::::

lunes, marzo 31, 2008

Protesta en la explanada del Cabañas

El día de hoy se presentó el pelele fecal en la explanada del Instituto Cultural Cabañas para inaugurar la "feria del empleo", quien se dijo promotor del empleo, sólo les ha dado a sus cuñados, amigos y parientes, por eso, mujeres que se mantienen en resistencia civil le hicieron una visita y además para recordarle que jamás vamos a permitir que se privatice pemex...

http://www.notisistema.com/noticias/?cat=1&paged=3

Audio de la nota



::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2008::

Monedas comunicativas...

DINERO RENEGADO.
Domingo, marzo 30, 2008


Un lector nos manda esta idea para hacer activismo: dinero renegado.

"Estimados renegados les envio una propuesta para que se pongan consignas en contra de la privatización del petróleo y en contra del pelele hijo de su p%&% madre, en las monedas. Se pueden hacer con marcadores para CD's. Yo por mi parte y unos amigos ya la estamos haciendo".


Lo más chingón es que la mayoría de los mexicanos usan monedas, no billetes.
Bueno, pues ahí tienen una idea más para HACER ALGO y no nadamás estar diciendo que "ay ay, ¿y ahora qué hacemos para que no privaticen Pemex los panistas?"


¡Pues INFORMAR a la gente!

Atte:

V. Hernández.

Radio Podcast - Cosa Publica 28 de Marzo 2008

Cosa Publica, espacio radiofonico que conduce Ruben Martin y Agustin del Castillo, se transmite de Lunes a Viernes en Radio Metropoli 1150 AM.

Continua la polemica por la donacion de 90 millones de pesos a la construccion del suntuario de los martires

Los programas grabados pueden descargarlos en esta pagina

Programa 28 Marzo 2008



Programas Anteriores

México vive la amenaza de dejar de ser un Estado laico

Advierten OSC de Morelos

Redacción

8 DE MARZO, DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER | México DF, 24 marzo 08 (CIMAC).- México está viviendo la amenaza de dejar de ser un Estado laico, advierten diversas organizaciones de la sociedad civil de Morelos, en el contexto del aniversario del nacimiento del ex presidente Benito Juárez, fuerte impulsor de la laicidad y de la separación Iglesia-Estado.

Las organizaciones, defensoras de los derechos sexuales y reproductivos, los derechos humanos, ambientales, ciudadanos y políticos, afirman en un comunicado su preocupación porque algunos diputados y diputadas federales han manifestado su interés porque la jerarquía católica, especialmente, pueda participar de manera oficial en las decisiones políticas de este país.

A esto, dicen, se suman las diferentes iniciativas que dentro de Morelos han atentado contra el Estado laico, como la omisión del procedimiento para interrumpir el embarazo en caso de violación, la no repartición del libro oficial para 1º de secundaria, o la negación de integrar a las políticas públicas y la legislación las diversas formas de familias que existen en la entidad, incluyendo las familias integradas por homosexuales y lesbianas.

Signan el comunicado La Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México, Academia Morelense de Derechos Humanos, IDEAS, Impulso Sustentable Ambiental y Cultural, CD4; Juntos por Amor, Alianza por la Ciudadanía Sexual Diversa, Comité Estatal por la Diversidad Sexual Morelos, Comité por una Maternidad Sin Riesgos, Convergencia 8 de Marzo, Red Católica de Jóvenes por el Derecho a Decidir, En-aguas zurcidas, Consejo Cultural Cuautla y la Cofradía de San Sebastián.

Benito Juárez García, recuerdan las organizaciones, fue defensor de las libertades humanas, ejemplo para otros países latinoamericanos y reconocido como el Benemérito de las Américas, quien junto con su generación impulsó el carácter laico del Estado; la supremacía de las leyes civiles; la igualdad ante la ley con la abolición de fueros y privilegios, así como el respeto a la diversidad, culminando con su frase celebre "el respeto al derecho ajeno es la paz".

Por ello, a más de 200 años del natalicio de Juárez, las organizaciones firmantes declaran que, de conformidad con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el Estado debe promover los valores de libertad, respeto, responsabilidad, solidaridad, tolerancia, equidad e igualdad.

También, como obligación del Estado laico, debe promover que Morelos se conduzca con visión científica, reconociendo la relatividad de las verdades. Que los dogmas (verdades absolutas e indiscutibles) son la base de las religiones, pero no de la política ni de la ciencia, las cuales deben fincarse en la razón. Que es inaceptable utilizar políticamente lo religioso o religiosamente lo político. Que el derecho al disenso es consecuente con el pluralismo. Y que siempre existe la libertad de debatir entre quienes piensan distinto.

Exigen además las OSC el respeto a los principios fundamentales "que hacen de este país y de este estado un espacio con miras a la democracia". Insisten en la promoción de los valores básicos de los derechos humanos, en la libertad e igualdad, que son los sustentos de la democracia y, sobre todo, tener en cuenta que en estas sociedades se tiene que respetar el bien más valioso, que es la conciencia de una patria libre de prejuicios. 08/GG/CV

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2008::

Opinión - Juan Gomez Partida

Agora

El empujón

La Jornada Jalisco

No es la primera vez que San Juandoval Iñiguez arremete contra la prensa. Corta las entrevistas, gritonea ya, ya, ya estuvo bueno, aparta grabadoras; pocas veces uno como reportero puede encontrar un gesto amable del prelado y todos estamos acostumbrados a los exabruptos de alguien acostumbrado a su vez a la reverencia.

Pero ahora el hombre que debería ser ejemplo de humildad, como primer requisito de su investidura espiritual, empuja a quienes lo cuestionan en la que, dice, es su casa, la misma finca de Tlaquepaque que presume en una de las principales revistas del jet set nacional y donde sin pudor exhibe la alberca techada, sus gym, sus animales exóticos o la realeza propia del buen vivir destinado a quienes tienen la fortuna material a su favor. Le faltaron los coches, por supuesto. Pero esos –y otros– son los bienes que atan a la tierra a quien habla todos los días del cielo.

El punto es que la agresión cardenalicia a un reportero el viernes pasado –nada del otro mundo, no hubo lesiones, fue un empujón para abrirse camino y no contestar– no es algo tan simple como parece. El enfrentamiento gratuito e inútil que se ha generado por el interés permanente de mezclar el Estado con la Iglesia de parte del gobernador Emilio González Márquez, podría llegar a mayores.

Uno de mis cinco lectores, Aída Fuentes, me recordó que es precisamente en la religión y, en menor grado, en el deporte, donde los fanatismos son exacerbados y las figuras emblemáticas tienen un peso específico en las mentes dominadas por la pasión mal conducida. La guerra cristera es el ejemplo natural en este caso, cuando hordas de campesinos de las regiones ultraconservadoras del país –Jalisco a la cabeza– asolaban a los pueblos donde se impartía la educación laica en vigor desde entonces, causando al menos 200 muertos descuartizados tan sólo entre maestros rurales, impulsados por las curias que pregonaban la llegada del maligno en la falta de catecismo escolar.

Hay también ejemplos recientes de lo que puede provocar el fanatismo religioso mal encaminado aquí mismo, sin irnos a la zona islámica ni mucho menos. El caso de la destrucción de la obra La Patrona, del caricaturista Manuel Ahumada, cuando en el 2000 se exhibió en el Museo del Periodismo, debido a que dos jóvenes ultracatólicos la consideraron ofensiva a su visión religiosa, es uno de los signos de cómo la intolerancia es un adjetivo muy cercano al sustantivo represión. Un caso que por cierto desde el inicio tuvo como protagonista, con sus puyas y expresiones públicas de desagrado, al mismo cardenal que el viernes empujó a un reportero que quería conocer la opinión de quien recibió en toda la historia de Jalisco uno de los más grandes donativos.

El ministro liberal

En la CEDHJ se rompe récord cada día desde el sábado. Hasta ayer 80 personas habían interpuesto queja formal en el organismo por considerar que se violaban sus garantías constitucionales por el abuso de clero y panistas jaliscienses traducido en 90 millones de pesos. Hoy se prevé que la Luz del Mundo meta a la olla el peso de su feligresía, salvo negociación en contrario, lo que lograría algo quizá inédito en todo el país por el número de inconformidades generadas. Y como la indignación crece, también es fácil esperar que la ciudadanía laica –que sobra decir no es lo mismo que anticatólica– siga manifestándose.

Pero bueno, ya el presidente de la CEDHJ anunció que van a tardar varios meses en resolver, independientemente de lo que suceda en otros frentes. Esos otros frentes se llaman Poder Judicial. Ya hoy también comenzarán a ser explorados cuando por fin el PRD comienza a asumir un papel más activo en un tema que se prefiguró desde que llegó Emilio El Católico al poder. ¿A poco no se acuerdan de los 2 millones de pesos, un regalazo al Vaticano en diciembre pasado, cuando Jalisco asumió el papel nacional de festinante por la reanudación de las relaciones diplomáticas entre México y ese país clerical? Hasta a Roma fue el gobernador jalisciense a entregar junto a la esposa del ¿presidente? Felipe Calderón lo que de fondos públicos se convirtió en alegría de unos cuantos por algo que no comparten todos los que pagaron el pato.

Y como el tema ha dado a nivel nacional, donde González Márquez sigue subiendo en el rating de los peores gobernadores por su laxitud con los dineros ajenos, un ministro de la Suprema Corte de Justicia de cuyo nombre no quiero acordarme, prácticamente invitó a cualquier alcalde jalisciense del PRI o del PRD, incluso del PAN si existe uno tan macho, a presentar una controversia constitucional por sentirse agraviado en la recepción de los recursos públicos mientras en otras áreas el gobernante estatal muestra manga ancha con el dinero público. Eso judicializaría el tema donde debe judicializarse, no aquí en la Procu de Tomás donde les dan vuelta a tantos temas espinosos porque aclararlos sería escupir para arriba con la consecuencia nefasta esperable.

Este ministro, muy indignado por cierto, hasta bosquejó el tema de tal controversia: Se donan 90 millones de pesos mientras se descuidó o no se recibieron fondos por tal partida. Judicializarlo, dijo, lograría entonces que se llegara al tuétano del tema y obligaría a Emilio El Católico a explicar fehacientemente porque dijo que no existía una partida de la cual estaba tomando el dinero, lo que obligadamente llevaría a suponer que como es de una bolsa común entonces se los resta a muchos de los alcaldes que, por cierto, durante todo el año pasado se han quejado de que por no ser panistas padecen del olvido estatal.

Pues ahí está. Todo es que si de verdad hay liberales dirigiendo el PRI o el PRD, pongan a trabajar a sus militantes con puesto de presidente municipal. La invitación, conste, viene de muy buena fuente. Alguien tan prominente y con un peso legal que de facto vale más que el moral que ya expresó el constitucionalista Raúl Carrancá y Rivas, quien, por supuesto, condenó el despilfarro y la violación a la ley de leyes del país.

Transparencia

¿Costará el santuario cristero 2 mil millones de pesos en realidad? Me importaría muy poco, la verdad, si no hubiera fondos públicos involucrados. Pero desde el momento en que estos dineros pasaron de la Tierra a quienes dicen controlar el ingreso al cielo, mi duda parece muy razonable.

Ya Emilio El Católico dijo que le importa una pura y dos con sal si la Arquidiócesis obtiene 3 mil millones de pesos –no mil 450 millones como leí por ahí– por la venta de sus 118 mil nichos en el santuario. El lo que quería era donar, y donó, así fuera dinero tuyo, mío o de cualquiera de los 7 millones que vivimos en el estado. Pero a partir de su compromiso de que donaba el 4.5 por ciento del costo total de la faraónica empresa, debe haber una transparencia muy clara que certifique que con esa millonaria cantidad no va a pasar como con los 80 millones de pesos que se juntaron al principio –esos sí de donativos privados– y que hasta una demanda judicial por malversación de fondos propició de parte de constructores contra el entonces encargado del proyecto, quien desapareció del mapa.

¿Dónde se puede consultar lo que ya se ha invertido en el santuario cristero, porque es un hecho, ya se invirtió en él y todo comenzó a costar desde ahí? ¿Dónde se podrá consultar en qué exactamente están siendo utilizados los 90 millones? Si no lo regresan, al menos que digan en qué.

• garciapartida@yahoo.com.mx

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2008::

Opinión - Alfredo Sanchez

Dinero ajeno

Publico

Muchas han sido las indignaciones manifestadas con motivo de la ideota de nuestro gobernador de disponer impunemente, una vez más, del dinero que no es suyo. No ha habido desperdicio en los filones informativos al respecto:

1. En los planes estatales nunca se mencionó el asunto, pero ahora resulta que los beneficios que el Suntuario de los mártires aportará en el futuro son grandiosos.

2. La revista Quien presenta los adentros de la mansión del cardenal Sandoval, donde conviven con él, bajo su alberca techada, sus múltiples mascotas: cinco perros, tres pavos reales, tres loros, una gallina, un gallo y hasta un chango. Todo un homenaje al voto de pobreza.

3. El titular de la Dirección General de Asociaciones Religiosas de la Segob, Salvador Beltrán, aseguró que el Gobierno de Jalisco sí violó el estado laico, pero Ana Teresa Aranda, subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos, lo contradijo.

4. Carlos Monsiváis en Proceso nos presenta un retrato de esta funcionaria: apoyadora de Provida, relacionada con el Yunque y vinculada con la jerarquía católica.

5. Varios ciudadanos —artistas entre ellos— presentaron una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos por considerar un abuso de autoridad lo hecho por González Márquez.

6. Las secciones de cartas de los periódicos y las columnas editoriales muestran, como pocas veces, la animadversión que ha provocado la macrolimosna de Emilio, pero el gobierno y sus diputados lo desestiman: dicen que es una minoría la que se opone y se molesta.

A propósito del argumento de que los millones se recuperarán con creces gracias al “turismo religioso”, recordé El baño del Papa, película uruguaya basada en un hecho real: un pueblito muy pobre será visitado por Juan Pablo II. Los habitantes creen que con la visita llegarán miles de peregrinos que serán “una oportunidad de negocio”. Todos se endeudan, venden sus escasas propiedades, compran comida en cantidades inverosímiles para vender a los supuestos viajeros y hay hasta quien construye un excusado público para atender las necesidades fecales de los feligreses. Todos sueñan con salir así de la miseria. Al final, el Papa llega, dice un discurso no mayor de diez minutos, los peregrinos no llegan en las cantidades esperadas y los pobres se quedan más miserables que antes.

asangu@gmail.com

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2008::

El diagnóstico que quiere privatizar...

La caricatura de Hernández hoy en la Jornada, y la nota a la cual hace referencia...


■ Obtener tecnología y capitalizar un programa que le permita superar la crisis, las metas, dice

Requiere Pemex de alianzas con empresas privadas: Kessel

■ Presenta ante los medios de comunicación el diagnóstico sobre la situación de la paraestatal

■ Necesario, adecuar su marco regulatorio para una efectiva operación, apunta Reyes Heroles

Israel Rodríguez J.

La secretaria de Energía, Georgina Kessel, y el director general de Petróleos Mexicanos, Jesús Reyes Heroles


La secretaria de Energía, Georgina Kessel, y el director general de Petróleos Mexicanos, Jesús Reyes Heroles Foto: María Meléndrez Parada

La secretaria de Energía, Georgina Kessel, afirmó que Petróleos Mexicanos (Pemex) requiere de alianzas con empresas privadas especializadas para obtener tecnología y capitalizar un programa que le permita superar la crisis en que se encuentra inmersa la petrolera. A su vez, el director general de la paraestatal, Jesús Reyes Heroles, manifestó la necesidad de adecuar el marco regulatorio para dotarla de mecanismos ágiles y modernos para su operación.

Ambos funcionarios ofrecieron ayer una conferencia de prensa donde dieron a conocer Diagnóstico: situación de Pemex, documento de 130 páginas donde se hace referencia a la crisis en que se encuentra inmersa la paraestatal.

Allí, Reyes Heroles consideró necesario establecer un marco operativo y de gestión que dé a Pemex mayores facultades en la toma de decisiones y en la contratación, de modo que se multiplique su capacidad de operación y ejecución y pueda acceder a la tecnología más eficiente, es decir, otorgar a la empresa mayor autonomía de gestión, adecuando la regulación presupuestaria, de endeudamiento y fiscal a la que está sujeta.

Asimismo, incorporar cambios en su gobierno corporativo que le den una estructura más adecuada y refuercen su mandato de obtener la mayor renta posible para la nación.

Impulsar un nuevo modelo de control y fiscalización que erradique la corrupción, pero que al mismo tiempo no obstaculice el trabajo y se enfoque a la obtención de resultados, así como el fortalecimiento de la autoridad regulatoria, entre otras.

Reyes Heroles indicó que el diagnóstico marca la necesidad de que Penmex se adecue a los múltiples cambios en su entorno de negocios dentro y fuera del país. Eso explica, dijo, la urgencia de proporcionar a la paraestatal nuevos márgenes de operación, que le permitan participar con reglas similares a las que se aplican a empresas petroleras en otras regiones del mundo.

En la conferencia de prensa, Georgina Kessel aseguró que el gobierno federal presentará una propuesta de reforma energética sólo si se logra un consenso con las principales fuerzas políticas del país. Este tema, reconoció, es tan relevante para la sociedad que “creemos que debe ser analizado a profundidad para que podamos encontrar juntos (Ejecutivo y Legislativo) la solución a la problemática que enfrenta Petróleos Mexicanos”.

La funcionaria puntualizó: “Habrá una iniciativa en la medida que logremos tener un mínimo consenso con respecto al paquete de soluciones que se pueda dar para fortalecer a Petróleos Mexicanos”. Informó que en los próximos días se reunirá con el coordinador de los diputados del PRI, Emilio Gamboa.

La idea por el momento, dijo, es compartir y enriquecer este diagnóstico con las opiniones de los ciudadanos, del Congreso y de los expertos en la materia, con objeto de que con ello “podamos partir de un diagnóstico común que nos permita encontrar las soluciones a los retos que estamos encontrando.

“Este tema es tan relevante y tan importante para nuestra sociedad, y sobre todo para el futuro de nuestros hijos, que creemos que debe ser analizado a profundidad para que podamos encontrar juntos (Ejecutivo y Legisladores) la solución a la problemática que enfrenta Petróleos Mexicanos.”

Kessel Martínez indicó: “Las propuestas que se estarán discutiendo con el Congreso de la Unión estarán orientadas precisamente a dar a Pemex herramientas y mecanismos que le permitan fortalecer su capacidad de ejecución y también darle acceso a mejores tecnologías. Eso es lo que estamos buscando”.

Al ser interrogada sobre su disposición a dialogar con los legisladores del Partido de la Revolución Democrática (PRD), la presidenta del consejo de administración de Pemex respondió: “Cuentan con mi disposición y mi tiempo para ir con todo el que quiera platicar sobre el diagnóstico de hidrocarburos. Para que analicemos cifras, circunstancias, pero sobre todo que analicemos las oportunidades que estamos dejando de aprovechar para poder encontrar soluciones y enfrentar los retos de Petróleos Mexicanos. Mi disposición es con todo mundo, con todas las fracciones parlamentarias representadas en el Congreso.

“Confío en la madurez y el sentido de responsabilidad de todos nosotros. Debemos recordar que en democracia las ideas se debaten con argumentos y sin violencia”, apuntó.

Reiteró: “Necesitamos encontrar las soluciones de manera conjunta, hay muchas, podemos aprender de todas las experiencias que hay a nivel internacional, como Noruega, Brasil, Cuba. Opciones hay muchas, incluyendo cualquiera que se les pueda ocurrir”.

Sin mencionar la palabra “alianzas”, la titular de la Secretaría de Energía afirmó que Pemex necesita el “apoyo” de empresas privadas especializadas para obtener tecnología y capitalizar un programa que le permita superar la crisis. Pese a la insistencia de los reporteros, Georgina Kessel declinó responder si la iniciativa incluye la intención de incorporar inversión privada en Pemex.

En el diagnóstico presenta a la empresa más rentable del mundo en una situación de crisis, y se hace mención de que Pemex pasó de ser la sexta empresa petrolera del mundo en 2004, a la décima primera en 2007, en orden de importancia.

La baja en la producción de Pemex en los últimos tres años, significa que México dejó de obtener ingresos por 10 mil millones de dólares. Aun con la explotación exitosa de las cuencas del Sureste y Chicontepec, para compensar la declinación de los yacimientos que en la actualidad aportan 92 por ciento de la producción petrolera, se anticipa un déficit de unos 500 mil barriles diarios en 2021, equivalente a 14 mil millones de dólares anuales. Para 2012, la titular de la Sener advirtió que la reducción será de 800 mil barriles diarios y de 1.5 millones en 2018.

En la parte operativa, Reyes Heroles mencionó que la falta de capacidad de refinación ocasionará que en breve la importación de gasolinas pase de una proporción de 40 a 50 por ciento del total de los combustibles que se consumen en el mercado nacional. Como resultado, México, que no edifica refinerías desde 1979, necesitará construir una cada tres años durante los próximos dos decenios.

Quejas ante la CEDHJ

TODOS A LA CEDHJ A PONER UNA QUEJA POR LOS DESVÍOS DE RECURSOS PÚBLICOS A LA IGLESIA.

Hasta las 21 horas de ayer había 80; hoy podría presentarse una macroqueja con 700 firmas

Histórico número de quejas ante la CEDHJ por el donativo a la Iglesia

La Comisión ha admitido 16; Alvarez rechazó dar su opinión sobre el caso para evitar ser parcial

JUAN CARLOS G. PARTIDA

En lo que ya se convirtió en la queja con mayor número de adherentes presentada en la historia de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHJ), hasta las 21 horas anoche, 80 personas habían interpuesto formalmente su inconformidad por la “limosna” de 90 millones de pesos que el gobernador Emilio González decidió entregar a la Arquidiócesis de Guadalajara para contribuir, con dinero público, en la construcción del fastuoso santuario cristero proyectado en el Cerro del Tesoro.

Trascendió que este lunes, justo cuando se cumple una semana del anuncio del donativo, es muy probable que se reciba una macroqueja, con al menos 700 firmas, de parte de miembros de la iglesia La Luz del Mundo.

El más cercano antecedente de número de quejas para un mismo caso surgió a raíz de la represión y tortura que el gobierno de Francisco Ramírez Acuña hizo contra altermundistas que se manifestaron el 28 de mayo de 2004 con motivo de la cumbre de jefes de Estado de América Latina, el Caribe y la Unión Europea realizada aquí. La Dirección de Quejas de la CEDHJ confirmó que entonces se recibieron 14 quejas, más una de oficio, menos de una quinta parte de las que el caso de la macrolimosna ha acumulado hasta el momento.

Tanto el presidente de la CEDHJ, Felipe de Jesús Alvarez Cibrián, como el titular de Quejas, Luis Arturo Jiménez, coincidieron en entrevistas por separado que además de lo cuantioso de la inconformidad, la variedad de personas que han acudido por este caso ha sido manifiesta.

“En este caso lo que llama más la atención son las edades, la gama amplia de personas en cuanto a actividad: comerciantes, amas de casa, profesionistas, gente con doctorado, de ambos sexos; hay gente de 82 años de edad, hasta jóvenes”, precisó Jiménez.

Los dos funcionarios de la CEDHJ señalaron que más de la mitad de las personas han acudido personalmente y el resto lo ha hecho vía electrónica, pero siempre identificándose como lo estipula la ley propia del organismo. De hecho, por cada queja que se ha interpuesto formalmente, al menos otras cuatro personas no han podido hacerlo porque lo han intentado vía telefónica, lo cual no ha sido permitido y se les invita a que acudan personalmente o envíen vía fax y perfectamente requisitada su inconformidad.

“Sí se admiten quejas vía telefónica, pero en este caso fundamos la posición en que si no se trata de un caso emergente, entonces les pedimos que acudan personalmente o envíen un fax con los datos necesarios. Quizá hasta sean cinco llamadas por cada queja recibida”, informó el director de Quejas.

Precisó que aunque son 80 las quejas recibidas, están calificadas y admitidas las primeras 16 y fueron remitidas a la cuarta Visitaduría, a cargo de Arturo Martínez Madrigal. Recordó que la ley establece que quien considere que sufrió una violación a sus derechos humanos tiene un año contado a partir del hecho denunciado, en este caso particular contado desde el lunes pasado, cuando el gobernador anunció el donativo y se entregaron los primeros 30 millones de pesos.

También la razón de las quejas es la misma: abuso del presupuesto público, que se privilegia una iglesia cuando existen más y una clara violación al artículo 50 de la Constitución Política del Estado de Jalisco. La autoridad contra quien se quejan es el gobernador Emilio González Márquez.

Las 80 quejas, además han ingresado a un promedio de 20 diarias, pues la primera se presentó el pasado jueves 27 de marzo.

Sin comentarios

Felipe de Jesús Alvarez Cibrián se negó a calificar si las 80 quejas presentadas hasta el momento tienen posibilidades de prosperar, y no quiso expresar su visión particular sobre el caso, pues dijo que a partir del momento de recibir quejas en un tema quedan imposibilitados por ley de opinar de él, pues eso podría tomarse como una actitud parcial, cuando son ellos los que luego de investigarlo serán los que lo califiquen finalmente.

“Nosotros, por consecuencia, no podemos anticipar ningún resultado porque esto nos obliga a actuar con objetividad e imparcialidad en éste y otros temas.

“Tendremos que estar dándole entrada a las quejas, admitirlas y en su momento pedir sus informes a la autoridad, en este caso al Ejecutivo del estado, y posteriormente vendrán la investigaciones, el desahogo de las pruebas necesarias. Al final tendremos la fundamentación jurídica que el caso amerita para poder llegar a la conclusión si hubo o no la violación al derecho humano, independientemente de lo que puedan resolver otras autoridades a las que en su momento pudiera acudirse por los conductos y personas que se consideren afectadas”, dijo el ombudsman jalisciense.

Según Alvarez Cibrián, el cúmulo de quejosos y la importancia del caso motivarán una investigación que llevará “varios meses” antes de poder emitirse un resolutivo. Dijo que eso no es mucho tiempo, pues recordó que había sido común que antes la CEDHJ tardara hasta años en muchos casos, y ahora el objetivo es que las quejas que lleguen se resuelvan de forma oportuna.

Bendiciones cardenalicias

“La Semana de Pascua se inició con una buena noticia, especialmente para los católicos. A la alegría por el Señor Resucitado se sumó el anuncio del donativo que el gobierno del estado, que encabeza Emilio González Márquez, hará para la construcción del Santuario de los Mártires, y que en total llegará a 90 millones (4.5 por ciento del presupuesto total)”, dice la edición dominical del Semanario, órgano de difusión de la Arquidiócesis de Guadalajara.

Ahí, el cardenal Juan Sandoval Iñiguez insiste en la legalidad del donativo y termina su escrito, el mismo que leyó el lunes pasado durante el acto en Casa Jalisco, ahora con una bendición para quien decidió la entrega de la multimillonaria cantidad y para quienes apoyan esa decisión:

“Señor gobernador, C.P. Emilio González Márquez: a nombre de obispos, sacerdotes y fieles de esta Arquidiócesis de Guadalajara, doy a usted y a sus colaboradores, las más sinceras gracias por esta oportuna ayuda para el Santuario de los Mártires. La mayoría de la gente comprende la importancia y el significado actuales y futuros de este santuario. Los católicos y las personas de buena voluntad agradecerán su ayuda, la cual, en realidad, es una inversión a mediano y largo plazo, en bien de esta ciudad y del estado de Jalisco. Señor gobernador y colaboradores, que Dios les pague y bendiga”.

Ojo con lo que dice AMLO

La Nota de Andrés Manuel López Obrador hoy en La Jornada.


■ Buscarán enajenar Pemex mediante contratos de usos múltiples o alianzas, advierte

Disfrazarán la reforma energética: AMLO

Ángeles Mariscal, René López y David Carrizales (Corresponsales)

Andrés Manuel López Obrador advirtió que la iniciativa de reforma energética con la cual el gobierno federal y los partidos Acción Nacional y Revolucionario Institucional pretenden enajenar Petróleos Mexicanos (Pemex) puede venir disfrazada en forma de contrato de usos múltiples, asociaciones o alianzas con empresas privadas.

El “presidente legítimo” se reunió ayer con los comités en defensa del petróleo que se conformaron en Tabasco y Chiapas. En esta última entidad fueron presentadas 12 brigadas, que se comprometieron a salir a luchar por el patrimonio energético del país.

Ante 2 mil personas, entre indígenas, maestros, académicos y activistas, el ex candidato presidencial explicó la estrategia de las autoridades federales para impulsar su reforma, y la propuesta para oponerse mediante la movilización.

Advirtió que se va a querer disfrazar la privatización “con cualquier nombre que se le quiera dar: contrato-riesgo, asociación de contratos de usos múltiples, alianzas… A partir de que se presente la iniciativa, empieza la resistencia”, insistió.

“Hasta los trabajadores de los medios de comunicación deberían organizar su brigada para defender lo que es de sus hijos y de ustedes”, indicó a los reporteros que lo interrogaron acerca de las denuncias de que el gobernador Juan Sabines manipuló el proceso de elección interna del PRD, tema del cual se negó a hablar.

En Villahermosa, Tabasco, López Obrador encabezó una reunión de casi cuatro horas para organizar la lucha que, dijo, podría llegar a un “paro patriótico nacional”, porque “no vamos a permitir que se entregue el petróleo a extranjeros”.

Agregó que Felipe Calderón y el senador priísta Manlio Fabio Beltrones ya transaron, ya negociaron, “hay un amarre”, por lo que seguramente la iniciativa sobre la reforma energética la presentarán esta semana; “ahora falta lo que diga el pueblo”.

Mencionó que en esta lucha están sumados diputados locales y federales, presidentes municipales, senadores. Incluso dijo que en Guerrero el Congreso local, a propuesta de los legisladores del PRD, sacó un punto de acuerdo para rechazar la privatización.

Consideró que tal situación se presentará en otros estados, “no sólo por parte de los legisladores del PRD, sino de otros partidos, porque lo del petróleo tiene que ver con todos los mexicanos”.

Como parte del rechazo a la privatización de Pemex, militantes del PRD en Nuevo León distribuyeron 4 mil volantes entre los paseantes de la Plaza Comercial Morelos, de Monterrey. El diputado local perredista Guillermo Gómez Pérez señaló además que fueron distribuidos 2 mil panfletos en García para que los ciudadanos tomen conciencia de impedir que se entregue al capital privado lo poco que aún queda del patrimonio nacional.

Gómez Pérez señaló que es totalmente falso que Pemex carezca de recursos para invertir en infraestructura y tecnología para explorar en aguas profundas, ya que los excedentes por los ingresos petroleros que deberían servir para esos propósitos han sido desviados al gasto corriente de la alta burocracia y para premiar a los gobiernos de los estados que “se portan bien” con la administración federal panista.

Opiniones Varias sobre Megalimonsa

El Santuario de Alí, Babá y un puñado de ladrones

Es la intención la que da valor a las acciones humanas. San Agustín

JUAN LANZAGORTA VALLÍN

La historia de la cueva sacra de Alí, Babá y un puñado de ladrones, consigna una serie de eventos cuestionables de origen, que resultan increíbles por cínicos, desvergonzados e impunes.

Esta es una historia de traiciones, contubernios y saqueo, digna de una película basada en una cuarta trilogía, puesta en bandeja de plata para Iñárritu. En este caso, no sólo se trata de una (tele)novela de ladrones vulgares sino, en cierta medida, de una historia de amor a la manera del legendario cuento La bella y la bestia de Disney, sólo que ahora personificada por un gobernante estulto y un príncipe maligno, quienes al final de la historia no van al cielo impedidos por un reciente decreto tapatío, arrastrando a su paso a los perversos comerciantes que los mal aconsejan.

El rosario de irregularidades que rodean a este asunto ha sido, desde el principo, la regla a seguir: la cuestionable intención de la obra que pretende superar el tamaño del templo de La Luz del Mundo; la traición hecha al arquitecto Federico González Gortázar; la violación a las leyes y reglamentos en materia urbana desde los trabajos preparatorios de la construcción; la huída a Roma, acusado de fraude, del sacerdote responsable de la obra; la donación de 90 millones del erario público para la edificación de una obra privada; la aceptación de la donación inmoral por la contraparte, quien está obligada a velar por las acciones éticas y morales antes que las legales; las insultantes excusas de los protagonistas principales de esta historia con el propósito de mostrar a sus gobernados y feligreses que han sabido mantener sus “manos limpias” en este verdadero cochinero y la bizarra idea de construir un templo para favorecer al turismo religioso antes que, cuando menos, para evangelizar o “salvar a las almas perdidas”. Vaya paradoja y giro que ha dado, al parecer, la misión de la Iglesia en nuestra época. Al menos el comportamiento del cardenal así me lo hace suponer.

La historia del santuario de Alí y de Babá evidencia la inaceptable falta de respeto tanto del gobernador Emilio González Márquez como del cardenal Juan Sandoval Iñiguez para con los mártires que dicen honrar, amén de los ciudadanos, la Constitución Política de México y la palabra de Dios. Es evidente que la construcción de esta magna e innecesaria obra...(Leer mas)


Emilio El Generoso

JUAN ALCALÁ D.

Emilio es un donador nato como no hay otro gobernador en México. Sus donaciones son un ejemplo de generosidad para aquellos sectores ultraconservadores que lo han apoyado en su carrera política, desde el sinarquismo hasta el gobierno del estado. Queda claro que con estos donativos, busca llamar la atención de los grupos de poder fáctico para trascender, para lograr insertarse en la política nacional como sus dos antecesores. Quedar bien con la Iglesia católica y con los medios de comunicación puede ser su garantía para lograrlo.

Tenemos un gobernador religioso sin duda, quien en su búsqueda del poder está pendiente siempre para quedar bien. Ahora le tocó a la Iglesia católica un importante donativo, 90 millones de pesos, para apoyar en la construcción del multicitado Santuario de los Mártires con el argumento de la derrama económica que esta obra traerá consigo.

Esta aportación por supuesto que se hace con recursos públicos, entonces es a los jaliscienses a quienes se les debería de agradecer este recurso.

El famoso santuario dedicado a los mártires cristeros no es otra cosa que un templo de gran tamaño que compite con otras iglesias, situadas en la Zona Metropolitana, porque según algunos jerarcas católicos, cómo es posible que Jalisco siendo profesando predominantemente esa religión, no tuviera un santuario que rebasara el tamaño de construcciones de esa naturaleza.

Jalisco es católico sin duda, en su mayoría los ciudadanos se sienten cómodos siéndolo, una enseñanza de padres a hijos que como individuos debe ser totalmente respetada, sin embargo, los hombres públicos en su ejercicio deben mantener un apego a la ley y comprometerse con el Estado en su naturaleza constitucional.

México es un país liberal y por ende los estados deben seguir con esa línea. Somos un Estado laico que se construyó con base en el sudor y la sangre de muchos mexicanos. Prueba de ello es la guerra cristera donde se calcula murieron más de 250 mil compatriotas en una lucha promovida por la Iglesia católica como una cruzada para mantener sus privilegios y continuar manteniendo la riqueza que históricamente había acumulado. (Leer mas)

Plaza Liberación

ENRIQUE MÉNDEZ

◗ El óbolo de Emilio

◗ ¡Se venden bulas!

A sí que las tardeadas de catecismo en Casa Jalisco no fueron de oquis y el gobernador del estado, Emilio González Márquez, ha decidido por sus pistolas, porque es el Charro Negro, echar mano del presupuesto público para favorecer con 180 millones de pesos a la Iglesia católica, en franca violación de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, como si se tratara de un óbolo personal.

La decisión, no avalada por el Congreso del Estado, carece por tanto de una base legal y jurídica, pues se trata de un arranque de supuesta fe y con un pretendido objetivo comercial, lo que a su vez desvirtúa la aportación para un santuario con fines espirituales.

Esta vez, a diferencia de las puntadas tan recurrentes del gobernador, se trata de un hecho que debería motivar la promoción de un juicio político en su contra, habida cuenta que, como parte del Estado mexicano, el gobierno de Jalisco no puede destinar recursos públicos a una asociación religiosa, así sea bajo la máscara de una asociación civil.

Para defender el “donativo” de 90 millones de pesos al Santuario de los Mártires, el secretario de Gobierno, Fernando Guzmán Pérez Peláez, ha dicho que no se viola la citada legislación, y que en todo caso el dinero se entregará a una sociedad civil.

Sin embargo, y como ocurre con mayor frecuencia entre los panistas, el funcionario vuelve a torcer las definiciones legales. Veamos: el primer párrafo del artículo tercero de dicha ley establece que “El Estado mexicano es laico” y que “no podrá establecer ningún tipo de preferencia o privilegio en favor de religión alguna. Tampoco a favor o en contra de ninguna iglesia ni agrupación religiosa”.

Y es obvio que la entrega de recursos fuera de la ley a la arquidiócesis de Guadalajara contraviene esa disposición, por más que se quiera vender como una “inversión” que producirá una derrama económica importante para el estado por el “turismo religioso”. Así que, además, los mercaderes han vuelto al templo.

La nueva farsa de González Márquez no tiene asidero. Porque, como tal, las inversiones para atraer peregrinos no existen en su programa de gobierno, al menos, claro, que una de las geniales “estrategias” de González Márquez sea que el secretario de Finanzas se dedique a echar las bulas y las cobre en el santuario cristero, y que la administración estatal también forme parte ahora del negocio de la fe. (Leer mas)


Directísimos, 90 millones para el clero católico

JAIME HERNÁNDEZ ORTIZ

Emilio González Márquez trata de pagar en efectivo y con dinero del erario público facturas a la Iglesia católica. El gobernador de Jalisco agradece así el respaldo para que él llegara a la gubernatura y Felipe Calderón, de manera ilegítima, a la Presidencia de la República.

Esto para empezar. Sin embargo, a nivel nacional los jerarcas católicos desde hace rato se frotan las manos esperando el pago principal de otra y más importe factura: la reforma al artículo 24 constitucional; para que en cuanta dependencia sea posible, principalmente en las escuelas públicas, se enseñe religión, la religión católica, desde luego; pues argumentan los obispos que “en México no hay libertad religiosa”, en tanto se oponen sistemáticamente a la presencia en el país de otras confesiones religiosas, sobre todo protestantes que, por fortuna y de forma más congruente, crecen sin pedir un solo peso al gobierno.

¿Estado cristero?

Pero además, para no estar enfrentando cada rato tanto escándalo, el clero católico ha impulsado a través de senadores panistas una reforma fiscal para que las limosnas sean deducibles de impuestos y poder participar políticamente en cargos públicos sin renunciar al sacerdocio. Esperan que el Estado mexicano les entregue de esa manera algo así como el 0.01 por ciento de los impuestos de los mexicanos, es decir, más de mil millones de pesos anuales.

En tanto, González Márquez ya se ensaya con libros de texto de corte religioso, cursos religiosos y regalos de artesanía religiosa (también con cargo al erario) para el Vaticano. Por ello resultan irrisorias y ridículas las respuestas para justificar el ilegal donativo de 90 millones de pesos para la construcción del Santuario de los Mártires: “son para contribuir al turismo religioso”, “es sólo el 4% del costo de la obra”; “es sólo una minoría la que se opone”; “no es para mí, me ofenden: (Juan Sandoval)”; “el gobernador puede hacer lo que quiera con el presupuesto” (Jorge Salinas); “si cuando Echeverría construyó la Basílica nadie dijo nada”, “no se viola la laicidad del Estado”, “hay sustento legal”, etcétera.

Independientemente de violaciones pecuniarias propias de un delito como peculado y desviación de recursos públicos, existen gravísimos atentados al estado de derecho y al Estado laico. Son numerosas las violaciones a la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público (LAR) y su Reglamento (RLAR), este último aprobado hace apenas cuatro años. Veámos.(Leer mas)

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2008::

Las dádivas de Emilio, el estado clerical de Jalisco y la crisis opositora.

Código Político
Germán Robles
31 de marzo de 2008





Las dádivas de Emilio, el estado clerical de Jalisco y la crisis opositora.

Nos adentramos a una cadena de tráfico de influencias y negocios ocultos donde hay mucha pus por rascar.

Existe una estrategia económica que busca satisfacer una amplia red de intereses que van, incluso, más allá del panismo, de la horda de Emilio González y si se apuran de su caprichosa aspiración presidencial hacia el 2012.




Algo debe tener la iglesia católica y los grandes medios de comunicación en Jalisco para que el gobernador inquisitorial Emilio González “done” o despilfarre a cuenta de los mismos recursos públicos que superan los 200 millones de pesos en tan sólo un año de go-bierno; y también, seguro, debe de haber cualquier cantidad de intereses en juego para que esto se dé si ninguna oposición real, ya sea social o política.

Y es que en Jalisco se da un kafkiano y curioso caldo de cultivo que si se tratase de alguna otra latitud muy seguramente se llegaría, ineludiblemente, a ese callejón sin salida llamado estallido social, aunque en efecto, en Jalisco existen y van en aumento las condiciones para ello, la contraparte social, es decir el pueblo , está muy lejos de formar parte contestaría, demandante o si se quiere revolucionaria para contraponerse a una serie de injusticias y desigualdades que lo azoran todos los días.

¿Qué existe detrás, por qué de toda esta dinámica social cometida por una clase política sumamente corrupta, encabezada por un partido conservador, y una oposición –políticos, partidos y asociaciones civiles—blandengue, simuladora en mayoría y alcahueta, respaldada de facto por una población mayoritariamente apática y despolitizada hundida en la ignorancia?

Sería muy aventurado responder a esa pregunta en un espacio tan apretado, pero una de las respuestas inmediatas sería que al jalisciense o mexicano promedio no le importan sus derechos, ni su el origen de su condición social, ni las consecuencias de vivir en una sociedad corrompida, claro siempre y cuando se dé el clásico, “¡Oigan si se bañan arriba, aquí abajo al menos salpiquen poquito!”.


¿Alguna consecuencia?, Sí, la putrefacción social, el quiebre –implícita y casi masoquistamente aceptado-- del pacto social, que nos lleva a la ley de la selva, a la tierra del asqueroso “sálvese quién pueda”. Si, en ese “maravilloso Jalisco” tierra de cristeros, de buenas costumbres, del mariachi, el tequila…y demás idilismos pagano-religiosos, que disfrazan de “identidad social” una realidad ídem de atraso, marcada por la desigualdad y la falta de ese estado de bienestar prometido y cacareado por los políticos todos.

Así pues, es claro que detrás de las millonarias dádivas hechas a los medios electrónicos –Televisa, y TV Azteca que va en camino—y a la jerarquía católica por el gobierno panista de Emilio González, no sólo va de por medio las convicciones y el fanatismo de culto del susodicho; ni tampoco se trata del protagonismo mediático como mudus operandi de este nuevo vival de la política.

No, detrás existe una estrategia económica que busca satisfacer una amplia red de intereses que van, incluso, más allá del panismo, de la horda de Emilio González y si se apuran de su caprichosa aspiración presidencial hacia el 2012. Nos adentramos a una cadena de tráfico de influencias y negocios ocultos donde hay mucha pus por rascar.

En efecto, una estrategia para demoler lo poco que queda de estado jalisquillo, de reimplantar y enraizar el poder perdido de la iglesia católica y convertir a una sarta de empresarios en los barones, en los empoderados plenipotenciarios de la vida económica en la entidad. Y mucho de eso construido a costillas del pueblo, de sus impuestos y los míos.

Se trata de satisfacer a cuanto entenado, empresario, narcotraficante, pudiente clerical haya en el estado y ¡claro! que estén en la línea del gobierno panista y aquí se incluyen a poderosas familias de empresarios pro hombres del panismo y a varios priístas principalmente—aunque cabe señalar, que, en otro momento perredistas como los del grupo NI Universidad y la claque de Raúl Padilla se beneficiaron con la cesión de terrenos y facilidades tributarias del gobierno en turno-.

En el caso de los priístas se presume que los terrenos adyacentes –en los predios cercanos al cerro del tesoro—en lo que será el complejo del santuario de los mártires cristeros son propiedad –ya sea directa o triangulada por prestanombres- de una de las poderosas familias en Jalisco: Los Cosío. Y evidentemente hay un juego de especulación inmobiliaria que tiene que ver con los plusvalores a futuro de las viviendas que ahí se construyen. Y parte de ese plus valor será por rebote, en parte a consecuencia de los pagos que usted hace al fisco, los mismos que Emilio cedió a la iglesia.

No faltara el incauto que piense “¿no es eso es una casualidad, que culpa tienen los Cosío de que construyan un poderosos complejo edilicio junto a sus terrenos?” Así no funciona el mundo, cuando hay millonarios intereses de por medio todos los actores cabildean y gestionan, más aún tratándose de una familia con poder e influencia política a pesar del desprestigio que tienen abajo.

Ese es sólo uno de los múltiples puntos de la red de intereses, a muchos poderosos les conviene la entrega ilegal y absurda de 90 millones de pesos por parte del gobierno para apresurar la construcción del santuario “turístico” de los mártires; empero cuando decimos que estos actores deben estar en la línea legitimadora del gobierno de Emilio González, hablamos de hacer “coincidir intereses de clase y de grupo” porque así les conviene; no nos referimos a subordinación, ¡claro! En todo caso es el propio Emilio quién actúa como empleado, como pelele de empresarios afines, televisoras y la jerarquía católica.

Lo que agudiza también esta crisis de autoridad moral y del aparato estatal es la recién aprobación de la nueva ley con el eufemismo abreviado PPS, –ley de Proyectos de inversión y Prestación de servicios del estado de Jalisco- ¿y el disfemismo? La paulatina claudicación del sinónimo, la razón de ser del estado y la sutil cesión de responsabilidad de sus tareas a la iniciativa privada, es decir al mercado, al más fuerte, a quién se imponga por subasta y desplace a los competidores locales; donde la infraestructura pública es pensada y regulada bajo la lógica del mercado desplazando así además la consulta ciudadana y atribuciones hasta de los mismos municipios.

¿Qué tal? Iglesia, medios, élite política y empresariado, empoderados por el gobierno azul; y la sociedad, sobre todo la de abajo a pesar de sus enormes carencias terminan por importarles un pito. Organismos todos asumiendo facultades e injerencia meta constitucionales, amenazando establecerse a perpetuidad.

Y no es casual que Emilio González compre literalmente a medios e iglesia juntos, pues ellos encabezan el aparato ideológico de la represión o dominio capitalista, ¿para qué? Pues para eso, para desinformar, acallar y embrutecer la conciencia de esa mayoría demográfica que gravita en la penuria del “círculo verde”. Entre más apáticos y alejados del reclamo, la denuncia y la información, mucho mejor.

Todo gobernante que quiera durar en el cargo e impulsar sus políticas, requiere de la indispensable condición de que sus gobernados concuerden, den un margen de legitimidad a sus actos de gobierno; y sí, parece que Emilio lo ha logrado hasta ahora, aún con todo y sus disparates; iglesia y televisión le han ayudado a crear falsas percepciones positivas de Emilio entre muchos ciudadanos.

Se pretende que sean pocos los que sepan o muchos los que ignoren de las tropelías de la clase política, del panismo y su gobierno, de su insultante enriquecimiento. Iglesia y medios, sí como tapadera, pero también como comparsas, agentes legitimadores y de promoción de toda esa porquería del mal gobierno. Primero para sostenerlo, legitimarlo ante la sociedad, y en segundo plano para promover la supervivencia de ese grupo político hacia futuro.

¿Y qué decir de la crisis opositora en Jalisco?, de la falta de oposición político- social real, este tema da para una amplia discusión, y parte del problema es que hoy no hay eso, ni oposición, ni una discusión posible, pues gran parte de esa sociedad civil, --que se asume como oposición-- se cree inmaculada y la palabra debate parece no existir en su vocabulario.

Y el tema no es poca cosa, porque siguiendo la misma línea argumentativa surge la pregunta, ¿Qué hace el grueso de la sociedad frente a estas medidas del gobierno? La clase política, toda, en el fondo solapa este estado de púlpito, la aplanadora panista en el Congreso local decidió no solicitar la comparecencia al secretario de gobierno, --está muy ocupado besando los pies del Cardenal Sandoval en su onomástico-- ni a ningún otro secretario involucrado en esta triangulación millonaria de recursos a la iglesia. Tanto PRI y PRD hacen reclamos sólo por pose.

¿Y el resto, los ciudadanos de a pie, que hacemos para evitar la imposición de medidas poco éticas e injustas, ante el regalo de dinero?... ¡Ah, claro! muchos pegan calcas en la Minerva y le entran a la “marchitis”… y todavía hay quienes creen que “la rebelión de los clase medieros” es igual a movilidad social y que por eso Emilio reculó con la medida del “placazo”… Sí desde luego.

Si bien sus acciones son válidas y encomiables hasta cierto punto, muy poco o nada ayudan a que Emilio González sienta una verdadera presión social que lo haga pensar dos veces sus disparates. No hay pues trabajo opositor ni medios con suficiente fuerza ni voluntad que tengan una repercusión real y que puedan revertir estas acciones de gobierno. De ahí la preocupación.

-Y en efecto, existe una minoría que si hace por protestar, por poner el dedo en la llaga, una minoría que es descrita por algunos como “una minoría digna” malquerida por Emilio.

¿Minoría Digna? Quizás, pero una minoría así en Jalisco, suena más bien a una minoría chillona, victimizada. Quedarse en la mera denuncia del hecho y pretender ser dignos es un buen principio pero no sirve de nada. Se sorprendería al saber la cantidad de mezquinos y simuladores que existen detrás de esa “minoría digna” que se dice oposición y hasta de "izquierda" y que en el fondo sólo buscan sacar raja política.

Pregúntese usted-- si acaso le importa el bien común-- ¿Quiénes respaldan los intereses sociales de los jaliscienses?, ¿Dónde está la oposición?

…Pobre Jalisco, pobre. Ahora sí: “Dios lo agarre confesado”.


En el tintero.

Si acaso, la “dignidad” existe en el futbol, entonces la suerte está echada para Hugo Sánchez, pero si los principios del deporte proyecto son moneda de cambio para que se impongan los eufemismos que logran el deporte -negocio y en particular para Televisa; entonces el técnico será ratificado. ¿Cuánto vale la cabeza del técnico nacional?



roblesgerman@prodigy.net.mx




::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2008::

domingo, marzo 30, 2008

Petróleo ¿para quién?

Jorge Zepeda Patterson
30 de marzo de 2008
El Universal

Quizá sea inevitable la apertura de Pemex al capital privado si deseamos evitar una crisis energética al mediano plazo. Pero no podemos abrazar tal alternativa sin que antes el país haga un balance del negro historial de privatizaciones y tráfico de influencias que el proceso ha dejado a lo largo de 30 años.

Se ha querido colocar al país en una supuesta encrucijada: continuar con el estatismo inoperante que reina en Pemex o recurrir a “la apertura modernizadora” del capital privado y extranjero que brindará a los mexicanos el tesoro escondido en el subsuelo. Una dicotomía falsa, a mi juicio, porque de los males del estatismo no necesariamente se desprenden las bondades de la privatización en algunas de sus modalidades.

Al menos no sin antes explicar cómo se evitaría la historia recurrente de abusos y privilegios que suele traer consigo la entrada del capital privado en la escena pública. El gobierno no puede actuar como si el rosario de privatizaciones que inició Salinas hace 30 años hubiese sido una historia de mieles y rosas. Sin duda arrojó beneficios importantes en algunas áreas de la economía y mejoró la competitividad en los mercados internacionales. Pero también disparó la desigualdad a niveles históricos. No es casual que los multimillonarios mexicanos hayan crecido como la espuma en las listas de Forbes.

El problema de fondo es que el Estado mexicano ha sido incapaz de controlar el tráfico de influencias, los beneficios extraordinarios por información privilegiada, el manotazo de los poderosos, una vez que abre un recurso o un territorio al mercado. Desde la entrega de Telmex a Slim hace más de tres décadas, hasta las licitaciones de construcción del aeropuerto o la magna biblioteca de los últimos años, o los contratos de Kahwagi en la Lotería Nacional en estos meses, los hechos muestran que no hay manera de impedir una transferencia desleal a unos pocos, con cargo al resto de los mexicanos.

No hay ninguna garantía de que el descalabro que representó el rescate bancario o carretero no vuelva a repetirse. Los causantes de esa brutal debacle financiera son hoy algunos de los hombres más ricos y poderosos del país. Gracias a la complicidad de las autoridades pudieron devastar la economía de sus empresas y, al mismo tiempo, enriquecerse de manera ilimitada.

El gobierno mexicano se encuentra en una situación mucho más vulnerable frente a los grandes grupos de poder económico que en tiempos de Salinas. No sólo porque los políticos dependen ahora del dinero y los medios de comunicación de estos poderosos para ganar las elecciones y gobernar, sino también porque los intereses del capital privado han instalado sus propios operadores en el sector público (son miembros de comisiones claves en el Poder Legislativo, dominan los organismos destinados a controlarlos, poseen personeros en el gabinete económico).

Las cacareadas comisiones de competencia, los mecanismos de rendición de cuentas o el endurecimiento de las normatividades para las licitaciones sin duda están allí. Pero sólo se aplican al empresario mediano y pequeño, no a los Salinas Pliego o los Azcárraga, capaces de fundir la carrera de un secretario de Estado o poner en aprietos al mismo Felipe Calderón. ¿Alguien tiene duda de que la entrega de permisos a la televisora para abrir casas de juego no fue el resultado de un arreglo político en las más altas esferas? ¿Quién nos asegura que no habrán de operar en Pemex semiprivatizado los mismos mecanismos que llevaron al gobierno panista a aprobar una ley de medios que entregaba el futuro a Televisa? (ley detenida simplemente por la presión de la opinión pública).

No es mala la opción la que permite a los inversionistas particulares generar electricidad y aliviar la carga de la CFE. Pero todavía no pueden encontrar la manera de evitar que Kamel Nacif se haga de los contratos de varios municipios de Veracruz, en condiciones ventajosas, gracias a su influencia con el gobernador, luego de los aportes a su campaña.

El problema no es que haya empresarios muy ricos que participen en la esfera pública y contratistas del gobierno con amplios márgenes de ganancia. El problema es que parte de esos márgenes extraordinarios son de naturaleza indebida, resultado de la capacidad de estos grupos para distorsionar a su favor la corrupción oficial y la fragilidad política del gobierno.

Otros colegas han abordado los errores del gobierno en la promoción de esta reforma energética que nació fallida: la falta de operadores, el nombramiento de Mouriño en Gobernación y su designación como impulsor de esta reforma, la pobreza de la estrategia de comunicación. Yo añadiría un factor adicional: la falta de imaginación para ofrecer modalidades que permitan sanear la incorporación del capital privado.

La estructura actual de Pemex es inviable. Luego de 70 años, la paraestatal es un dinosaurio incapaz de insertarse eficientemente ante las exigencias que impone la globalización y los retos tecnológicos. Pero hay razones fundadas para desconfiar de la intervención de la iniciativa privada en los asuntos públicos.

Felipe Calderón no tiene derecho a colocar al país contra la pared, con el pretexto de elegir entre la privatización o la crisis energética. Si la única salida de Pemex está fincada en la incorporación de capital fresco, entonces el Presidente está en la obligación de garantizar mecanismos que permitan neutralizar los errores del pasado. Pretender que tales errores no existieron nos lleva a sospechar de simplismo e ingenuidad por parte de Calderón o, de plano, en su complicidad para con los futuros beneficiarios de esta apertura.

www.jorgezepeda.net

Economista y sociólogo

El Cardenal, sus 90 millones y las minorías

JORGE GÓMEZ NAREDO
La Jornada
30 de marzo, 2008

Juan Sandoval Iñiguez es el jeque, la pieza fuerte en el ajedrez, quien decide, ordena y tiene el bastón de mando en Jalisco. Es el cardenal septuagenario, el de los discursos de humildad y honestidad, el de los medios de comunicación (estaciones de radio, canales de televisión por cable, periódicos, espacios en radiodifusoras y televisoras abiertas). Es el purpurado que gobierna, que cumple 75 años y recibe como obsequio recursos millonarios del erario público para la construcción de un templo “turístico”; es el personaje que se incomoda y empuja a reporteros que lo cuestionan, que no deja que nadie lo “ofenda” en su casa, que guía a su grey por el camino de las grandes edificaciones. Es quien verdaderamente rige en Jalisco.

Emilio González Márquez es el peón que obedece, que recibe órdenes del cardenal y hace lo que la voz espiritual decide. Se supone que él, González Márquez, investido por la sociedad (son suposiciones) como gobernador constitucional del estado de Jalisco, debe ser el personaje prominente en la administración local que actúe siempre en beneficio de las mayorías, pero la realidad nos indica lo contrario: el Ejecutivo local se somete a los potentados, al empresariado, al poder del clero (en especial al del cardenal de los 75 años) y al de las televisoras.

Muchos periodistas calculan el dinero público que González Márquez ha desviado a las televisoras y al clero; hacen cuentas: 60 más 20 más 90 más otros 90: muchos, demasiados millones. Más de 200. Pero el gobernador ni se inmuta. Y tampoco se inmutan sus allegados y supeditados. Ellos están gobernando para que Dios esté contento, para que Dios se apiade de estas tierras, para que los mártires cristeros (que mataban, guerreaban y cometían tropelías) sean venerados en Jalisco como santos. ¡Esta administración parece salida de la Edad Media!

González Márquez se ve como un gobernante sagaz, inteligente, que sabe prontamente acallar los escándalos. Por eso justifica la donación de 90 millones de pesos a la Arquidiócesis de Guadalajara (vía una asociación civil) con argumentos bastante convincentes (convincentes para él, claro está): “Lo que yo escucho cuando se dice que el turismo religioso es un turismo importante en el mundo, con capacidad de compra y con deseos de visitar lugares nuevos, lo que yo escucho es derrama económica. Y éste es el interés que tiene el gobierno del estado para conocer el proyecto y para apoyar el proyecto de construcción del Santuario de los Mártires mexicanos de una forma decidida”. El gobernador escucha nítidamente lo que sucede en el mundo: el turismo religioso produce riqueza. También presta especial atención a lo que dicen el cardenal y el empresariado, quienes buscan transformar a Jalisco en una especie de parque temático de la época colonial. Incluso oye a las minorías, pero a éstas para repetirles que son minorías y que él manda (mandado, claro está, por los potentados encabezados por el ínclito cardenal de los 75 años).

El cumpleaños de Juan Sandoval Iñiguez: la élite local se arremolina en la morada de quien dirige la grey católica en Jalisco. El ambiente no puede ser mejor: en la mansión (que apareció fotografiada –con cardenal incluido– en una de las revistas donde las élites empresarial y política gustan verse retratadas) hay mariachi, chilaquiles, jugo de naranja, tamales, abrazos, rezos y risotadas. Los funcionarios públicos acuden raudos: alcaldes y diputados, regidores y secretarios de Estado. Todos contentos celebrando los años cumplidos de quien da órdenes, es el jefe de jefes y manda en Jalisco. Parecería una reunión de la mafia siciliana festejando el aniversario del capo di tutti capi; la diferencia es pequeña, mínima: acá, en Tlaquepaque, se dialoga sobre sermones y salmos..., ah, y también se habla en español y no en italiano.

Por ahí algunas minorías han dicho que el donativo del gobierno estatal para la construcción del Santuario de los Mártires constituye un delito. Son las minorías que no quieren que progrese Jalisco, que no le apuestan al turismo religioso y a la generación de empleos: son las minorías apocadas, retrógradas y resentidas. Pero no está de más una justificación, y ésa la da el Arzobispado de Guadalajara cuando arguye que el dinero no lo entregó el gobernador en las manos de Juan Sandoval Iñiguez, sino que todo fue a dar a una asociación civil llamada Pro Construcción del Santuario de los Mártires, la cual dirige el más amigo de los amigos del cardenal (cuando se trata de negocios): el empresario Juan Manuel Hernández. ¡No hay delito!, gritan y vociferan las autoridades terrenales y espirituales.

Pero hay unas minorías tercas, obstinadas y empecinadas: ¡recalcitrantes! Minorías que ven al gobierno estatal maniatado por intereses empresariales y religiosos, minorías que piensan en un turismo diferente al católico, y que también opinan (¡oh, gran sacrilegio!) que una parte de la elite clerical está formada por grupúsculos que se enriquecen al amparo de la fe y de la corrupción. Esas minorías rechazan a González Márquez y censuran a Juan Sandoval Iñiguez porque ambos se burlan de la sociedad, porque un desvío de fondos lo quieren transformar en una donación y un hecho de corrupción lo pretenden disfrazar como un acto de fe. Esas minorías tercas, obstinadas y empecinadas son las que actualmente representan la dignidad del pueblo de Jalisco.

Invisibles

Eduardo Galeano


El héroe

¿Cómo hubiera sido la guerra de Troya contada desde el punto de vista de un soldado anónimo? ¿Un griego de a pie, ignorado por los dioses y deseado no más que por los buitres que sobrevuelan las batallas? ¿Un campesino metido a guerrero, cantado por nadie, por nadie esculpido? ¿Un hombre cualquiera, obligado a matar y sin el menor interés de morir por los ojos de Helena?

¿Habría presentido ese soldado lo que Eurípides confirmó después? ¿Que Helena nunca estuvo en Troya, que sólo su sombra estuvo allí? ¿Que diez años de matanzas ocurrieron por una túnica vacía?

Y si ese soldado sobrevivió, ¿qué recordó?

Quién sabe.

Quizás el olor. El olor del dolor, y simplemente eso.

Tres mil años después de la caída de Troya, los corresponsales de guerra Robert Fisk y Fran Sevilla nos cuentan que las guerras huelen. Ellos han estado en varias, las han sufrido por dentro, y conocen ese olor de podredumbre, caliente, dulce, pegajoso, que se te mete por todos los poros y se te instala en el cuerpo. Es una náusea que jamás te abandonará.

Americanos

Cuenta la historia oficial que Vasco Núñez de Balboa fue el primer hombre que vio, desde una cumbre de Panamá, los dos océanos. Los que allí vivían, ¿eran ciegos?

¿Quiénes pusieron sus primeros nombres al maíz y a la papa y al tomate y al chocolate y a las montañas y a los ríos de América? ¿Hernán Cortés, Francisco Pizarro? Los que allí vivían, ¿eran mudos?

Lo escucharon los peregrinos del Mayflower: Dios decía que América era la Tierra Prometida. Los que allí vivían, ¿eran sordos?

Después, los nietos de aquellos peregrinos del norte se apoderaron del nombre y de todo lo demás. Ahora, americanos son ellos. Los que vivimos en las otras Américas, ¿qué somos?

Fundación de las desapariciones

Miles de muertos sin sepultura deambulan por la pampa argentina. Son los desaparecidos de la última dictadura militar.

La dictadura del general Videla aplicó en escala jamás vista la desaparición como arma de guerra. La aplicó, pero no la inventó. Un siglo antes, el general Roca había utilizado contra los indios esta obra maestra de la crueldad, que obliga a cada muerto a morir varias veces y que condena a sus queridos a volverse locos persiguiendo su sombra fugitiva.

En la Argentina, como en toda América, los indios fueron los primeros desaparecidos. Desaparecieron antes de aparecer. El general Roca llamó conquista del desierto a su invasión de las tierras indígenas. La Patagonia era un espacio vacío, un reino de la nada, habitado por nadie.

Y los indios siguieron desapareciendo después. Los que se sometieron y renunciaron a la tierra y a todo, fueron llamados indios reducidos: reducidos hasta desaparecer. Y los que no se sometieron y fueron vencidos a balazos y sablazos, desaparecieron convertidos en números, muertos sin nombre, en los partes militares. Y sus hijos desaparecieron también: repartidos como botín de guerra, llamados con otros nombres, vaciados de memoria, esclavitos de los asesinos de sus padres.

Padre ausente

Robert Carter fue enterrado en el jardín.

En su testamento, había pedido descansar bajo un árbol de sombra, durmiendo en paz y en oscuridad. Ninguna piedra, ninguna inscripción.

Este patricio de Virginia fue uno de los más ricos, quizás el más, entre todos aquellos prósperos propietarios que se independizaron de Inglaterra.

Aunque algunos padres fundadores de Estados Unidos tenían mala opinión de la esclavitud, ninguno liberó a sus esclavos. Carter fue el único que desencadenó a sus cuatrocientos cincuenta negros para dejarlos vivir y trabajar según su propia voluntad y placer. Los liberó gradualmente, cuidando de que ninguno fuera arrojado al desamparo, setenta años antes de que Abraham Lincoln decretara la abolición.

Esta locura lo condenó a la soledad y al olvido.

Lo dejaron solo sus vecinos, sus amigos y sus parientes, todos convencidos de que los negros libres amenazaban la seguridad personal y nacional.

Después, la amnesia colectiva fue la recompensa de sus actos.

La Justicia ve

La historia oficial de Brasil sigue llamando inconfidencias, deslealtades, a los primeros alzamientos por la independencia nacional.

Antes de que el príncipe portugués se convirtiera en emperador brasileño, hubo varias tentativas patrióticas. Las más importantes fueron las de Minas Gerais y Bahía.

El único protagonista de la Inconfidencia mineira que fue ahorcado y descuartizado, Tiradentes, el sacamuelas, era un militar de baja graduación. Los demás conspiradores, señores de la alta sociedad minera hartos de pagar impuestos coloniales, fueron indultados.

Al fin de la Inconfidencia bahiana, el poder colonial indultó a todos, con cuatro excepciones: Manoel Lira, João do Nascimento, Luis Gonzaga y Lucas Dantas fueron ahorcados y descuartizados. Los cuatro eran negros, hijos o nietos de esclavos.

Hay quienes creen que la Justicia es ciega.

Olympia

Son femeninos los símbolos de la revolución francesa, mujeres de mármol o bronce, poderosas tetas desnudas, gorros frigios, banderas al viento.

Pero la revolución proclamó la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, y cuando la militante revolucionaria Olympia de Gouges propuso la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana, la guillotina le cortó la cabeza.

Al pie del cadalso, Olympia preguntó:

–Si las mujeres estamos capacitadas para subir a la guillotina, ¿por qué no podemos subir a las tribunas públicas?

No podían. No podían hablar, no podían votar.

Las compañeras de lucha de Olympia de Gouges fueron encerradas en el manicomio. Y poco después de su ejecución, fue el turno de Manon Roland. Manon era la esposa del ministro del Interior, pero ni eso la salvó. La condenaron por su antinatural tendencia a la actividad política. Ella había traicionado su naturaleza femenina, hecha para cuidar el hogar y parir hijos valientes, y había cometido la mortal insolencia de meter la nariz en los masculinos asuntos de estado.

Y la guillotina volvió a caer.

Los invisibles

En 1869, el canal de Suez hizo posible la navegación entre dos mares.

Sabemos que Ferdinand de Lesseps fue autor del proyecto, que el pachá Said y sus herederos vendieron el canal a los franceses y a los ingleses a cambio de poco o nada, que Giuseppe Verdi compuso la ópera Aída para que fuera cantada en la inauguración y que noventa años después, al cabo de una larga y dolida pelea, el presidente Gamal Abdel Nasser logró que el canal fuera egipcio.

¿Quién recuerda a los ciento veinte mil presidiarios y campesinos, condenados a trabajos forzados, que construyendo el canal cayeron asesinados por el hambre, la fatiga y el cólera?

En 1914, el canal de Panamá abrió un tajo entre dos océanos.

Sabemos que Ferdinand de Lesseps fue autor del proyecto, que la empresa constructora quebró, en uno de los más sonados escándalos de la historia de Francia, que el presidente de Estados Unidos, Teddy Roosevelt, se apoderó del canal y de Panamá y de todo lo que encontró en el camino, y que sesenta años después, al cabo de una larga y dolida pelea, el presidente Omar Torrijos logró que el canal fuera panameño.

¿Quién recuerda a los obreros antillanos, hindúes y chinos que cayeron construyéndolo? Por cada kilómetro murieron setecientos, asesinados por el hambre, la fatiga, la fiebre amarilla y la malaria.

Las invisibles

Mandaba la tradición que los ombligos de las recién nacidas fueran enterrados bajo la ceniza de la cocina, para que temprano aprendieran cuál es el lugar de la mujer, y que de allí no se sale.

Cuando estalló la revolución mexicana, muchas salieron, pero llevando la cocina a cuestas. Por las buenas o por las malas, por secuestro o por ganas, siguieron a los hombres de batalla en batalla. Llevaban el bebé prendido a la teta y a la espalda las ollas y las cazuelas. Y las municiones: ellas se ocupaban de que no faltaran tortillas en las bocas ni balas en los fusiles. Y cuando el hombre caía, empuñaban el arma.

En los trenes, los hombres y los caballos ocupaban los vagones. Ellas viajaban en los techos, rogando a Dios que no lloviera.

Sin ellas, soldaderas, cucarachas, adelitas, vivanderas, galletas, juanas, pelonas, guachas, esa revolución no hubiera existido.

A ninguna se le pagó pensión.

(Capítulos del libro Espejos/ Una historia casi universal, de Eduardo Galeano, que pronto estará en librerías)

Pemex: asunto de prioridades

José Antonio Rojas Nieto
rojasags@yahoo.com.mx
La Jornada
30 de marzo, 2008


A pesar de su ineludible sobre politización, la discusión actual sobre una reforma energética cuyas características –por cierto– aún no se conocen, tiene aspectos importantes y virtuosos. Obligar a que el gobierno presente –como se asegura que lo hará hoy– un diagnóstico sobre el área energética es uno de ellos. ¿Por qué? Porque permite a la sociedad ver el nivel de seriedad y profundidad de la visión gubernamental. Y juzgar –asunto imprescindible– su integralidad y sustentabilidad.

¿A qué me refiero? A lo que ha sido señalado ya por algunos estudiosos del área energética, de la petrolera en particular: no es posible restringir el análisis de lo energético –en este caso lo petrolero, pero se puede decir lo mismo de lo eléctrico– a los aspectos de la disponibilidad de recursos y de las condiciones de producción.

La lamentable y demagógica propaganda gubernamental reciente no hace sino confirmar la bajeza de miras y la insuficiencia de perspectivas. Me refiero, al menos, a la que sustenta los espots televisivos del llamado “tesoro petrolero”. ¿Puede usted creer que la mayor prioridad petrolera del momento sea la exploración y el desarrollo de campos en aguas profundas? ¿Se lo han demostrado? ¿Es cierto –técnica y científicamente probado– que el petróleo en el futuro tendrá que venir de yacimientos cuya complejidad supera, por mucho, la que se ha presentado hasta ahora, como se asegura en ese Programa Sectorial de Energía?

Se trata de una verdad a medias. Y, en consecuencia, existen opiniones divergentes en torno a este contundente juicio gubernamental. Y, análogamente, propuestas de prioridades también divergentes. ¿Ejemplos? Al menos uno. Según informes de Pemex, el volumen de recursos petroleros descubiertos e identificados es de 44 mil 500 millones de barriles. De éstos, 14 mil 700 (33 por ciento) son reservas probadas que se pueden producir económicamente con los métodos actuales; 15 mil 100 (34 por ciento) son reservas probables que pudieran llegar a extraerse. Y 14 mil 600 son reservas posibles que también pudieran llegar a extraerse.

¿Cuál es la diferencia entre probables y posibles? Cito definiciones técnicas. Que las probables se identifican por su cercanía a áreas ya perforadas o, incluso, no perforadas, pero cuyo volumen y características se pueden estimar por métodos geológicos y geofísicos, a partir del conocimiento de las ya perforadas. En cambio, las posibles sólo son resultado de estimaciones –también con métodos geológico y geofísicos– pero en áreas no cercanas a las ya perforadas, aunque dentro de una misma zona, provincia o región geológica.

Los mismos informes de Pemex estiman que además de esos recursos petroleros descubiertos e identificados hay otros, los recursos prospectivos. ¿Cuáles y cuántos son? Son los que todavía no se descubren y que se estiman con base en información geológica y geofísica y geoquímica disponible de la zona. Además –muy importante– se estima que pueden ser recuperados. Son de tres tipos. Unos primeros los no descubiertos en tierra y en aguas someras estimados en 24 mil 300 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

Otros segundos de 9 mil 200 millones en las llamadas aguas profundas, es decir, en zonas del mar en los que “se toca tierra” entre 500 y mil 500 metros. Finalmente, unos terceros de 20 mil 300 millones de barriles en las llamadas aguas ultra profundas, es decir, en zonas del mar en los que “se toca tierra” más allá de los mil 500 metros de profundidad de agua en el mar. Este sólo juego de definiciones nos conduce a una serie de preguntas muy importantes, sin incluir –por el momento– la de la capacidad de recuperación. Dada la escasez de recursos –huelga decir que por la carga fiscal draconiana sobre Pemex– qué resulta prioritario: ¿realizar acciones para que las reservas posibles se conviertan en probables, y las probables en probadas? o ¿impulsar proyectos que permitan que los recursos prospectivos pasen a ser parte de las reservas?

Créanme que el asunto no es trivial. Incluso, si se respondiera que lo prioritario es lo segundo o –idealmente– que se pudieran hacer las dos cosas a la vez, surgirían nuevas preguntas que obligarían a nuevas definiciones: ¿Qué tipo de recursos prospectivos debieran trabajarse primero? ¿Los de aguas someras y áreas terrestres? ¿Los de aguas profundas? ¿Los de aguas ultra profundas? ¿Los tres? ¿En qué dosis?

De nuevo, créanme que la respuesta no es simple. Menos simple demostrar que la prioridad es aguas profundas y aguas ultra profundas. Y –todavía más difícil– que para ello hay que cambiar el artículo 27 de la Constitución o, al menos, sus leyes reglamentarias porque –se dice– no hay dinero en el país para emprender esa tarea o, habiéndolo, no hay compañías que presten los servicios para hacerlas.

Ha hecho mucho daño la superficialidad con la que el gobierno y muchos legisladores han tratado el asunto. Y más daño la ignorancia o la mala fe que manifiestan con sus verdades a medias. Y, sin embargo, el asunto no es de iniciados. Ni de especialistas. Es de la sociedad en pleno. Y para que ésta tome una buena decisión, debe informársele clara y verazmente. E, incluso, señalarle su enorme responsabilidad como consumidor de energía –en este caso petróleo– en términos de ahorro y uso eficiente. Justamente para lograr la integralidad y la sustentabilidad energéticas. Sin duda.

NB Con mi recuerdo afectuoso a dos petroleros de ley que ya se fueron: Ulises Ricoy y David Cortés Bastida, aguerridos defensores del poder social que da el petróleo a la nación.

Opinión - Jorge Gomez Naredo

El cardenal, sus 90 millones y las minorías

Fernando Guzmán, secretario de Gobierno, felicita al cardenal Sandoval Iñiguez por su cumpleaños 75 Foto: ARTURO CAMPOS CEDILLO

JORGE GÓMEZ NAREDO

Juan Sandoval Iñiguez es el jeque, la pieza fuerte en el ajedrez, quien decide, ordena y tiene el bastón de mando en Jalisco. Es el cardenal septuagenario, el de los discursos de humildad y honestidad, el de los medios de comunicación (estaciones de radio, canales de televisión por cable, periódicos, espacios en radiodifusoras y televisoras abiertas). Es el purpurado que gobierna, que cumple 75 años y recibe como obsequio recursos millonarios del erario público para la construcción de un templo “turístico”; es el personaje que se incomoda y empuja a reporteros que lo cuestionan, que no deja que nadie lo “ofenda” en su casa, que guía a su grey por el camino de las grandes edificaciones. Es quien verdaderamente rige en Jalisco.

Emilio González Márquez es el peón que obedece, que recibe órdenes del cardenal y hace lo que la voz espiritual decide. Se supone que él, González Márquez, investido por la sociedad (son suposiciones) como gobernador constitucional del estado de Jalisco, debe ser el personaje prominente en la administración local que actúe siempre en beneficio de las mayorías, pero la realidad nos indica lo contrario: el Ejecutivo local se somete a los potentados, al empresariado, al poder del clero (en especial al del cardenal de los 75 años) y al de las televisoras.

Muchos periodistas calculan el dinero público que González Márquez ha desviado a las televisoras y al clero; hacen cuentas: 60 más 20 más 90 más otros 90: muchos, demasiados millones. Más de 200. Pero el gobernador ni se inmuta. Y tampoco se inmutan sus allegados y supeditados. Ellos están gobernando para que Dios esté contento, para que Dios se apiade de estas tierras, para que los mártires cristeros (que mataban, guerreaban y cometían tropelías) sean venerados en Jalisco como santos. ¡Esta administración parece salida de la Edad Media!

González Márquez se ve como un gobernante sagaz, inteligente, que sabe prontamente acallar los escándalos. Por eso justifica la donación de 90 millones de pesos a la Arquidiócesis de Guadalajara (vía una asociación civil) con argumentos bastante convincentes (convincentes para él, claro está): “Lo que yo escucho cuando se dice que el turismo religioso es un turismo importante en el mundo, con capacidad de compra y con deseos de visitar lugares nuevos, lo que yo escucho es derrama económica. Y éste es el interés que tiene el gobierno del estado para conocer el proyecto y para apoyar el proyecto de construcción del Santuario de los Mártires mexicanos de una forma decidida”. El gobernador escucha nítidamente lo que sucede en el mundo: el turismo religioso produce riqueza. También presta especial atención a lo que dicen el cardenal y el empresariado, quienes buscan transformar a Jalisco en una especie de parque temático de la época colonial. Incluso oye a las minorías, pero a éstas para repetirles que son minorías y que él manda (mandado, claro está, por los potentados encabezados por el ínclito cardenal de los 75 años).

El cumpleaños de Juan Sandoval Iñiguez: la élite local se arremolina en la morada de quien dirige la grey católica en Jalisco. El ambiente no puede ser mejor: en la mansión (que apareció fotografiada –con cardenal incluido– en una de las revistas donde las élites empresarial y política gustan verse retratadas) hay mariachi, chilaquiles, jugo de naranja, tamales, abrazos, rezos y risotadas. Los funcionarios públicos acuden raudos: alcaldes y diputados, regidores y secretarios de Estado. Todos contentos celebrando los años cumplidos de quien da órdenes, es el jefe de jefes y manda en Jalisco. Parecería una reunión de la mafia siciliana festejando el aniversario del capo di tutti capi; la diferencia es pequeña, mínima: acá, en Tlaquepaque, se dialoga sobre sermones y salmos..., ah, y también se habla en español y no en italiano.

Por ahí algunas minorías han dicho que el donativo del gobierno estatal para la construcción del Santuario de los Mártires constituye un delito. Son las minorías que no quieren que progrese Jalisco, que no le apuestan al turismo religioso y a la generación de empleos: son las minorías apocadas, retrógradas y resentidas. Pero no está de más una justificación, y ésa la da el Arzobispado de Guadalajara cuando arguye que el dinero no lo entregó el gobernador en las manos de Juan Sandoval Iñiguez, sino que todo fue a dar a una asociación civil llamada Pro Construcción del Santuario de los Mártires, la cual dirige el más amigo de los amigos del cardenal (cuando se trata de negocios): el empresario Juan Manuel Hernández. ¡No hay delito!, gritan y vociferan las autoridades terrenales y espirituales.

Pero hay unas minorías tercas, obstinadas y empecinadas: ¡recalcitrantes! Minorías que ven al gobierno estatal maniatado por intereses empresariales y religiosos, minorías que piensan en un turismo diferente al católico, y que también opinan (¡oh, gran sacrilegio!) que una parte de la elite clerical está formada por grupúsculos que se enriquecen al amparo de la fe y de la corrupción. Esas minorías rechazan a González Márquez y censuran a Juan Sandoval Iñiguez porque ambos se burlan de la sociedad, porque un desvío de fondos lo quieren transformar en una donación y un hecho de corrupción lo pretenden disfrazar como un acto de fe. Esas minorías tercas, obstinadas y empecinadas son las que actualmente representan la dignidad del pueblo de Jalisco.

::Democracia Ya, Patria Para Todos. Apoyando al Peje en 2008::

radioamloTV