::::

miércoles, diciembre 29, 2010

¿Cómo parar a los asesinos yanquis que buscan asesinar a Venezuela, las FARC y Wikileaks?

Pedro Echeverría V.

1. A los malditos yanquis que dominan la política, la economía y la guerra en el mundo no se les puede calificar como hijos de puta, porque éste es un oficio digno; ni de hijos de perra, por que los perros son superiores a ellos; pero tampoco hijos del diablo porque éste apenas es un tentón. Los yanquis, que son los que mandan en EEUU, son los padres de la guerra, de las invasiones, de los asesinatos y saqueos. Pregunto: ¿qué carajos hacen sus tropas ocupando América Latina, África, Asia y dirigiéndose a cualquier país, sino es para saquear riquezas como el petróleo, los bosques, las aguas y demás recursos? Pero se pasan diciendo que son ejemplo de democracia –y aún hay tontos que lo creen- por el hecho de alternar gobiernos de dos diferentes partidos que representan a la misma clase explotadora y guerrerista. La publicación de documentos secretos por Wikileaks ha enseñado al mundo lo que ha sido y es el imperialismo yanqui.
2. Julian Assange, el creador de Wikileaks ha declarado que no descarta que EEUU solicite su extradición para ser sometido a un proceso legal por supuesto espionaje en relación con la filtración por parte de su sitio de Internet Wikileaks de más de 250 mil documentos secretos del Departamento de Estado. Assange se encuentra en libertad condicional en Gran Bretaña mientras sigue su proceso de extradición a Suecia; pero ha declarado que piensa que sería “políticamente imposible” para Londres lo entregara a Washington, donde, aseguró, hay grandes posibilidades de que lo asesinen. Dijo: “Si soy extraditado, hay una gran posibilidad de que me maten al estilo Jack Ruby”, en referencia al hombre que asesinó a Lee Harvey Oswald antes de que pudiera ser juzgado por el asesinato del presidente estadunidense John F. Kennedy en 1963. ¿Crees que en un país “tan democrático” como EEUU se asesine a los enemigos políticos?
3. ¿Qué están haciendo los pueblos del mundo –que han sido instruidos, alertados, beneficiados, con las denuncias dadas a conoces por Wikileaks- para evitar la extradición de Assange y para exigir su libertad inmediata? Al parecer los yanquis han hecho en el mundo lo que han querido y ellos saben que nadie puede ponérsele enfrente sin hacerle la guerra: Cuba durante 50 años, Vietnam, Irak, Panamá, Palestina, Venezuela y varias decenas de países. ¿O es que están esperando que el mundo se unifique para devolverles en su territorio –sobre la Casa Blanca, el Capitolio, el Departamento de Estado- las mismas bombas que ellos mismos han fabricado? Buscan los yanquis asesinar a Assange, pero también acabar a los gobiernos de Chávez, Morales, Castro, Ortega, Correa, y cuando gobierno demuestre algunos márgenes de independencia y no se convierta como México y Colombia, en su títere.
4. Wikileaks acaba de publicar que el gobierno yanqui declaró en 2001: “Estados Unidos está orgulloso de tener a Colombia como aliado. Uribe agradeció a Shannon por sus comentarios y sostuvo que la asistencia de Estados Unidos fue crucial para mejorar la capacidad del ejército colombiano y realizar este tipo de operaciones”. Uribe, el entonces presidente colombiano, señaló que su país “continúa comprometido con incrementar la presión militar sobre los líderes de las FARC y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), aunque no se mostró optimista con los resultados. El presidente colombiano acordó con Shannon que “el gobierno de Colombia trabajará con Estados Unidos en incrementar el costo político que deberá pagar Chávez por su apoyo a las FARC”. Desde que Hugo Chávez asumió el gobierno en Venezuela los gobiernos de Colombia y de los EEUU no han dejado de calumniar, amenazar y boicotear a Chávez.
5. Nunca se ha probado que Chávez ayude a las FARC, pero los EEUU pueden declarar públicamente, con todo cinismo, que sus ejércitos asesinos preparan a los ejércitos –también asesinos- de Colombia, México, panamá, Israel y de donde les plazca. Pueden acusar de intervención extranjera a cualquiera, en particular a Cuba y Venezuela, pero los yanquis intervienen en todos los países del mundo y nadie dice nada. ¿Quién ha preparado y sigue instruyendo a los ejércitos de América Latina con el fin se asesinar las protestas sociales sino son los yanquis? Al contrario, debería condenarse que en la izquierda marxista mundial se haya olvidado lo que se conoció durante muchas décadas como “internacionalismo proletario”, así como el impulso de los pueblos a la revolución mundial. Dicen los gobiernos burgueses que Chávez y las FARC intervienen en México pero silencian que México es un simple traspatio de los EEUU y Calderón su pelele.
6. La lucha de clases no solo es nacional, entre la burguesía explotadora y los trabajadores explotados de cada país; la lucha por el dominio y la liberación también se manifiesta a nivel internacional entre países de grandes riquezas obtenidas de los países dominados, por un lado, y las naciones cuya pobreza y miseria han sido causadas por los mismos países imperialistas. El Grupo de los Siete y el llamado BRIC (Brasil, Rusia, India y China) se confrontan, luchan entre ellos, por dominar los mercados del mundo, pero cuando se trata de conservar el sistema de dominación ante las luchas y las protestas de los pueblos se unen para enfrentarlos. Por ejemplo Hugo Chávez, Evo Morales, los hermanos Castro, las FARC, ETA, los palestinos, así como todas las corrientes radicalizadas y anarquistas, son las enemigas de los EEUU y demás países que dominan el mundo, y es aquí donde los grandes países se unen para calumniar y golpear.
7. La desigualdad y las protestas sociales de los trabajadores en todo el mundo: Francia, Italia, Grecia, España, aunque de manera espontánea, están creciendo rápidamente. Como respuesta los ejércitos del imperio se fortalecen al doble y triple y la producción y venta de armamentos se multiplica. No se si EEUU tendrá que sufrir en carne propia la violencia que ha repartido en el mundo. ¿Un aterrizaje suave de EEUU dentro de 40 años? –escribe el analista Alfred W. McCoy- No apuestes por ello. La defunción de EEUU como superpotencia global podría sobrevenir mucho antes de lo que cualquiera imagina. Si Washington sueña con que 2040 o 2050 sea el fin del Siglo Estadounidense, una evaluación más realista de las tendencias interiores y globales sugiere que en 2025, dentro de sólo 15 años, todo puede haber terminado, con la excepción del griterío.

A pesar del aura de omnipotencia proyectada por la mayoría de los imperios, una mirada a su historia debería recordarnos que son organismos frágiles”.

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Lic. Andrés Manuel López Obrador en 2010::

No hay comentarios.:

radioamloTV