::::

viernes, febrero 04, 2011

Noam Chomsky habla de Egipto

chomsky-on-egypt.jpg

Preguntado para Democracy Now por Amy Goodman, NOAM CHOMSKY ha hecho las siguientes declaraciones sobre los acontecimientos de Egipto:

- Bueno, en primer lugar, lo que está pasando es absolutamente espectacular. Es notable el valor, la determinación y el compromiso de los manifestantes. Y pase lo que pase, estos son momentos que no serán olvidados y estoy seguro de que tendrán consecuencias a largo plazo, como el hecho de que sobrepasaron a la policía, tomaron la plaza Tahrir, se quedaron allí en la misma cara de las turbas organizadas a favor de Mubarak, enviadas por el gobierno para expulsarles o crear una situación en la que el ejército se viera obligado a intervenir para restaurar el orden... para luego instalar tal vez algún tipo de régimen militar, lo que sea. Es muy difícil predecir lo que va a suceder, pero los hechos han sido verdaderamente espectaculares. Y, por supuesto, lo es también todo lo que sucede en Oriente Medio. En Yemen, en Jordania, en casi todas partes.

Los Estados Unidos, hasta ahora, están haciendo su juego habitual. Quiero decir, ha habido muchas ocasiones en las que algún dictador ha perdido el control o ha estado en peligro. Hay una especie de rito de rutina; Marcos, Duvalier, Ceausescu, todos firmemente apoyados por los Estados Unidos y Gran Bretaña, como Suharto: se trata de intentar apoyarlos el mayor tiempo posible, y luego, cuando llega a ser insostenible hacerlo --por lo general, si el ejército da un giro de 180 grados-- afirman haber estado del lado de la gente todo el tiempo, intentan borrar el pasado y restaurar el viejo sistema con nuevos nombres. Y lo consiguen o no según las circunstancias.

Supongo que eso es lo que está sucediendo ahora. Están esperando a ver si Mubarak puede aguantar, mientras dicen, "Bueno, tenemos que apoyar la ley y el orden, un cambio constitucional regular", y así sucesivamente. (...)

Preguntado por Amy Goodman, Chomsky responde sobre el discuso de Obama valorando que, de hecho "no dijo nada". Habló de hacer una transición ordenada... pero ¿a qué? Un nuevo gabinete, algunos reajustes menores de orden constitucional- es un discurso vacío. Obama está haciendo lo que los líderes de EE.UU. hacen regularmente. Como ya he dicho, hay un libro de jugadas: cada vez que un dictador al que se apoya está en problemas, se trata de mantenerlo, conservarlo, pero si en algún momento se hace imposible, se le echa sin contemplaciones...

Los EE.UU. juegan en Egipto un papel importantísimo. Egipto es el segundo mayor receptor de ayuda económica y militar de EE.UU (el primero es Israel). El propio Obama ha sido un gran apoyo de Mubarak. Vale la pena recordar que antes de su famoso discurso en El Cairo --que se suponía iba a ser un discurso conciliador hacia el mundo árabe-- alguien de la prensa, creo que fue la BBC, le preguntó si iba a decir algo sobre el gobierno autoritario de Mubarak. Y Obama dijo que no, que no lo haría: "No me gusta usar etiquetas para la gente. Mubarak es un buen hombre. Ha hecho cosas buenas. Ha mantenido la estabilidad. Vamos a seguir apoyándole. Es un amigo." Y ya era entonces uno de los dictadores más brutales de la región, y sería un misterio cómo alguien podría haberse tomado em serio los pasajes del discurso de Obama sobre los derechos humanos después de sus declaraciones sobre Mubarack. Sin embargo, el apoyo militar ha sido muy potente: los aviones sobrevolando la plaza Tahrir, por supuesto, eran aviones de EE.UU.

Los EE.UU han sido y son el apoyo más importante del régimen de Mubarack, no cómo en Túnez, donde el principal apoyo es Francia. Egipto pertenece claramente al área de influencia de los Estados Unidos, y por supuesto, Israel.... y Arabia Saudita, que ha dado apoyo claro a Mubarak. Aunque al parecer los líderes israelíes están enojados porque esperaban de Obama una postura más firme en apoyo de su amigo Mubarak.

AMY GOODMAN: Hable de lo que esto significa para el Medio Oriente. Por ejemplo, las protestas masivas que han tenido lugar en Jordania, hasta el punto donde el rey Abdullah ha dimitido su gabinete y nombrado un nuevo primer ministro. En Yemen hay grandes protestas. Hay una gran protesta llama a Siria. ¿Cuáles son las implicaciones de esto, el levantamiento de Túnez a Egipto?

NOAM CHOMSKY: Bueno, éste es el levantamiento regional más notable que yo recuerde, porque no se puede comparar con lo que sucedió en Europa del Este (...) es completamente diferente. Quiero decir, los problemas que los manifestantes están tratando de resolver son muy profundos, y no se van a resolver fácilmente. Hay una tremenda pobreza, represión, falta no sólo democracia, sino desarrollo. Egipto y otros países de la región han entrado también en un período neoliberal, que dice sobre el papel que hay crecimiento económico, pero con las consecuencias habituales: alta concentración de la riqueza y el privilegio en los más ricos, y empobrecimiento y consternación para la mayoría de la población. Y eso no es fácil de cambiar(...)

Versión íntegra en Democracy Now

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Lic. Andrés Manuel López Obrador en 2011::

No hay comentarios.:

radioamloTV