::::

jueves, noviembre 03, 2011

MSIa INFORMA - Octubre de 2011.



¿Se puede "blindar" el descontento al abuso intervencionista?
Por Ángel Palacios.

MSIa Informa, 31 de octubre de 2011.-El embajador mexicano en Washington, Arturo Sarukhan, en un discurso en la Cumbre de Negocios celebrada en Querétaro el 24 de octubre pasado, afirmó falazmente que la relación bilateral entre ambas naciones se encuentra en su mejor momento, y que el tratamiento de los temas de seguridad, como el del combate al narcotráfico, podrá estar sujeto a embates momentáneos en el clima de la elección presidencial que se avecina. Por lo tanto, "tenemos que ponerle una capa de teflón a la relación bilateral para que estas bobadas que se van a decir de los dos lados de la frontera no se peguen a la agenda bilateral", dijo.

Tratar de "blindar" la relación con los EU, es un tanteo desesperado de minimizar y hasta de ridiculizar la progresiva insatisfacción que manifiestan diversas fuerzas importantes de las más variadas tendencias políticas, ante el abuso que cometen los servicios de inteligencia de EU, so pretexto de combatir el narcotráfico en territorio mexicano, con el beneplácito del gobierno de Felipe Calderón.

Por ejemplo, el senador Felipe González, dirigente del gobernante Partido Acción Nacional (PAN) en una inusitada declaración divulgada en la cadena periodística de la organización Editorial Mexicana (OEM) el 16 de octubre pasado, afirmó que las operaciones "Receptor Abierto" y "Rápido y Furioso" son acciones desestabilizadoras de nuestro país." Agregó, "No necesitamos tropas, lo que necesitamos es que ellos cumplan con lo que les toca y nos dejen en paz" al referirse a que EU no ha asumido responsabilidad "para detener la entrada de drogas, la salida de armas y de dinero lavado". Felipe González es Presidente de la Comisión de Seguridad Pública e integrante de la Comisión de la Defesa Nacional del Senado.

El imaginario mejor momento.
Además de las operaciones mencionadas, que ya causaban estupor, la chispa que incendió los ánimos en México ocurrió luego de que el gobierno de Barack Obama, bombásticamente anunció al mundo -sin mencionar pruebas consistentes- que los servicios de inteligencias de su país habían desactivado un complot para asesinar al embajador de Arabia Saudita en Washington, a cargo de un grupo terrorista. En la acción estaría involucrados los servicios de inteligencia iraní y el grupo delictivo mexicano de Los Zetas.

Aunque trascendió que el presidente Obama sabía de esta operación desde julio del año e curso, hasta octubre se dio a conocer la operación cuando se arrestó en el aeropuerto de la ciudad de México a un ciudadano iraní el cual fue deportado a EU. El portavoz de la Casa Blanca Tommy Vietor dijo que "Este es un logro significativo para nuestras agencias de inteligencia y del orden" informó el noticiero Univisión del 11 de octubre.

Por su parte, el subsecretario de Estado para el combate al narcotráfico William Brownfield afirmó que el complot se había desmantelado "gracias a la cooperación con México, que es producto de cuatro años de cooperación sin precedente". Sin embargo, Brownfield, ex-embajador en Colombia tuvo que reconocer que EU carece de datos duros para demostrar que grupos terroristas tengan contacto o busquen relacionarse con los carteles del narcotráfico de México. "Desconozco cualquier evidencia dura, he visto reportes….pero no puedo hablar de un caso específico del cual pueda garantizar su certeza" (SDP noticias.com).

Ante este escenario, el senador González es contundente: "(…) Y ahora con el pretexto de que los narcos mexicanos están enredados con terroristas- espero que no sea así- vayamos a sufrir otro embate o un intento de intervención de parte de los norteamericanos a nuestro país" valientemente denuncio el senador González.

Para concluir, a la pregunta de:¿Es el territorio mexicano campo propicio para la acción de los terroristas? El senador respondió, "-No, no lo es. Hasta ahora no hemos tenido indicio alguno de que exista eso. Lo que sabemos es que nuestras reservas petroleras se volvieron a rehabilitar, tenemos muchos campos de gas que ellos necesitan, un mercado de 112 millones de mexicanos y una buena estabilidad económica que me parece es lo que los atrae".

Otras consideraciones revelan el estado de insatisfacción que tanto preocupa al embajador Sarukhan. El general de División Roberto Badillo(r) ex diputado federal en un articulo titulado "La tormenta perfecta que produjo la inseguridad pública". Que analiza el desastroso resultado de la Iniciativa Mérida, a la luz del contexto anterior, afirmó:

"El Presidente Calderón, al sentirse inseguro con motivo de su elección, les abrió la puerta a Estados Unidos para la intervención de agentes de la CIA, la DEA, el FBI y algunas otras de las 16 agencias de información conocidas de ese país, e incluso al Pentágono, al través de la Iniciativa Mérida, y sus miserables mil quinientos millones de dólares que no representan más de 0.1% del Producto Interno Bruto de México. Como oportunamente se lo dije como Diputado federal a la secretaria de Relaciones Exteriores, se debió haber comprado equipo, armas, aviones, helicópteros, tecnología y entrenamiento para policías sin permitir la entrada de aviones militares y agentes a nuestro país.

"Estados Unidos no tiene amigos, tiene intereses…Debe conocerse que los intereses son mundiales y tomando esta política de Estados Unidos como base, las relaciones de México con eses país y de acuerdo a la experiencia histórica de nuestra República, deben ser extremadamente cuidadosas, para evitar al máximo lo que decía el presidente Adolfo Ruiz Cortinez respecto a EU: 'el presidente de México se la pasa rechazando las presiones de todo tipo de los estadounidenses'".

El General Badillo, quien fue Jefe de la Sección Segunda de Inteligencia del Estado Mayor de la Defensa Nacional y comandante de diversas zonas militares, en base a su experiencia afirmó:
"Siendo expertos en desestabilizar países sus agentes confrontaron unos a otros, a los grupos de mafiosos con filtraciones de información falsa o verdadera, que inevitablemente los llevan al enfrentamiento… Si a lo anterior se aúna el paso irrestricto de armas decidido como cuestión de Estado, de política gubernamental ya comprobado y que no se aclarará, sino que se minimizará e incluso desaparecerá en las investigaciones hechas por las autoridades, esta premisa quedará completa. Si el presidente Calderón actuara con patriotismo, pediría la intervención de México en estas investigaciones".


________________________________________

El G-20 en París propone otro rescate gigante de los bancos.
Por Mario Lettieri y Paolo Raimondi, desde Roma.

MSIa Informa, 31 de octubre de 2011.-Las crecientes tensiones financieras y el peligro de un estancamiento significativo de la economía mundial parecen arrastrar al G-20 a un nuevo gigante rescate del sistema bancario. Las deudas nacionales de los países más expuestos pasan a un segundo plano.

La vieja receta fracasó. Si se repite veremos las intervenciones que en el pasado no sirvieron de nada. El dato ignorado hoy es que la economía de los países occidentales es sumamente débil y está más endeudada que hace tres años.

Que la vieja receta ya no se puede emplear salta a la vista con el comunicado de la reunión de París de los ministros de Hacienda y de los directores de los bancos centrales de los países del G-20.

Lo que ahora se repite son las constantes evasivas para solucionar problemas importantes que tienen el poder de desestabilizar: la reglamentación de los OTC, la preparación de la lista de las grandes instituciones internacionales de importancia sistémica o la gestión de los flujos de capitales internacionales.

Por si fuera poco, el texto dice claramente que "estamos empeñados en tomar todas la medidas necesarias para mantener la estabilidad del sistema bancario y de los mercados financieros. Garantizaremos que la banca esté capitalizada adecuadamente y tengamos acceso suficiente a los fondos para hacer frente a los riesgos actuales. Los bancos centrales han tomado recientemente medidas decisivas para el resguardo y seguiremos en toda la disposición de proporcionar la liquidez necesaria para la banca."

El segundo pastelillo para la salvación financiera deberá ser el del Fondo Monetario Internacional (FMI), el cual debe "garantizar recursos adecuados para hacerlo capaz de realizar sus obligaciones sistémicas." El FMI, que en el papel debería tener a su disposición 390 mil millones de dólares, será convocado para estudiar "nuevos modos de brindar, caso por caso, liquidez a corto plazo a los países que deben hacer frente a los choques exógenos y sistémicos derivados de los instrumentos financieros que poseen y delas condiciones existentes."

Por fortuna en París no se aceptó la propuesta del ministro de Tesoro estadounidense, Tim Geithner, de transformar el Banco Central Europeo (BCE) en otra FED que estampase dinero a tontas y ciegas para convertirse en el prestamista ilimitado de última instancia de todos los bancos quebrados, privados y públicos. Geithner no hizo más que "cubrir" la situación de los bancos estadounidenses, cuya necesidad de financiamiento de sus deudas es mucho más grande que la de los bancos europeos.

Para tal fin, los efectos del EFSF salva Estados "se deben llevar al máximo para evitar el contagio." Se pide también que el Consejo Europeo prepare un "plan amplio capaz de responder a la desconfianza actual" para su siguiente reunión del 23 de octubre.

Lo cierto es que en París se habló de elevar la "capacidad de fuego" de EFSF de 440 mil millones de euros a 2 billones o dos billones y medio para los planes de salvamento.

La pregunta es ¿hacer qué?

¿Para qué salvar a los bancos en caída libre y para qué comprar los títulos de deuda de los países que ya nadie quiere o para qué crear el eurobono y transformar el 60 por ciento de la deuda pública en obligaciones europeas garantizadas por la Unión Europea?

Si se trata de lo primero, según nosotros, sería un desastre y demostraría la subordinación de la UE a los mercados y al sistema bancario. Considérese que los bonos de los "PIGS" que están en manos directamente del sistema bancario europeo serían unos 750 mil millones de euros, 150 de los cuales son títulos griegos.

En el segundo caso, el de la emisión de eurobonos, tendríamos en cambio una posición política univoca y fuerte de parte de Europa, que demostraría así la clara voluntad de oponer a la especulación la estabilización y la reducción de las deudas públicas por medio del crecimiento económico.

El documento de París, sin embargo, contiene, a nuestro parecer, algunos elementos positivos. El primero es que solicita, algo que han pedido expresamente los BRICS y otros países emergentes, "ampliar la canasta de los derechos especiales de giro, como una contribución a la evolución del sistema monetario internacional." Es la primera vez que en un acto oficial de carácter internacional se menciona la superación del sistema del dólar y se hace referencia a una canasta de monedas.

Nos parece interesante que en la siguiente reunión del G-20, que tendrá lugar en Cannes los días 3 y 4 de noviembre, se habrán de abordar el problema de las fuentes de financiamiento de los proyectos de inversión en infraestructura, algunos de los cuales se deberán presentar como ejemplos de guía.

Este es un paso en la dirección correcta. No hablamos del tiempo, como ya lo hacen los países emergentes y algunas instituciones europeas, como la Caja de Depósitos y Préstamos, que ya promueven inversiones a largo plazo en los sectores de la infraestructura y de la innovación tecnológica.


________________________________________

Tres prioridades estratégicas para el G-20.

MSIa Informa, 31 de octubre de 2011.-En su informe del pasado mes de septiembre, GEAB No. 57(Global European Anticipation Bulletin), el Laboratorio Europeo de Anticipación Política (LEAP) presenta una pauta de prioridades estratégicas para que el G-20 pueda enfrentar con efectividad la crisis sistémica global, proponiendo su implementación para, máximo, el año 2012. La propuesta aborda elementos que, si se implementan, podrían "determinar, fundamentalmente, toda la futura arquitectura de gobernanza global y, al mismo tiempo, desinfectar las áreas peligrosas del actual sistema", afirma el texto. "Dicho simplemente, se trata de construir el futuro, mientras se desactivan hoy las bombas del pasado".

La agenda propuesta se basa en tres prioridades: l) preparar el terreno para la creación de una nueva moneda de reserva global;2) regulación del sistema financiero; y 3) lanzar un amplio programa de infraestructura a escala global. Examinaremos brevemente los temas:

1) Nueva moneda de reserva

El LEAP propone que el proceso sea desatado cuanto antes, no debiendo pasar del año 2012.

Inicialmente,"El método más simple sería el de transformar los SDR (Derechos Especiales de Giro del Fondo Monetario Internacional -n.e) en este nuevo instrumento monetario global, dándole, está claro, un nombre más 'sexy' y manteniendo las monedas de las grandes economías en la canasta que definiría su valor: dólar norteamericano, euro, yen, yuan, real, la moneda del Golfo (si surge), el rand sudafricano y, posiblemente, el oro, el cual se convirtió en una moneda de refugio. Y en caso de reestructurar el sistema monetario mundial con base en la economía real, abandonarse las monedas 'financieras', como la libra esterlina o el franco suizo.

"Problemas técnicos no existen. Las instituciones internacionales detentan la cualificación necesaria para efectuar todo el trabajo requerido para la creación de tal moneda en el plazo de un año. La dificultad reside, por tanto, exclusivamente en el surgimiento de una voluntad política determinada dentro del G-20… Esta disposición y el peso decisivo necesario y suficiente para concretizar tal propuesta se manifestará, potencialmente, dentro de un subgrupo del G-20 constituido por Eurolandia, los BRICS y varios otros países emergentes. Los cambios políticos en los lideratos de los principales países de Eurolandia, como la actual y creciente confrontación entre el bloque europeo y Wall Street y la City de Londres, crearán cuando mucho en los próximos 12 meses, las condiciones perfectas para una convergencia Eurolandia-BRICS, en torno a semejante agenda. (…)

"Sin un 'padrón confiable', no hay sistema económico y financiero estable. Es aquí que esta prioridad es estratégica: sin este padrón, nada significativo o duradero puede ser hecho, toda vez que cualquier iniciativa se pueda corromper por un padrón (el dólar norteamericano) que se volvió débil, elástico e imprevisible".

2) Regulación financiera

El texto propone "colocar todas las grades instituciones financieras del mundo bajo la tutela pública, en todo o en parte, cuando mucho a inicios del año 2013":

"El objetivo es doble: primero, asegurar que esas instituciones resistan las tentaciones especulativas -aunque ya sabíamos que, en este tema, no se puede confiar en sus líderes y/o accionistas; segundo, organizar una 'deflación suave' de la economía virtual, que no quiebre a la economía real. Cualquier país que se niegue a implementar tal política tendrá sus instituciones puestas en una lista negra, como se intentó hacer, sin éxito, con los paraísos fiscales…Esta vez, el G-20 no tiene margen de error: ni en el objetivo, ni en el método".

3) Reconstrucción de la economía con infraestructura

El documento contempla el lanzamiento de un "amplio programa público de infraestructura de 10 años, a escala mundial":

"En el término 'infraestructura', están incluidos, particularmente, todos los servicios públicos esenciales, como la educación, acceso a cuidados médicos y servicios básicos (agua, electricidad, telecomunicaciones) y algunos programas científicos emblemáticos (medicina, exploración espacial y energía). Mediante este impulso para apoyar un crecimiento global efectivo y sustentable, por la mejor y más segura utilización de los actuales desequilibrios en los recursos financieros, los países que se benefician de superávits substanciales encontrarán los medios más útiles y seguros de reciclarlos. En nuestra opinión, es también la única manera de colocar un freno en la acelerada evaporación de billones de dólares en activos generados por la actual crisis financiera y la recesión económica. Imagínese un presupuesto de un billón de euros (número simbólico) dividido en dos sobres geopolíticos: uno para la infraestructura o proyectos que involucren a varias regiones del mundo; el otro, enfocado en una única región del mundo. Igualmente, los países occidentales deberán beneficiarse, porque, de otra forma, permaneceremos en la lógica del mundo prevaleciente antes de la crisis y porque sus economías también necesitan de un fuerte apoyo (especialmente, EU, en lo tocante a infraestructura)"

Como sugerencias adicionales, los europeos proponen que las futuras reuniones del G-20 dejen el eje "atlanticista" y pasen a ser realizadas en países emergentes, como los miembros del BRICS e, igualmente, que se inicien en serio las discusiones sobre la relocalización de las principales instituciones internacionales, "para asegurar que las geografía de la gobernanza global después de la crisis refleje el mundo real, y no aquel de 1945".


________________________________________

En Libia la Primavera árabe cae en las redes de La OTAN.

MSIa Informa, 31 de octubre de 2011.-La muerte de Muammar Gadafi, ejecutado por sus captores tras 216 días de ataques aéreos por parte de las fuerzas de la OTAN, abre una nueva interrogante en el ya agitado escenario internacional, ¿habrá otro blanco que amerite la "responsabilidad de proteger"?, el nuevo eufemismo para justificar intervenciones motivadas por el control de recursos. En este contexto es más fácil entender porque Rusia y China no se impresionaron para vetar el último intento de imponer sanciones a Siria, donde el gobierno de Bashar al-Assad también está en ascuas con una rebelión interna (que algunos miembros de la OTAN han secundado desde el exterior). "La resolución occidental está empapada de un nuevo escenario libio, aunque sus coautores pretendan convencernos de lo contrario", declaró sin rodeos el canciller ruso Sergei Lavrov, el pasado 22 de octubre.

Mientras tanto el gobierno de los EUA no espero el desenlace de la batalla en Sirte para insinuar cuál será el próximo objetivo de su guión "humanitario". El 14 de octubre, el presidente Barack Obama anunció que despachara 100 militares de las fuerzas especiales a Uganda, para asesorar al gobierno de Yoweri Museveni (otro de los viejos aliados del polo de poder anglo-americano en África) en la lucha contra el grupo armado Ejército de Resistencia del Señor (LRA por sus siglas en inglés). Aunque sea verdad que el grupo tiene más la cara de una banda de salteadores, activo desde fines de la década de los 1980s, es poco creíble que Obama se haya preocupado de repente en ayudar a su colega ugandés, en el poder desde 1986, si África no estuviera en el centro del plan de control de recursos naturales. Además de que en Uganda se descubrió un importante yacimiento de petróleo al comienzo de este año, otro aspecto que preocupa a la Casa Blanca es la creciente presencia china en el continente.

Con el asesinato de Gadafi, los EU y sus aliados de la OTAN transmiten al mundo el mensaje para que nadie ose oponer resistencia. Aunque en los últimos años, el hombre fuerte de Libia había pactado acuerdos sólidos con el poder anglo-americano, como su compromiso en apoyar la Guerra al Terror del ex presidente George Bush, de nada le valieron para sostenerse en el poder en el actual juego geopolítico.

Por otro lado, siendo Libia un país esencialmente tribal, sin instituciones intermedias importantes entre el Estado y la sociedad como un todo, la presencia física de las tropas de la OTAN pudiera terminar representando la única fuerza institucional que pueda impedir que el país se ahogue en una interminable guerra civil y balcanización. Esto también le aseguraría a la Alianza Atlántica una base de operaciones en el Norte de África, fundamental para el "nuevo Gran Juego" en el continente, como ya se denomina.

Además con la intervención en Libia, los estrategas de la OTAN se posicionan para poder controlar el desenlace de los movimientos de la Primavera árabe, cuidando de que no pongan en riesgo el designio de los poderes hegemónicos mundiales. A quienes a todas luces más les conviene la llegada al poder de regímenes fundamentalistas radicales, antes que la creación de Estados modernos estables que puedan disponer soberanamente de sus recursos.

No hay comentarios.:

radioamloTV