::::

miércoles, abril 25, 2012

El “ganador” de las encuestas


Araceli Damián

El pasado 27 de marzo la Asociación de Académicos Daniel Cosío Villegas organizó en El Colegio de México el seminario titulado “Quinto poder: las encuestas y la construcción social del ganador”, en el cual directivos de importantes casas encuestadoras (Berumen, Covarrubias, Parametría) y académicos destacados (Julio Boltvinik, José Antonio Crespo, Héctor Díaz Polanco, Lorenzo Meyer, Luis Mochan, Agustín Porras y Juan Reyes Campillo) discutieron sobre el papel de las encuestas publicadas en la formación de las preferencias electorales.
Los representantes de las encuestadoras rechazaron haberse constituido en un Quinto Poder, ya que no son éstas las que deciden qué resultados publicar, sino quien las contrata. Esta percepción se deriva, de acuerdo con Ana Cristina Covarrubias, a que su trabajo ha tomado mayor notoriedad en los últimos años y es utilizado por quienes las contratan tanto para usos “correctos”, como para fines “viciosos”.
En cuanto a los correctos mencionó informar a la población, elegir candidatos, dar estimaciones el día de las elecciones, tomar decisiones estratégicas y evaluar las acciones. Entre los “viciosos” señaló el tratar de desmoralizar al oponente y, algo que ninguno de los representantes de las encuestadoras descartó, tratar de influir en el electorado.
Entre los directivos hubo consenso en que difícilmente el resultado de las encuestas tendrá una influencia en el resultado final de la elección. Sin embargo, su posición contrastó fuertemente con la de todos los académicos ahí reunidos, quienes señalaron, por una parte que una proporción importante del electorado tiende a votar por “el ganador” (Julio Boltvinik) o bien, al presentar un panorama sobre el cual se toman decisiones para el voto útil, el cual sí llega a modificar los resultados de las contiendas (como argumentaron Díaz Polanco y Crespo).
Un debilidad de las encuestas publicadas fue señalada por Juan Reyes Campillo, quien dijo que los resultados se presentan con una votación “efectiva” (descontando a los indecisos, a los que no saben o no contestaron) de entre 80 y 90%, cuando los niveles de participación electoral en nuestro país han llegado a 56% del padrón electoral, lo que hace poco confiable lo publicado.
Con otra perspectiva, pero también poniendo en duda la validez de las encuestas publicadas, Julio Boltvinik enfatizó dos debilidades de las muestras: 1) el pequeño número de personas encuestadas para obtener resultados a nivel “nacional” y, 2) la forma “aleatoria” cómo se elige dónde se levantará la encuesta.
En cuanto al primer problema, señaló que las encuestas publicadas por lo general se refieren a un “universo” de mil o un poco más encuestados, perdiendo estadísticamente confiabilidad. Esto se suma al hecho de que las encuestadoras están reportando un 50% de rechazo, es decir la mitad de las personas a ser entrevistadas no quieren siquiera contestar.
Los resultados pueden inducirse mediante la muestra, de la siguiente manera. Por azar en una muestra puede quedar incluido un número mayor de zonas rurales que urbanas, algunos estados pueden quedar fuera, otros dentro, etc. Pero el azar termina aquí. Como se construyen diversas muestras para una misa encuesta, quien la paga puede elegir la “más favorable”.
Héctor Díaz Polanco coincidió con Boltvinik en el sentido de cuestionar la neutralidad de las casas encuestadoras, de acuerdo con el académico esto se debe a que son los partidos políticos o sectores específicos con poder (televisoras, medios de comunicación, empresarios) los que pagan el levantamiento de encuestas y deciden además cuáles publicar. Las encuestadoras son empresas que, quieran o no, dependen de que el cliente se sienta satisfecho.
En cuanto al efecto en el electorado, José Antonio Crespo considera que las encuestas son utilizadas por los votantes “estratégicos”, es decir, por quienes basan su voto en los sondeos, al percatarse que su favorito ocupa el tercer sitio (o cuarto o quinto, según el caso), y opta por no "desperdiciar" su voto, emitiéndolo en contra de su peor opción
De acuerdo con el analista, el voto útil en el año 2000, representó aproximadamente 6% y se dio a favor de Vicente Fox. El voto útil provino del PRD, y sin éste, Fox no habría ganado la elección. Aseguró que en 2006, el voto útil provino del PRI y del PANAL, sin ese voto el fraude electoral, desde mi punto de vista, no hubiera sido posible.
Agustín Porras se refirió al peligro que significa para la elección tener un país gobernado a nivel estatal, casi en su totalidad, por el mismo partido político. La estructura electoral y mediática está controlada por los gobernadores y ellos jugarán un papel importante en la elección. Por ello se hace necesaria una participación social fuerte, sobre todo de los sectores inconformes con el estado actual de las cosas.
Dejo aquí mi comentario. Analizaré en próximas entregas otros puntos expuestos en el seminario. Por ahora los invito a reflexionar sobre su voto. Me duele pensar que podemos ser gobernados por un títere mediático o por la derecha que ha llenado de sangre nuestro país y ha mostrado una incapacidad absoluta para promover el desarrollo económico y la justicia social. Daré mi voto por Andrés Manuel, el único candidato con calidad moral para gobernar este país.
*adamian@colmex.mx, aracelidamian.org


::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Lic. Andrés Manuel López Obrador en 2012::

INDIGNACION POR EL INCENDIO DEL BOSQUE LA PRIMAVERA

 Arturo Curiel Ballesteros Jorge Regalado Profesores-Investigadores de la Universidad de Guadalajara. Zapopan, Jalisco, 24 de abril de 2012


El lunes 24 de febrero se cumplió el quinto día del incendio en el Bosque La Primavera. Más de 7 mil 500 hectáreas habían sido devastadas. Es imposible cuantificar la cantidad de árboles calcinados y la pérdida de los otros seres vivos que habitan en el bosque. Durante estos días de incendio, nuestra atmósfera recibió una contaminación equivalente a la que produce todo el parque vehicular de la zona metropolitana de Guadalajara en un año. Se ha hecho una gran contribución al calentamiento de la Tierra. Se ha retrasado la evolución del ecosistema por 20 años. Se ha puesto en riesgo una reserva genética de importancia mundial. Se ha traicionado el anhelo de los tapatíos a quienes desde hace 60 años se nos prometió que este bien natural sería protegido indeclinablemente. Ha sido negado el interés público del más importante patrimonio natural y cultural de Jalisco. Se ha pasado por alto la Constitución Política de este país que define como de interés público este bosque. Se ha negado la importancia de los derechos humanos a disfrutar de un ambiente sano. Se redujeron las expectativas de vida y bienestar de más de un millón de personas que han estado expuestas a los riesgos del incendio. No obstante que se reconoce que fue provocado, cinco días después del incendio el gobierno no ha sido capaz de detener a ninguno de los delincuentes que han mantenido el fuego. Se ha puesto en riesgo la vida de los brigadistas que combaten el fuego de forma directa, a algunos de los cuales les hicieron disparos con armas de fuego. Tampoco sabemos quiénes son los responsable de cuidar y acrecentar este patrimonio para pedirle cuentas. A estos la sociedad debería llamarlos traidores. Resulta inaceptable y sospechosa la lentitud de la respuesta de las autoridades, así como el silencio de otras instituciones supuestamente interesadas en el bosque. Ante la dimensión de este daño, es indigno y ofensivo que las autoridades llamen a la sociedad solamente a plantar árboles, como si eso disminuyera las presiones y fuerzas que han ocasionado el incendio; como si eso compensara el daño al bienestar de las personas; como si ello asegurara reducir la perdida de este invaluable ecosistema natural. Hacer esto ante la gravedad del daño y ante la invisibilidad de los delincuentes y traidores, es una ofensa a la inteligencia de la sociedad. ::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Lic. Andrés Manuel López Obrador en 2012::

martes, abril 24, 2012

Para telenovelas sí hay dinero, para La Primavera no

Foto de Edgar Chávez



Por: Rubén Martín
rubenmartinmartin@gmail.com Martes 24 de Abril, 2012, 07:00

Como siempre ocurre, tras las tragedias se suele buscar a los responsables. En el incendio del bosque de La Primavera, una gran tragedia se mire por donde se mire, hay que revisar qué se hizo mal, por qué no se pudo prevenir, quién no hizo su trabajo y quién puede ser responsable, por comisión o por omisión de que una parte del bosque más importante para la zona metropolitana de Guadalajara se haya incendiado.

Necesariamente tenemos que voltear al gobierno estatal que encabeza Emilio González Márquez. Si el interés de la actual administración estatal por el bosque de La Primavera puede medirse por el dinero que se le destina a su protección, se puede ser tajante y decir que no hay interés.

En los primeros años de su administración, Emilio González no destinó dinero al Fideicomiso Bosque La Primavera. Este año que corre apenas le dedicó siete millones de pesos.
Siete millones para cuidar, vigilar y preservar 30 mil hectáreas, para pagar sus implementos, a los guardabosaques, para vigilar a los talamontes y la labor de impedir los incendios, especialmente los intencionales.

Claro que no son recursos suficientes. Y menos si se compara con otros recursos que se destinan a otros rubros. Este gobierno ha dado miles de millones de pesos en subsidios a la promoción económica, y en muchas ocasiones se ha dado a una sola empresa hasta el doble de lo que se destina este año para el cuidado de La Primavera. Por ejemplo en 2008 donó 224 millones de pesos en subsidios a empresarios de los cuales 35 mdp fueron para la empresa extranjera Flextronic, en 2009 el gobernador dio un subsidio de cinco mdp a Farmacias Guadalajara, una de las empresas tapatías más solventes.

Además con gran facilidad, el actual gobierno ha ofrecido subsidios, es decir dinero público aportado por los contribuyentes, a proyectos privados de dudosa consistencia. Por ejemplo el Palacio de la Cultura y la Comunicación que promueve un sector de los empresarios radiofónicos regaló 20 mdp, o las aportaciones para el museo de arte contemporáneo que los empresarios quieren levantar al filo de la barranca de Huentitán.

Y falta por contabilizar el dinero público que el gobernador ha regalado a las televisoras de este país. Al Teletón, Emilio González ha destinado 161 millones de pesos, además del dinero aportado para telenovelas y espectáculos. Aquí algunos ejemplos:

- 55 mdp a Espacio 2007 (Televisa)
- 12 mdp para la telenovela Las tontas no van al cielo (Televisa)
- 24 mdp para la realización del evento MTV Awards
- 12 mdp para un torneo internacional de golf
- 3.5 mdp al Juguetón (TV Azteca)
- 102 mil pesos a la telenovela Tengo todo excepto a ti (TV Azteca)
- 4.1 mdp al concurso Trece maravillas de México (TV Azteca)
- 4.3 mdp a World Trade Center Confianza (empresa del secretario de Turismo)

Es decir, al patrocinio de la grabación de una telenovela de Televisa dio el equivalente de dos años del presupuesto para el Fideicomiso Bosque La Primavera.

La conclusión es clara, dinero hay, pero está mal gastado. El gobernador lo ha despilfarrado en tonterías en lugar de destinarlo a los asuntos importantes, como proteger el bosque de La Primavera.

Ahora pagamos las consecuencias de esta absurda y arbitraria manera de manejar los recursos públicos.

rubenmartinmartin@gmail.com
@rmartin1011


::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Lic. Andrés Manuel López Obrador en 2012::

domingo, abril 22, 2012

No hay que olvidar...





En memoria de fallecid@s, desaparecid@s, lesionad@s y agraviad@s por el 22 de abril el Guadalajara. Que las y los tapatíos y las y los jaliscienses no olvidemos.
Para que no haya odio, que haya justicia!

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Lic. Andrés Manuel López Obrador en 2012::

radioamloTV