el rumbo suicida en que el país naufraga en las turbulentas aguas de la crisis económica mundial. Con la contracción económica que en el segundo trimestre llegó al 14% y que podría totalizar un 10% en el año, México tiene el peor desempeño de los países del OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo) y uno de los peores del mundo no solamente en el año 2009, sino durante la última década en que hasta Haití, uno de los países más pobres de Latinoamérica, tienen un índice de crecimiento económico más grande que el mexicano.

Más relevante es que gran parte del abstencionismo fue por la desconfianza de la población hacia las instituciones, sobre todo a las autoridades del poder judicial debido al monumental fraude electoral de año 2006, que impuso a Felipe Calderón como inquilino de la casa presidencial de Los Pinos. Entonces la democracia no tuvo ningún valor para el poder oligarca mundial. No obstante, como se ve, la historia sigue un curso natural, y tal manipulación, también se le revirtió al gobierno en un aumento sensible de apatía y desinterés de la población.

Esto explica en parte, por qué el Partido Revolucionario Institucional (PRI) recuperó muchos espacios que el PAN consideraba de su propiedad, como las neurálgicas zonas, la metropolitana de Guadalajara o el llamado corredor azul del estado de México.

El movimiento nacional que el dirigente Andrés Manuel López Obrador ha venido construyendo durante estos últimos tres años, luego del fraude del 2006, no se expresó electoralmente en virtud de que en esta ocasión no pudo darle forma a los históricos Sentimientos de la Nación. La ciudadanía que en el año 2006 se volcó hacia él, ahora, o, se abstuvo de votar o se hartó de las pugnas y negociaciones en que se debate el radicalismo de la izquierda mexicana, y por eso, le regresó su voto al PRI, manifestando así su rechazo a la política económica.

Así que el mensaje para el PRI es bastante claro. Su victoria no significa haberle dado un cheque en blanco al partido que con el malhadado presidente Carlos Salinas Gortari, comenzó tanto el descalabró económico, como el aniquilamiento de las instituciones nacionales que respaldaban el nacionalismo económico, un sello de la historia republicana del país.

El resultado electoral también es una derrota a la corrupta alianza del PRI y el PAN, que desde Salinas de Gortari dio sustento a las políticas de los gobiernos que le procedieron hasta la fecha, conocida popularmente como el PRIAN

Aunque líderes priístas de peso, han manifestado que buscarán cambios en el modelo económico, la vertiente neoliberal-salinista, ya se apresta para mediatizar los resultados electorales. Casi en pánico Felipe Calderón Hinojosa, inmediatamente se apresuró a pedir la colaboración del nuevo Congreso para su gobierno.

Lo mas esperanzador es que a la población mexicana el globalismo -y todos los manejos sucios para perpetuar democráticamente las alianzas espurias- no le han logrado borrar su espíritu nacionalista y patriótico. La formación del Estado nación mexicano ocurrió con grandes cambios. Ahora deberemos poner a la orden del día las ideas que lo constituyeron como un país empeñado en lograr la justicia social y el bien común, que otrora fue respetado por su valiente política exterior y su lucha por lograr un nuevo orden económico internacional.


::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Lic. Andrés Manuel López Obrador en 2009::

No hay comentarios.:

radioamloTV