::::

martes, marzo 06, 2012

MSIa INFORMA.


Grecia encadenada.
MSIa Informa, 24 de febrero de 2012.-"Grecia se hunde castigada por los vengativos dioses del Olimpo, en uno de los más espantosos programas de austeridad aplicados en el mundo occidental Un cuarto de todas las empresas griegas cerró sus puertas desde 2009, y la mitad de todas las empresas pequeñas del país no pueden pagar sus cuentas. Los suicidios aumentaron 40 por ciento en el primer semestre de 2011. Una economía trueque es la que opera, en la medida de que las personas tratan de sobrellevar los efectos de un sistema financiero quebrado. Casi la mitad de la población de menos de 25 años está desempleada. En septiembre pasado, los organizadores de un seminario sobre emigración a Australia, patrocinado por el gobierno, que había atraído a 42 personas el año anterior, se vieron abrumados por 12 mil inscripciones. Algunos banqueros griegos dijeron que las personas retiraron de sus cuentas un tercio de su dinero; lo que parece es que muchas estaban guardando lo que tenían de ahorros debajo de bajo de la cama o enterrado en el jardín."
La descripción anterior sobre la tragedia que se desarrolla en Grecia, fue hecha por el corresponsal del New York Times Russel Shorto (13/02/2012). En el fondo, los problemas de ese país europeo trascienden en mucho las cuestiones financieras y económicas e, inclusive, las mismas fronteras griegas, apuntando más hacia lo que en verdad es una debacle civilizatoria, irónicamente en la nación que fue la cuna de la civilización occidental.
Digan lo que digan, en Grecia se juega el futuro de la unión monetaria europea, que en su forma presente no podrá tolerar más la convivencia de las parasitarias políticas monetaristas, con las buenas intenciones de mantener una Europa unida a ultranza, sin el sustento que cumpla los requerimientos de una unidad próspera.
Pero, encima de todo, todavía está por verse una definición determinante sobre la naturaleza y las funciones de un gobierno nacional y la orientación de su política pública, en especial la económica-financiera. Así como en la tragedia de Esquilo, si el "modelo Grecia" persiste, no sólo la economía y el bienestar del país estarán sometidos a los voraces dictámenes oligárquicos, para asegurar la supervivencia incierta -y finita- de un orden financiero disfuncional y generador de desigualdades, sino que el proceso tenderá a extenderse a otros países de Europa y fuera de ella.
Las violentas manifestaciones populares de los últimos días ocurridas en Atenas y otras ciudades en las que participaron varios centenares de miles de personas y que dejaron decenas de edificios incendiados y de establecimientos comerciales saqueados, representan un claro indicio de la revuelta de la población griega contra la imposición de una virtual dictadura financiera en el país. En este particular, no faltó la ironía de la expulsión de sus partidos de 43 parlamentarios de la coalición gobernante que votaron en contra o se abstuvieron de aprobar el paquete de austeridad más reciente impuesto por la "troika" que forman la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional.
La votación del paquete de austeridad, para recibir a cambio una porción del paquete de "rescate" de 130 mil millones de euros, para que el país no caiga en la insolvencia en el pago de su deuda, concluyó la media noche del domingo 12 de febrero con el edificio del Parlamento sitiado por decenas de miles de manifestantes y bajo enorme protección policial, que no fue capaz de impedir los tumultos. Los términos del paquete, para los cuales la palabra draconiana no es suficiente, imponen condiciones brutales de verdad al gobierno y a la población. Entro otros, se destacan los siguientes puntos:

-el despido de 150 mil funcionarios públicos de ahora a 2015, de los cuales 15 mil serán para este año;

-reducción de 20 por ciento de los sueldos de los empleados públicos;

-reducción del salario mínimo de 750 a 600 euros;

-reducción del monto del seguro de desempleo de 460 a 360 euros;

-reducción de 15 por ciento de las pensiones.

Los términos del paquete están contenidos en un "Memorando de Entendimiento," que se asemeja más a un acuerdo de rendición de una nación derrotada en una guerra, que detalla las condiciones impuestas por la potencia vencedora (en este caso la "troika," en representación de los intereses financieros), que llegan al extremo ridículo de exigir la reducción del gasto en medicamentos y la "suspensión de las limitaciones para que los comerciantes minoristas vendan productos de categorías restrictas, como alimentos infantiles."
Uno de los párrafos más humillantes y emblemáticos del documento habla por sí mismo del proceso al que se está sometiendo al país:
"El gobierno no propondrá ni pondrá en práctica medidas que puedan infringir las reglas del libre movimiento de capitales. Ni el Estado ni otras entidades públicas incluirán acuerdos de accionistas con la intención de obstaculizar el libre movimiento de capitales o influenciar la administración o el control de las empresas. El gobierno no iniciará ni introducirá ningún límite de participación votante o de adquisición, y no establecerá ningún derecho de veto desproporcionado o no justificable, o cualquier forma de derechos especiales de las compañías privatizadas."
Todo esto en medio del anuncio de una caída de 6.8 por ciento del PIB en 2011, más del doble de lo previsto por la "troika" a principios del año pasado, y con tendencia al aumento.
La amenaza del ambiente griego fue el tema del comentario de uno de los más notables portavoces del modelo anglo-americano, el conocido columnista financiero del Daily Telegraph de Londres, Ambrose Evans-Pritchard. En su columna del 12 de febrero, luego calificar de "cartaginesas" las condiciones financieras impuestas a Grecia, advierte:
"La política no puede dominar el consenso democrático a largo plazo. El partido Pasok, otrora dominante, se derrumbo hasta quedar en 8 por ciento de apoyo popular en las encuestas. El respaldo [popular] se está dividiendo entre la extrema derecha y la extrema izquierda, exactamente como en la Alemania de Weimar bajo la deflación de [el canciller Heinrich] Brüning. El siguiente parlamento griego estará plagado de incendiaros 'anti-memorandistas'y toda tentativa de las élites griegas para evitar que las elecciones ocurran habrá de empujar las protestas de la calle a la revolución. En una señal de los tiempos venideros, la Federación Helénica de Policía pidió la prisión de dos funcionarios de la 'troika' en suelo griego por ataque a la 'democracia y a la soberanía nacional'."




Nuevo plan geo-estratégico a un año de la Primavera árabe

Por Elisabeth Hellenbroich, desde Wiesbaden
MSIa Informa, 24 de febrero de 2012.-Poca atención se le prestó al discurso pronunciado por el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, en la Conferencia de seguridad de Munich que tuvo lugar a principios de febrero. Lavrov, advirtió, en referencia a los planes de Estados Unidos de instalar una defensa contra proyectiles, que estos podrían ser una cuña entre "Rusia y las diferentes culturas europeas" y que Rusia no apoyaría un orden que "condujese a la confrontación con China, nuestro aliado estratégico."
La 48va Conferencia de seguridad de Munich se realizó en un momento en el que la situación estratégica mundial se encuentra en definición: en los meses entrantes se habrán de realizar elecciones en Rusia, Eslovaquia, Francia, Estados Unidos y México. Las elecciones coinciden con el deterioro de la crisis de la zona del euro y con un peligroso empeoramiento de la situación del Medio Oriente; el creciente peligro de un ataque de Israel a las instalaciones nucleares así como las represalias a Siria.
Entre los tópicos más importantes que se analizaron en Munich estuvieron: el cambio estratégico de Estados Unidos hacia el Pacífico y Asia; el futuro papel que China y Asia habrán de desempeñar en los asuntos internacionales; un debate sobre el futuro de la política se seguridad euro/atlántica-euro/asiática y el debate sobre las consecuencias sociales y política futuras de la crisis del euro.

Rusia pinta su raya

Está naciendo una nueva realidad geoestratégica. En tanto que las relaciones Estados Unidos-Rusia se enfrían, las relaciones ruso-europeas están estancadas. La nueva realidad se reflejó en el nuevo "tono" del discurso que pronunciara el ministro ruso de relaciones exteriores. El mensaje que comunicó el ministro ruso fue el de que Rusia había aprendido las lecciones de la intervención del año pasado contra Libia, y de la crisis del euro, de las que está sacando sus propias conclusiones.
El ministro de Relaciones Exteriores habló de una "división de aguas histórica" en referencia a los "cambios radicales que están sucediendo, los cuales han llevado a un cambio del panorama geopolítico." Mencionó los "nuevos polos de poder que emergen en el orden internacional, en particular el papel de China y de Asia como potencias económicas, mientras (…) que "Occidente está amenazado por la pérdida de influencia, con lo que su papel será secundario."
Si algo se ha de tratar sobre el futuro de la seguridad de la zona euro-atlántica, esto tendrá que ser sobre el concepto descrito en la reunión cumbre de Astana de 2010 (una zona de seguridad común y general de Vancouver a Vladivostok), dijo Lavrov. El ministro señaló el enorme potencial económico de Rusia en Siberia y en el Lejano Oriente, y se refirió a un discurso reciente del Primer ministro ruso, Vladimir Putin, en el que este expresó que Rusia ve su "tarea primordial" en el fomento de esta región, que puede convertirse en una enorme zona industrial económica, con la técnica más moderna y con nuevas industrias. "Invitamos a Asia y a los países europeos a cooperar con nosotros en esto," dijo Lavrov y propuso que Europa participe en el éxito de dicha "sociedad para (un proyecto) de modernización."

El tema de la defensa contra proyectiles

Al mismo tiempo, el ministro ruso de Relaciones Exteriores fue preciso en la posición de Rusia sobre la "Defensa de Proyectiles." Este tema fue el centro del discurso del secretario de la Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, en Munich. Al describir las "nuevas directrices de seguridad de Estados Unidos," Panetta recalcó la necesidad de una "defensa de proyectiles común," en la que Europa participaría de forma más activa y que habrá de ser el tema central de la reunión de la OTAN en Chicago (mayo de 2012). El tema de la defensa contra proyectiles "sonó la campana de alarma en Rusia." Lavrov expresó la preocupación de que "esto pudiera crear una brecha entre Rusia y diferentes culturas europeas, que Rusia no respalda un orden "que conduce a la confrontación con China, un aliado estratégico de Rusia."
En términos de la propia defensa de proyectiles, el ministro mencionó la reunión de la OTAN y Rusia de noviembre de 2010 en Lisboa, donde se llegó a un acuerdo entre la OTAN y Rusia. El acuerdo fue trabajar en una defensa de proyectiles común si ciertos criterios (transparencia, verificación y garantías de que dicha defensa no se dirigiría contra Rusia) se cumplían. Una mirada atenta al discurso de Panetta muestra que el gobierno estadounidense desecha arrogantemente las preocupaciones de Rusia.
En un mensaje directo a Europa, Lavrov dijo que esta necesita "un pacto de paz práctico que termine con la Guerra fría." Una cooperación amplia fundada en la confianza. "Necesitamos un pacto que sea obligatorio legalmente fundado en la seguridad igual e indivisible de todos." La idea de crear alianzas contra otros o una estructura de seguridad centrada en la OTAN, dijo, es "contra producente." Llegó la hora de crear redes de diplomacia, que partan de estructuras de seguridad iguales e indivisibles -es decir, una zona de seguridad general y común, cuyos miembros estén unidos por reglas y obligaciones. Un buen ejemplo fue, dijo Lavrov, la práctica y útil cooperación entre la OTAN y la Organización para la Seguridad y la Cooperación de Europa. Por eso, propuso un mecanismo de seguridad colectiva, una estructura para Asia y Europa (Eurasia) cuyo fin sería la promoción de una Comunidad de seguridad euro atlántica-euro asiática, a partir de la seguridad justa e igual.

El interés primordial de Alemania son las buenas relaciones con Rusia

Si hay algún país europeo cuyo interés vital sea evitar el deterioro de las relaciones con Rusia y con el Medio Oriente, este es Alemania. Esto fue claro en el discurso que pronunció el ministro de Relaciones Exteriores Guido Westrwelle. Alemania contempla su papel de "mediador" respecto a Rusia (y el Medio Oriente). En referencia a la venidera reunión de la OTAN en Chicago, el ministro alemán dijo que "no habrá seguridad contra, sino exclusivamente al lado de Rusia."
"OTAN y Rusia, estamos unidos por el interés de protegernos contra posibles amenaza de proyectiles. No estamos interesados en reducir la sociedad estratégica entre la OTAN y Rusia por una pelea por la defensa de proyectiles. En lugar de trazar líneas rojas, debemos definir nuestros intereses comunes," recalcó el ministro de Relaciones Exteriores. El Consejo OTAN/Rusia no fue un espectáculo, sino un foro serio de conversación y si ha de haber alguna defensa de proyectiles de la OTAN, Rusia tendrá que formar parte de ella." El ministro anunció que el mes entrante Alemania hospedará una maniobra de defensa de proyectiles de la OTAN y Rusia. Al mismo tiempo habló de la necesidad de hacer más intenso el "diálogo trilateral entre Rusia, Polonia y Alemania" y llevarlo a sus respectivos ministros de Relaciones Exteriores: Lavrov, Sikorksi y Westerwelle.



Brzezinski: se acabó la era de un solo "hegemón"
MSIa Informa, 24 de febrero de 2011.-El mundo ya no tiene más espacio para un "hegemón" que ejerza solitariamente el poder global, tal y como ocurrió con EU después de la Guerra Fría y, antes de ellos, el Reino Unido. La afirmación viene nada menos que del veterano Zbignew Brzezinski, uno de los más influyentes estrategas norteamericanos de la segunda mitad del siglo XX, habiendo sido consejero de Seguridad Nacional del presidente Jimmy Carter y, actualmente, asesor informal del gobierno de Barack Obama (además de ser miembro selecto del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, uno de los principales formuladores de políticas de Washington y del mundo).
No es que "Zbig", como se le conoce, haya dejado de considerar a los EU como una "nación indispensable", sino que pide que el país adopte una actitud más cooperativa en el contexto global, para que, junto con otras potencias emergentes, asegure la preservación de los valores democráticos y económicos relevantes para el mundo occidental. En gira por el país, promoviendo su libro recientemente lanzado, "Visión Estratégica. América y la crisis del poder global" (Strategic Vision-America and the Crisis of Global Power, Basic Books, 2012), propone que EU debería cooperar con otras potencias, incluyendo a Rusia, para "ampliar el Occidente" y desarrollar además una actitud de acomodo con China.
La sugerencia de incluir a Rusia en el concepto de "Occidente" es, de por sí sola, indicadora de que el veterano articulador geopolítico no se quedó preso en el pasado, ya que su "rusofobia" era notoria. En el gobierno de Carter, el fue uno de los artífices de la estrategia de intervención en Afganistán, la cual acabó induciendo a la entonces Unión Soviética a la fatídica decisión de invadir el país, en 1979.
En una conferencia reciente en el Club Democrático Nacional Femenino, en Washington, "Zbig" habló sin rodeos acerca de la erosión del poderío norteamericano:

"Después de la disolución de la Unión Soviética, vimos el surgimiento de una potencia púnica -Los EUA. Muchos creyeron que habíamos sido elegidos por dios y comisionados por la Historia para ser la potencia mundial dominante. Ahora, aquí estamos, dos décadas después, sin ser más importantes. No estamos en decadencia, como lo sugieren algunos, pero no tenemos más el respeto del mundo y seguimos leyendo que China, en breve, superará a los EUA, en algún momento entre 2016 y 2018. (…)
"Ningún Estado por sí solo es un 'hegemón', aunque somos el más poderoso. Pero nuestra sociedad se encuentra estancada. Acabamos de detonar 1.5 billones de dólares en dos guerras innecesarias y costosas, tanto en sangre como en dinero, las cuales fueron falsamente justificadas y fueron incapaces de ganar. Las consecuencias fueron un dramático declive de la posición global de los EUA, en contraste con la última década del siglo XX, una progresiva deslegitimación presidencial y, por consiguiente, nacional, y una significativa reducción de la autoidentificación de los aliados de EUA con la seguridad norteamericana (UPI, 13 de febrero de 2012)".
En entrevista al periódico Christian Science Monitor del 24 de enero pasado, "Zbig" criticó lo que llamó una falta de visión a largo plazo de los líderes norteamericanos, en contraste con los chinos. Ante la observación del periodista Nathan Gardels, de que los EUA ya no son más una "democracia industrial", sino una "democracia de consumidores" orientada hacia el corto plazo y a la gratificación inmediata, afirmó:
"(Necesitamos) desarrollar una respuesta más efectiva y de largo alcance para la crisis actual, en vez de, simplemente, regodearnos en las dificultades actuales -lo que, probablemente, producirá los mismos efectos negativos que los que nos llevaron a este desorden. Estamos tan preocupados con la crisis actual y tan carentes de una perspectiva a largo plazo, que no tenemos visión estratégica alguna que pueda darnos algún sentido del momento histórico".
Después, "Zbig" toca un punto esencial, al vincular la crisis global con los excesos del sistema financiero:
"La democracia es capaz de responder, siempre y cuando enfoquemos objetivos certeros. La cuestión, hoy, es si las democracias pueden prosperar con sistemas financieros que están fuera de control, que son capaces de generar consecuencias benéficas de manera egoísta solamente para unos cuantos, sin ningún esquema efectivo que nos de sentido de un propósito mayor y más ambicioso. Este es el problema real".
En cuanto al papel global de EU, lo ve de la siguiente manera:

"Aunque los últimos siglos implicaron una lucha por el dominio global, y los últimos 20 años vieron un breve momento en que los EUA fueron globalmente supremos, ahora estamos entrando en una fase en la que ninguna potencia tiende a ser verdaderamente suprema. Es por esto que, a mi entender, la idea de un Occidente expandido -que, eventualmente, debería incluir tanto a Rusia como a Turquía -sería un elemento muy importante para contribuir a una mayor estabilidad global. Un Occidente expandido -en el que los EUA desempeñen el papel de conciliador y, al mismo tiempo, de compensador, en Asia- estaría mejor preparado para forjar políticas constructivas para lidiar con los asuntos globales de lo que en un mundo en el que hay turbulencias y conflictos crecientes, con muchos actores menores actuando para sus propios intereses. Así, sería imposible agregar cualquier compromiso en gran escala para mantener la estabilidad… El G-20 funcionará o no, dependiendo si las potencias centrales construyen el tipo de plataforma que sugiero -un Occidente ampliado, compuesto de democracias que trabajen en conjunto con las economías dinámicas de Asia, encabezadas por China".
Acerca de China, Brzezinski se refirió a la propuesta de "convergencia de intereses", la cual viene siendo defendida por el estratega chino Zheng Bijian, inclusive en conversaciones con el propio "Zbig" y otros estrategas norteamericanos:
"Zheng está refinando su idea de "convergencia de intereses" en pláticas con Henry Kissinger, conmigo y con otros. Es un proceso. Es una señal de que los chinos son serios en buscar un papel para desempeñar sin ambiciones hegemónicas- por el momento. Si ellos buscarán hegemonía en el futuro, dependerá de si nosotros, en Occidente, crearemos las circunstancias en que una convergencia de intereses se vuelva asequible para ellos, o si el acomodo con otros, y no con nosotros, se vuelva una necesidad para los intereses nacionales de ellos".

"Zbig" habló, también, acerca de su propuesta anterior de que los EUA y China establecieran un "G-2 informal", que, según él, fue rechazada por los chinos, que la consideraron "una trampa".




Energía nuclear contra el invierno alemán
MSIa Informa, 24 de febrero de 2011.-La violenta onda de frío que castiga a Europa, la cual ya provocó la muerte de más de 500 personas, obligó a los alemanes a modificar su postura respecto a la energía atómica. Ante el abrupto aumento de la demanda de energía, para la calefacción de las viviendas, el país tuvo que volver a encender las cinco plantas nucleares desactivadas el año pasado. La decisión revela la situación crítica del sector eléctrico alemán, que sufrió apagones en diciembre pasado y que ya estaba importando electricidad de Austria, Francia y de la República Checa, para poder atender la demanda luego del cierre de las plantas nucleares.
A menos de un año del anuncio de Angela Merkel de que Alemania estaba abandonando la energía nuclear, con la desactivación inmediata de ocho de las 17 plantas del país, y estableciendo que las restantes se cerrarían entre los años 2015 y 2022, la canciller alemana tuvo que dar marcha atrás, ante las (literalmente) frías consecuencias de la realidad.
La decisión de Alemania de abandonar la energía nuclear se dio después del terremoto y del tsunami que golpearon a Japón el año pasado, los que destruyeron parcialmente la central de Fukushima, lo cual, a su vez, provocó la liberación de radioactividad al ambiente. De acuerdo a las estimaciones de la empresa alemana Siemens, si el país siguiera adelante con su decisión de erradicar sus plantas, para sustituirlas con fuentes como la eólica y la solar, tendría que pagar un costo de un billón 700 mil millones euros de ahora a 2030.
A pesar de todo, los grupos ambientalistas, como Greenpeace, mantienen su campaña contra la energía nuclear en el país y califican la decisión de volver a echar a andar las plantas nucleares de "traición" y de señal de debilidad ante el "cabildo nuclear". Lo que quiere decir que a Greenpeace le parece más adecuado que los alemanes se congelen en el invierno de este año.
El frío hizo que en el continente se sobrepasaran todos los registros de consumo de energía, en especial en Francia, España y Suiza. Entre los casos más graves está en de Bulgaria: el país tuvo apagones en más de 130 ciudades la semana pasada, y el ejército tuvo que ser convocado para prestar ayuda a las poblaciones más vulnerables, hasta con el reparto de alimentos. En Serbia, más de 70 mil personas están aisladas y se espera que el precio de la energía tenga alzas históricas en los días siguientes. La bolsa de valores de Londres registró alzas sucesivas del precio del barril de petróleo por más de ocho días consecutivos, la secuencia más alta en tres años, hecho agravado por la aprobación de las sanciones europeas a las importaciones de petróleo de Irán.

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Lic. Andrés Manuel López Obrador en 2012::

No hay comentarios.:

radioamloTV