::::

martes, marzo 09, 2010

Benito Juárez fue un niño privilegiado


Esteban Garaiz

Para avenida 24

Benito, hijo de Marcelino Juárez y de Brígida García, “indios de la nación zapoteca” huérfano desde la tierna infancia, fue incorporado en el registro parroquial (el único existente el 21 de marzo de 1806, durante el régimen colonial) como hijo de Dios de categoría inferior. Así lo registró la Santa Madre Iglesia de por vida. Cincuenta años después fue precisamente su hija, en Veracruz, la primera niña mexicana registrada según el registro civil, de reciente creación en la República.

Dice en ese precioso librito titulado “Apuntes para Mis Hijos” que “Como mis padres no me dejaron ningún patrimonio y mi tío vivía de su trabajo personal, luego que tuve uso de razón me dediqué, hasta donde mi tierna edad me lo permitía, a las labores del campo”.

¿Cómo que fue un niño privilegiado?, el mismo Benito se lo contó a sus hijos: “En algunos ratos desocupados mi tío me enseñaba a leer, me manifestaba lo útil y conveniente que era saber el idioma castellano y como entonces era sumamente difícil para la gente pobre, y muy especialmente para la clase indígena, adoptar otra carrera científica que no fuese la eclesiástica, me indicaba sus deseos de que yo estudiase para ordenarme. Estas indicaciones y los ejemplos que se me presentaban de algunos de mis paisanos que sabían leer, escribir y hablar lengua castellana y de otros que ejercían el ministerio sacerdotal, despertaron en mí un deseo vehemente de aprender, en términos de que cuando mi tío me llamaba para tomarme mi lección, yo mismo le llevaba la disciplina para que me castigase si no la sabía”.


Continúa

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Lic. Andrés Manuel López Obrador en 2010::

No hay comentarios.:

radioamloTV