::::

lunes, febrero 07, 2011

Aristegui y la censura del poder [César Huerta]

Presentación del libro Maciel de Carmen Aristegui

El despido de Carmen Aristegui una de las periodistas con más prestigio y audiencia representa un duro golpe a la libertad de prensa en nuestro país. Se hace visible una vez más la práctica de la censura por parte de los miembros de la élite dominante, quienes están dispuestos a no permitir la libre expresión cuando las ideas son contrarias a su forma de pensar.

Acceder a los medios de comunicación en México no es cosa sencilla, mucho menos para los periodistas que disienten con el poder. En lo que va del sexenio de Felipe Calderón se han ido cerrando los pocos espacios informativos que gozaban de prestigio y credibilidad en los medios electrónicos. Periodistas como Gutiérrez Vivo y medios como Proceso han sido amedrentados mediante el boicot publicitario o han sido perseguidos y amenazados de muerte, tal es el caso de la periodista Anabel Hernández quien junto a otros corresponsales y periodistas padecen la violencia en todas sus expresiones.

Muchas empresas periodísticas se han olvidado de la deontología en el periodismo para abocar todas sus energías en noticieros que cuentan de manera diferente la realidad, se destacan notas irrelevantes o se hace de las noticias un espectáculo, casi siempre destinadas al morbo social. Han quedado atrás los pilares del buen periodismo y el cuidado del contenido ético a la hora de informar. La televisión y la radio en su mayoría se encuentran cooptadas por unos cuantos empresarios que cuentan con el capital suficiente para entrar en la industria del entretenimiento y el periodismo representa parte de ello.

Carmen Aristegui durante toda su trayectoria ha optado por no acallar las voces que otros han decidido ignorar. Ha hecho del periodismo comprometido e independiente su bandera y ha puesto su ética y calidad profesional al servicio de los demás. Aristegui simboliza un respiro, es una de las pocas periodistas que han podido expresar otra realidad, de ahí el motivo de su despido y el intento de silenciarla, pues no se encuentra bajo propiedad de los dueños del país.

La empresa MVS por medio de su director Alejandro Vargas @avargasmvs antepuso el interés comercial a la libertad de prensa. La radio en la actualidad sigue siendo uno de los medios masivos de comunicación. Ese es el juego, no permitir que el periodismo de Aristegui se difunda masivamente. A los periodistas cercanos al poder les cuesta cada vez mayor trabajo escuchar con claridad las demandas de la sociedad. Carmen Aristegui rechazó la opción de leer públicamente la disculpa redactada desde la presidencia, justificada como una violación a su ética profesional.

Como bien dice el periodista y escritor Eduardo Galeano "En la ópera china clásica, el Emperador decapita al mensajero que trae malas noticias". ¿Cuánto falta para que a los mexicanos nos obliguen también a callar, reír, silbar o cantar? Ella ha dicho lo que tiene que decir. Nosotros la hemos escuchado con atención. La censura contra ella es también contra nosotros.

César Huerta
Extensión Medios

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Lic. Andrés Manuel López Obrador en 2011::

No hay comentarios.:

radioamloTV