::::

viernes, enero 15, 2010

Distintas visiones del caso Google contra China




China responde a Google y éste matiza sus declaraciones

Tras el atrevido anuncio publicado el día de ayer por parte de Google en el que manifestó estar harto de la censura China y su disposición a cerrar en dicho país si eso no cambia hoy nos llega ya “el segundo capítulo” del culebrón.

Por un lado tenemos que Jaing Yu, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, y Wang Chen, director de la Ofincina de Información del Consejo de Estado, han realizado sendas declaraciones sobre este tema (aunque no nombran a Google explícitamente) en las que dejan bastante claro el gobierno chino no piensa terminar con la censura de lo que se deduce no cederán ante Google. Por el otro Google ha matizado un poco las declaraciones de ayer y dice que de cerrar solamente cerrarán Google.cn así que lo de “Reconocemos que esto puede significar la necesidad de cerrar Google.cn y potencialmente todas nuestras operaciones en China” debió de ser un pequeño lapsus.

Y tras conocer estas primeras reacciones me reafirmo en lo que dije ayer mismo, esto se solucionará muy probablemente con un nuevo proceso de negociación en el que Google cederá un poco, el gobierno chino otro poco, nuevo acuerdo al canto y aquí paz y después gloria.

http://bitelia.com/2010/01/china-responde-a-google-y-estos-matizan-sus-declaraciones


China fuera del mapa Google

Google lanza un órdago al gobierno chino y amenaza seriamente con salir del país. ¿Tiene sentido un mapa del mundo sin China? ¿En qué condiciones?

El mensaje oficial posteado por Google es claro: los últimos ataques contra su estructura marcan un punto de no retorno:

These attacks and the surveillance they have uncovered–combined with the attempts over the past year to further limit free speech on the web–have led us to conclude that we should review the feasibility of our business operations in China. We have decided we are no longer willing to continue censoring our results on Google.cn, and so over the next few weeks we will be discussing with the Chinese government the basis on which we could operate an unfiltered search engine within the law, if at all. We recognize that this may well mean having to shut down Google.cn, and potentially our offices in China

Lo que insinúa la declaración es la responsabilidad de fuerzas gubernamentales chinas en el crackeo de servidores de Google. China desarrolla desde hace años unidades militares especializadas de indudable capacidad operativa. Sin embargo es la primera vez que una empresa basada en China acusa -siquiera indirectamente- al propio gobierno de utilizar contra ella este tipo de recursos.

Aunque el comunicado intenta poner el foco en los activistas sobre derechos humanos queda claro que el objetivo de los ataques era obtener información industrial clasificada de todo tipo y que las víctimas, confiados sus correos corporativos a Google, ni siquiera se han enterado todavía.

El fondo: una vez entras en Google, todo es fácil. La centralización deviene en pérdida de seguridad global. Google insiste en que el daño se ha limitado a obtener información sobre las cuentas de gmail de algunos activistas chinos y que el contenido de sus emails sigue intacto, pero obvia decir que hace mucho tiempo que para los servicios de inteligencia lo importante no está en el contenido sino en los remites.

Finalmente no deja de resultar curiosa la represalia del gigante americano: “no deseamos seguir censurando resultados en google.cn“. Definitivamente, cuando el “not to be evil” se convierte en amenaza, es de suponer que la cotidianidad se enfoca de una manera diferente.

¿Dos mundos separados?

La otra parte de esta historia apunta hacia el gobierno chino. Hace años que su búsqueda de la la soberanía tecnológica va asociada también a una reinterpretación de las tecnologías de la información como herramientas de control social al servicio del estado. Con tal de facilitar la -muchas veces cruel- represión de los activistas, China ha construido gigantescas infraestructuras que permiten al gobierno filtrar algo que ya no es propiamente Internet sino una gigantesca red LAN asociada y convenientemente separada del mundo.

Google se comporta como el Capitán Renault en Casablanca, cerrando indignado el local porque acaba de descubrir que se juega mientras un camarero se acerca para entregarle sus ganancias de ruleta. Pero más allá de las hipocresías el hecho es que Google China servía, sirve todavía, de conector entre las dos redes, entre los dos mundos. De marcharse definitivamente, China quedará más lejos.

Por David Ugarte

http://www.lasindias.com/china-fuera-del-mapa-google/

¿Es verdad o mentira la idea de Google de cerrar sus operaciones en China?

Según informaron medios de comunicación extranjeros, Google anunció en su blogger oficial que piensa cerrar sus operaciones en China y su sitio Web Google.cn. David Drummond, subgerente general y funcionario jurídico jefe de Google, publicó en el blogger oficial de Google un artículo titulado “Un nuevo acceso a China”, en el cual habló de los puntos de visita y reflexiones de Google sobre sus operaciones en China. (Información científica y tecnológica del 13 de enero de Netizen)

Ayer el sitio Web Baidu fue paralizado por un ataque de hacker y hoy oímos decir que Google piensa cerrar sus operaciones en China y su sitio Web Google.cn; al parecer, la búsqueda por Internet está realmente intranquila. La paralización de Baidu duró sólo unas cuantas horas y se recuperó muy rápido. ¿Es verdad o mentira la idea de Google de cerrar sus operaciones en China?

El cierre de las operaciones de Google parece basarse en razones de seguridad. El artículo dice: “A mediados de diciembre pasado, detectamos un ataque de red de alta precisión proveniente de China contra nuestro equipo de red; en este ataque, fue robada la propiedad intelectual de Google.” Hoy en día, hay innumerables hackers por la Internet, no sólo en China, sino también en otros países y, además, la Red es global, “puedes salvarte hoy, pero mañana no”; ¿acaso tendrás seguridad en caso de no operar en China? Esa razón no es defendible en absoluto.

Siendo la más conocida compañía de motor de búsqueda en el mundo, Google debe de contar con una defensa muy poderosa, si no es así, ¿cómo opera en todas partes? Si tiene realmente defectos en la defensa, tiene que fortalecerla con estricto control y tomando medidas poderosas contra rivales poderosos; pero si se retira pasivamente, sólo demuestra su impotencia y aviva la arrogancia de los hackers, lo que no corresponde a la prestigiosa identidad de Google.

En 2005 Google entró formalmente en China. El número de internautas de China ocupa el primer lugar en el mundo, de modo que la presencia de Google en un mercado tan enorme iguala a un pez que entra en las aguas; en poco tiempo, la participación de los ingresos de comercialización de Google en el mercado chino ascendió al 33,2% y muestra una tendencia de ascenso. Se puede decir que China es uno de sus mercados más grandes. ¿Es verdad que Google está dispuesto a dejar a otros este beneficio tan grande?

En realidad, al difundir la noticia de que va a retirarse del mercado chino, Google tuvo otra intención. En los cinco años a partir de 2004 cuando Google empezó a digitalizar masivamente los libros, 17.922 obras de 570 dueños de derechos de autor chinos se copiaron para pasar a la biblioteca digital de Googel sin que los dueños supieran nada. De acuerdo con la nómina preliminar ofrecida por la Corporación Google a fines de 2009, la biblioteca digital de Google está relacionada con más de 80.000 libros chinos, de los cuales unos 8.000 pertenecen a 2.600 miembros de la Asociación de Escritores de China. Este comportamiento fue necesariamente criticado por la parte pertinente, la cual, desde el 18 de noviembre de 2009, hizo gestiones ante Google, pero Google hizo caso omiso y demoró mucho tiempo para presentar una disculpa moderada, sin decir nada sobre el problema clave de la indemnización. Hoy día, declaró repentinamente que se retiraría del mercado chino, por lo que se ve que recurre a otra táctica para librarse del caso.

La búsqueda por Google es rápida y fácil y cuenta con un contenido rico. Es cierto que si Google se retirara realmente, crearía mucho inconveniente a las personas acostumbradas a la búsqueda por Google, pero la Internet no tiene un solo motor de búsqueda, pues están allí también numerosos otros como Baidu, Chinasoo y Sogo. No será más que las personas acostumbradas a Google cambien de gusto, de modo que la influencia no será muy grande; desde luego, cuando hay más motores de búsqueda, la gente tiene más espacios para escoger y los internautas también esperan que Google no se retire por discrepancias momentáneas.

Si Google quiere irse, tiene esa libertad y nadie podría impedirlo, pero tendrá que resolver ante todo el litigio sobre la propiedad intelectual y, de no ser así, la retirada sería ignominiosa. Si se va por la indemnización por los derechos de autor, es indebido aún más, pues sería una pérdida para los internautas, pero una pérdida más grande para Google. Esperamos que Google reflexione bien antes de actuar y no perder mucho por sólo ganar un poco poniéndose de mal humor como un niño. (Pueblo en Línea)

http://spanish.peopledaily.com.cn/

fuente


::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Lic. Andrés Manuel López Obrador en 2010::

No hay comentarios.:

radioamloTV