::::

lunes, diciembre 20, 2010

El "Jefe Diego" en manos del México Rebelde

Lean, analicen, reflexionen, hagan juicios y escriban lo que piensan
Andrés Becerril (Excélsior)

CIUDAD DE MÉXICO, 19 de diciembre.- Los secuestradores de Diego Fernández de Cevallos difundieron un comunicado en el que afirman que liberarán al prominente panista.
Personas que han estado dentro del grupo de negociadores que pugnó por conseguir la liberación del ex candidato presidencial aseguraron a Excélsior que en unos cuantos días el político dejará su cautiverio, y que mediante la caligrafía de cartas escritas por El Jefe Diego —nunca difundidas— se determinó que su estado de salud es bueno. Informaron, además, el monto del rescate. No obstante, por política editorial, este diario no publica estos datos.
Los plagiarios, que firman el comunicado dividido en tres partes como “ex misteriosos desaparecedores”, aseguran que “pese a tener innumerables imputaciones en su contra y de que miles de ciudadanos exigen su legítima ejecución, conscientes estamos de que la verdadera solución a la crisis que vive el país no está en liquidarlo”.
En el comunicado, titulado Epílogo de una desaparición, los captores reivindican el hecho como un secuestro político, hacen un llamado a un levantamiento armado y repudian la política económica desarrollada en México a partir de 1988.
Los plagiarios no dicen cuándo soltarán al también abogado, a quien secuestraron el pasado 14 de mayo cuando llegaba a su rancho, en Querétaro, pero admiten que recibieron dinero por liberarlo: “Tomarlo prisionero, exhibirlo y obligarlo a devolver una milésima de lo robado constituyó además un golpe político a la plutocracia y a sus instituciones”.
El texto, de 12 cuartillas de extensión, está escrito en un estilo que recuerda al de los comunicados guerrilleros de la década de los 70, y fue enviado por correo electrónico. Cada una de sus tres partes finaliza con la firma “Red por la transformación global”.
En el epílogo de un secuestro
Los secuestradores que han mantenido en calidad de “prisionero” al ex candidato presidencial panista Diego Fernández de Cevallos durante más de medio año anunciaron que finalmente lo pondrán en libertad; reivindican el hecho como un secuestro político, afirman que le perdonaron la vida y hacen un llamado a un levantamiento armado.
Personas que han estado dentro del grupo de negociadores para conseguir la liberación del político queretano, afirmaron a Excélsior que el pago del rescate ya fue concretado y que en unos cuantos días dejará su cautiverio; señalaron que su estado de salud es bueno, y que lo han podido constatar a través de la caligrafía en una serie de cartas que El Jefe Diego envió a sus familiares, pero que nunca se hicieron públicas. 
El comunicado
A través de un comunicado dirigido a los medios nacionales e internacionales, el cual llegó a la redacción de este diario dividido en tres partes, titulado: “Epílogo de una desaparición”, el grupo de secuestradores, en un lenguaje que remite a los textos de los grupos guerrilleros de la década de los 70, argumentan por qué le perdonaron la vida al ex senador.
“Y pese a tener innumerables imputaciones en su contra y de que miles de ciudadanos exigen su legítima ejecución, conscientes estamos de que la verdadera solución a la crisis que vive el país no está en liquidarlo, sino en la capacidad del pueblo para organizarse y retomar las riendas de su propio destino, recurriendo a todos los medios a su alcance”.
Los secuestradores, que en un principio se hicieron llamar “los misteriosos desaparecedores”, ironizando cuando el gobierno federal se negaba a llamarlo secuestro y dijo que Diego había desaparecido, y que esta vez firmaron el comunicado como “los ex misteriosos desaparecerodes”, reconocen en una parte de su texto que recibieron dinero.
“Tomarlo prisionero, exhibirlo y obligarlo a devolver una milésima de lo robado constituyó además un golpe político a la plutocracia y a sus instituciones; una demostración de la voluntad de lucha y de la capacidad operativa de los “descalzonados”, como él nos denomina; una demostración de que nadie, por poderoso que sea, puede ser intocable; una demostración de que con unidad de acción se puede doblegar la voluntad del enemigo y combatir la impunidad”.
Sobre los pobres
En la primera parte del comunicado, los secuestradores, que abren ese capítulo con una cita de Bertolt Brecht, es en donde invocan la lucha de clases ellos (los ricos) nosostros (los pobres) y hacen un llamado a un levantamiento armado.
“Por paradójico que parezca, la historia de la humanidad demuestra que, para generar las condiciones humanas de existencia, se necesita en ciertos momentos ejercer la violencia como una adecuación social que hace permisible terminar con ciertas formas de vida para generar otras. La violencia destructiva, como la que ejerce el gobierno, sólo concibe destruir sin construir algo superior y distinto que constituya verdaderamente un estado mejor de vida y no sólo para unos pocos. La violencia es constructiva cuando es rebeldía frente a la amenaza de muerte, cuando enfrenta a la muerte personificada por quienes nos someten a la miseria. La violencia, al tener rostro de muerte, nos es presentada como injustificable, sobre todo si atenta contra el poder establecido”.
Con ese mismo tono señala que el discurso gubernamental repudia la violencia e invita a preservar el orden, o protestar dentro de los marcos institucionales que no operan de acuerdo al fin para el que fueron creados, como un recurso que le queda para seguir operando bajo la cara de “la legalidad” y “la democracia”.
De esta manera —apuntan los secuestradores de Fernández de Cevallos—, el gobierno presenta lo violento como lo anti-estatal; la única política permitida es la actividad esencialmente no-política, acompañada de la resignación. La violencia cultural es la más sofisticada porque guarda al Estado bajo un marco de “aceptabilidad” y muestra a los enemigos de quienes lo comandan, o sea, a los que luchan contra el mal gobierno, como enemigos de toda la sociedad.
Denuncian mafias
“Pero ¿este gobierno mafioso es el único viable en nuestro país? Sabemos que no, otro México es posible y lo tenemos que construir nosotros los de abajo, desde las organizaciones obreras, campesinas, ecologistas, de colonos, de víctimas de la delincuencia y crímenes del ejército y policías. Nos toca a nosotros, al pueblo mexicano organizado de diferentes formas y recurriendo a todos los medios, armados y no armados, ir construyendo con nuestra rebeldía organizada, un nuevo México en el que todos podamos ser y vivir con dignidad”, señala el documento.
Análisis histórico
Las tres partes del documento podrían ser clasificadas como el manifiesto Diego Fernández de Cevallos, donde queda claro que el grupo o grupos que organizaron y operaron el secuestro del político panista rompieron con los conceptos de aquellos grupos que aún cuando practicaban la violencia, decían que era la última instancia.
En el texto, los captores de Fernández de Cevallos realizan un análisis histórico lineal de las políticas del Estado mexicano, a partir de 1988, cuando inicia el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, poniendo énfasis en que a partir de entonces comenzó el final de las tesis del Estado-social y de la Revolución Mexicana, dando paso a la derecha que hoy gobierna.
Como los textos de los grupos guerrilleros de los setenta, con el que se anuncia la liberación de Diego Fernández, está llenó de conceptos nacionalistas y consideraciones al Estado social, con reiteradas denuncias de traición a la patria.
No obstante que es claro el llamado a un levantamiento armado, el grupo se cuidó de no anunciar ninguna acción en concreto, salvó la victoria obtenida con el secuestro político a Fernández de Cevallos y el juicio sumario a las élites políticas y económicas, a través de la persona del ex senador, que se parece mucho al que públicamente hizo el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, el 16 de febrero de 1994, en la comunidad de Guadalupe Tepeyac, municipio de Las Margaritas, en Chiapas, en referencia al ex gobernador Absalón Castellanos.
El ideario político
De la lectura del comunicado de “los ex misteriosos desaparecedores” se desprenden una serie de ideas: que las élites políticas del país han concretado el proyecto neoliberal; que la política estadunidense, junto con los neoliberales del Irán-Contras sentaron las bases del narcoestado que hoy está fuera de control; que la separación de la Iglesia católica y el Estado mexicano no existe más; que la Iglesia es un aparato de Estado aliado de las élites políticas y económicas del país; que el fin de la laicidad atenta contra la educación pública y privilegia a la educación privada además de la lucha de clases, a través de la inmoralidad de la riqueza y su concentración.
Lanzan un posicionamiento
Ayer los ex misteriosos desaparecedores difundieron un comunicado donde informan que liberarán a El Jefe Diego. Aquí algunos fragmentos del documento, que llegó a la redacción de Excélsior, el cual consta de 12 cuartillas y se divide en tres partes:
“En México vivimos inmersos en un clima de creciente violencia destructiva que las mafias del gobierno permiten y fomentan, porque sólo así pueden ocultar la sistemática represión, tratar de controlar el descontento social e impedir, por el momento, que se generalice la lucha popular. Las formas de la violencia son cada vez más crueles y abominables; el conflicto no sólo ha dejado decenas de miles de personas muertas, sino terror e incertidumbre entre los vivos. La distancia entre el discurso de gobierno y las prácticas corruptas que lo caracterizan son una clara muestra de que los más altos funcionarios y las instituciones del Estado mexicano están coludidos con el crimen contra quien dicen estar luchando.”
Críticas
“Sin embargo la violencia más sofisticada, la que a diario nos golpea y quizá la que menos reconocemos como violencia, es la que parece no venir de ninguna persona; es la violencia estructural ‘invisible’ presentada siempre como ‘estragos’, ‘golpes’ o ‘crisis internacionales’ que parecen nunca terminar para nosotros pueblo y que nos son presentadas como ‘avances’. El duopolio televisivo y los gobernantes quieren que creamos en los ‘avances’ y en la ‘modernidad’ mientras hay más despidos, menos oportunidades de encontrar empleos productivos y un salario que cada día vale menos. Esa ‘modernidad’ no es con la que soñamos ni la que queremos heredar a nuestros hijos.”
“La pobreza, para muchos la miseria, es una constante amenaza de muerte y es mucho más poderosa que todos los grupos de sicarios juntos; la vida es reducida a su condición de supervivencia sin ninguna posibilidad de un desarrollo auténticamente humano. Estas condiciones acercan a millones de personas más a la muerte que a la vida y frente a este peligro...”
Discurso
“La sociedad mexicana, como podemos ver, está divida en dos: Ellos y Nosotros, Ellos ricos y Nosotros pobres, cuyos mundos y realidades son totalmente opuestos pero existen y se desarrollan al mismo tiempo; es la historia que Ellos difunden como la evolución de un solo proyecto al que discursivamente pertenecemos ‘por igual y al mismo nivel’ todos los mexicanos. Ellos aplauden los discursos del gobierno en los que se alude al avance y bienestar en México, pues los confirman en su nivel de vida que constantemente mejora (mejor alimentación, vestido, educación, salud, bienes muebles e inmuebles, lujos, vacaciones y descanso, etc.); sólo en su cerrado círculo el progreso es realidad.
“Quienes encabezan al Estado sostienen discursivamente que procuran alcanzar ‘la paz perpetua y el bienestar’ en un futuro (que nunca llegará de ese modo), y por tal fin justifican su propio ejercicio de la violencia destructiva. Esta utopía de la paz estatal, construye el argumento de legitimidad de la muerte en el presente...”
Los poderosos
“¿Es posible conocer a los individuos que decidieron el destino de un país entero? El proyecto neoliberal en México se concretó gracias a la actuación de diversos personajes en acuerdo y complicidad. En la figura de Carlos Salinas de Gortari se identifica más claramente el inicio de esta etapa destructiva, cruzando varios intereses y procesos; es un actor principal y es miembro de los círculos más restringidos del control de poder de ese entramado mafioso. Salinas impuso transformaciones (diseñadas desde la cúspide del poder capitalista) en sintonía con Estados Unidos... apoyado por la élite empresarial y política mexicana de su partido (PRI) y algunos importantes aliados políticos... De sus más preciados aliados podemos señalar como principal cómplice a un miembro destacado del partido de la oposición leal (PAN), Diego Fernández de Cevallos Ramos, un cacique panista inmensamente rico gracias a su triple carácter de funcionario del Estado, empresario y abogado...”
“Diego Fernández acumula una larga pero poco honrosa carrera de impunidad y enriquecimiento...”
El intocable
“Diego Fernández de Cevallos parecía intocable hasta aquella noche en que su pasado oscuro lo alcanzó. Y, muy a su pesar, tuvo que responder de algunos de sus actos y verse en el espejo de nuestra mirada… espejo que al hacerlo prisionero reflejó su hechura de corrupto,  prepotente y voraz expropiador, demostrando un hecho fundamental: siempre que como pueblo nos atrevamos a luchar contra la injusticia, no habrá felonía que quede impune.”
“Tomarlo prisionero, exhibirlo y obligarlo a devolver una milésima de lo robado constituyó además un golpe político a la plutocracia y a sus instituciones; una demostración de la voluntad de lucha y de la capacidad operativa de los “descalzonados”, como él nos denomina; una demostración de que nadie, por poderoso que sea, puede ser intocable; una demostración de que con unidad de acción se puede doblegar la voluntad del enemigo y combatir la impunidad.”
“A Diego le fue respetada su integridad física sin el desprecio que por la vida humana demuestra el poder...”
La justificación
“Como parte del pueblo organizado decidimos realizar una tarea, la responsabilidad es nuestra. Creemos firmemente que reapropiarse del uso constructivo de la violencia es legítimo y hemos actuado en consecuencia.”
“Esta tarea es parte de un proyecto más grande e importante: participar en la construcción del poder popular para transformar este país transnacionalizado en una verdadera patria digna, libre y nuestra. ¿O es mucho soñar con que las riquezas de México sean para la mayoría de los mexicanos? ¿Es ambicioso soñar con un país productivo que pueda dar trabajo y remuneración digna a sus hijos? ¿Es un sueño guajiro pensar que somos los 90 millones de pobres quienes debemos tener la posibilidad real de tomar las decisiones importantes en el modelo económico, político y cultural que deseamos? ¿Es mucho pedir un México para todos los mexicanos?”
Fraternalmente:
RED POR LA TRANSFORMACIÓN GLOBAL
 
::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Lic. Andrés Manuel López Obrador en 2010::

No hay comentarios.:

radioamloTV